Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Nuria Barnes por su nueva obra, «Con alma de gata»

foto nuria barnes

Hoy, en nuestro espacio dedicado a conocer a los autores Tierra Trivium, conversamos con Nuria Barnes, una de nuestras últimas «adquisiciones», ya que, aparte de autora, desde hace unos meses es colaboradora de nuestra editorial y escribe semanalmente para esta misma revista unos muy interesantes artículos sobre mujeres que podemos encontrar en la sección que bajo el sugerente título de Mujeres más allá del tiempo y la historia publicamos cada sábado.

Nuria nació en Barcelona en 1967, pasó los primeros años de su vida en Madrid y después ha residido en distintas ciudades, hasta recalar en la pequeña población de Bellaguarda, situada en la provincia de Lérida, donde actualmente reside. Es Licenciada en Antropología Social y cultural y, aparte del libro que hoy venimos a presentar, Con alma de gata, cuenta con tres libros publicados: uno de relatos cortos, titulado La vida desde el tejado, y dos poemarios, Pieles visitadas y Mujeres tras el espejo. Todos ellos recibieron muy buena acogida por el público. La revista argentina La poesía alcanza ha publicado algunos de sus poemas, al igual que la revista colombiana Libros y letras.

Su intensa actividad artística no finaliza en la escritura de relatos y poemas, ya que, por ejemplo, ha puesto voz y texto al espectáculo teatral Donde nacen las sirenas y ha colaborado en las exposiciones del fotógrafo Stambolsky y en el Festival de Navidad de Barcelona 2016 introduciendo poemas a las canciones de la cantante Niña Blood.
Mantiene un blog de escritora en nuriabarneswordpreess.com, por si desean obtener más información sobre ella o incluso contactarla.

Grupo Tierra Trivium (GTT): Buenos días, Nuria, y muchas gracias por cedernos una parte de tu tiempo para ayudar a conocerte un poco mejor. Para comenzar, nos gustaría que contaras a nuestros lectores si recuerdas en qué momento comenzó tu amor por la literatura, como lectora y también como escritora.

Nuria Barnes (NB): Mi amor por la lectura, sé que antes de los cinco años, porque me tenían que operar y en las pruebas que me hacían yo no decía ni mu, así me aseguraba un cuento. También recuerdo cuándo íbamos de vacaciones a Barcelona; me crié en Madrid desde casi recién nacida hasta casi los 9 años. El quiosco de la esquina de la calle Marià Aguilo estaba frente a una pastelería, pero para mí sólo existían los cuentos. Y de ahí, hasta que la vida me permita. A escribir empecé más tarde; poemas en la adolescencia, pero me encantaba hacer redacciones en el cole, y hay una anécdota que me guardo para las presentaciones de Con alma de gata.

23 -03 Con-alma-de-gata-en-Alibri-Barcelona (1)

GTT: ¿Conservas tus primeros escritos? Si no los conservas, ¿recuerdas si fueron cuentos, tal vez poemas?

NB: No, porque el número de mudanzas en mi vida da casi a una cada dos años, y con el tiempo, como Machado, tuve que aprender a viajar ligera de equipaje. Eran más poemas que relatos, porque yo soy de las que pienso que poeta se nace, y, realmente, me surgen de todo y en todas partes.

GTT: ¿Podrías confesarnos qué te ha aportado y te sigue aportando la literatura? Tanto como lectora como escritora.

NB: La literatura es mi vida, no puedo concebir el mundo sin libros. Mi madre me regañaba, para que saliera más, y en el colegio en el que estudié de los 9 a los 17 años nadie ha batido mi récord de libros leídos de la biblioteca. Mi mejor regalo es un libro, lo único malo es que el tiempo pasa y me quedarán muchos por leer. En cuanto a escribir, es una necesidad vital, cada día tengo que escribir, me duermo imaginando historias, o me despierto con una idea y la escribo en el móvil.

GTT: ¿Te consideras una escritora metódica, o te gusta más escribir de forma espontánea y sin una planificación concreta?

NB: Yo soy anárquica en casi todo, no planifico, excepto cuando trabajo para otros, que conociendo mi caos me transformó en alguien metódico, ordenado… Cuando empiezo a escribir, me dejó llevar, no se que pasará ni cómo terminará la historia.

GTT: ¿Con qué género te sientes más cómoda escribiendo: poesía, relatos cortos, novela…?

NB: Sin duda la poesía, porque nace de mí, vestida de un armazón que en momentos de mi vida ha llegado a asustar, se esconde una hipersensibilidad que intento no demostrar, es muy difícil que llore, y menos en público, de alegría y emoción sí, incluso de rabia, pero de pena, no. En el relato me siento muy cómoda, y también me surgen de todas partes, y mi reto es la novela, tengo varias ideas, y quiero ponerme en verano, cuando termine la vorágine de presentaciones de Con alma de gata. Eso sí, en mi página de Facebook, «Escritora Nuria Barnes» cada noche hay un poema.

GTT: ¿Tienes localizados ciertos referentes a la hora de escribir: autores, obras, movimientos literarios…?

NB: Uff en poesía son Miguel Hernández, Lorca, Machado, Salinas, Cernuda, Benedetti, Pizarnik, José Hierro, Sabines, Cernuda… y me dejo muchos. Mi escritor es Julio Cortázar, seguido de García Márquez, Unamuno, Valle Inclán, y, de mujeres, Jane Austin, Virginia Wolf, Almudena Grandes, Susana Tamaro, Julia Navarro. En catalán, Miquel Martí i Pol, Joan Maragall, Manuel de Pedrolo, Pilar Rahola, Mercé Rodoreda, Narcis Oller… es muy difícil, son tantos. En cuanto a movimientos, todo me interesa, no me dejó llevar por generalidades.

cartel 16 marzo.jpg

GTT: Centrándonos ya en tu nueva obra, Con alma de gata, ¿cuánto de ti crees que hay en ella, y cuánto de esta obra crees que ha revertido sobre ti?

