Una de esas editoriales atentas en las que uno, de vez en cuando, tiene la fortuna de caer. Ya se sabe que, por lo general, los editores y las editoras suelen ser personas hoscas y con un preocupante déficit de atención que siempre están tomando zumo de naranja y por eso no te pueden atender. Las de Tierra, no. Es así.

Jesús Tíscar Jandra

0

Tu carrito