NB: Si te digo la verdad, en todo lo que escribo va escondido un trocito de mi alma, pero quizá había más de mí, porque era el primero y más inocente en La vida desde el tejado. Desde luego, el alma de gata la tengo, soy independiente, luchadora y dura, y creo que se nota en los personajes femeninos, siempre dejo entrever lo que me gusta y me disgusta de los seres humanos y la sociedad. El hecho de reflejarse en otros ya da pie a ver tus defectos y tus virtudes, los relatos nacen de la observación, de escuchar, a veces conversaciones ajenas que te llaman la atención, si voy con el perro, es más fácil, porque él oculta a la gata. En esta obra, he aprendido a mirar de otra manera, no soy tan rígida, sobre todo en los relatos más recientes.

GTT: ¿Podrías afirmar que no eres la misma persona ni la misma escritora después de finalizar cada libro? ¿Hasta qué punto crees que te pueden haber influido

NB: La misma persona sí, pero enriquecida de lo que te aportan los otros seres humanos que transitan por tu vida; evidentemente, me quedo con lo bueno. La misma escritora no, he aprendido y voy aprendiendo con cada escrito, soy más meticulosa, intento no asfixiar al lector, porque yo escribo como soy, y, cuando estoy bien, hablo deprisa, ametrallo dicen, gesticulo, le pongo pasión a todo, por eso he tenido que aprender a respirar, y sólo pretendo crecer como ser humano, y como escritora aprender es mi gran vicio.

GTT: Háblanos un poco más de Con alma de gata. ¿Existe algún nexo de unión entre los relatos? ¿El título habla más de la escritora que de los cuentos, o también podemos encontrar en ellos ese espíritu felino al que aludes?

NB: El alma de gata es mía, siempre he sido muy felina, no me gusta que me abracen ni que me dé dos besos todo el mundo, soy muy cariñosa, pero con los años he aprendido a seleccionar y a la par, como decía un amigo italiano soy cativa, me llamaba así, porque como alguien toque a alguien que amo, en el sentido extenso de amar, sale la pantera que vive en mí y no duda en sacar la uñas bien afiladas. Y eso lo transmito a los personajes femeninos en algunas ocasiones. Pero, como te decía, en cada cuento hay algo de mí, y, sin embargo, excepto la gran dureza, fuerza, capacidad de lucha que le doy a mis mujeres, no tienen nada que ver.

GTT: Ya por último, ¿qué crees que podrán encontrar nuestros lectores en Con alma de gata que no puedan hallar en ningún otro libro de relatos?

NB: Para empezar, una prosa poética, más en unos relatos que en otros, historias que no tienen nada que ver, algunos finales que te dejan como diciendo, ¿Y? De hechoh de más de uno me han dicho que puede surgir una novela. Los lectores encontrarán todos los sentimientos humanos: amor compasión, miedo, deseo, envidia… personajes reales, con los que se pueden identificar en parte, hay mezcla de sueños, ternura y, a la vez, de cruda realidad.

Muchas gracias, Nuria, por haber compartido estos minutos con nosotros y habernos permitido entrever tu alma de gata. Te deseamos muchos éxitos con las presentaciones de Con alma de gata, la primera de las cuales tendrá lugar este próximo sábado 16 de marzo a las 19h en la preciosa librería La Forja de las Letras, ubicada en el corazón del literario barrio de las Letras, en Madrid, y la segunda en la no menos encantadora librería Alibri, situada en la calle Balmes 26 de Barcelona, y a las cuales invitamos a todos nuestros lectores y amigos.

Publicado el Deja un comentario

Víctor Català en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

VÍCTOR CATALÀ O CATERINA ALBERT I PARADÍS

Aquesta setmana, m’endinsaré en un fet, que donarà peu a molts articles posteriors, i és el paper de la dona a la literatura, però que es por aplicar a totes les arts en general.

Desde que el patriarcat, s’instaure com a ‘modus vivendi’ a la societat, la dona queda relegada a la llar, per fer el paper de mare, esposa i dedicar-se a tenir cura de que tot el que té a veure amb que la casa funcioni. Queda doncs apartada, no sols del món del poder i la política, sinó de qualsevol altre aspecte que vagi més enllà dels murs on ha estat engarjolada.

Però al llarg de la história, moltes d’elles s’han oposat de ferm a aquest paper, desde les primeres sufragistes, a pintores i escriptores, que són les que avuí ens atanyen.

A nivell internacional, són moltes i conegudes, desde Jane Austen, a les germanes Bronte, de fet, Charlotte Bronte, li va enviar amb vint anys una selecció dels seus poemes al poeta britànic Robert Southey, i la resposta d’aquest, va ser: “La literatura, no pot ser assumpte d’una dona”, ja en podem donar gràcies, a que la autora de Jane Eyre no li fes cas, i com les seves germanes públiques amb nom d’home, en el seu cas Currer Bell.

Però encara avuí, diversos estudis demostren, que es més difícil per la dona, no només publicar, sino apareixer en revistas especialitzades i guanyar concursos, sobretot els sis més prestigiosos a nivell mundial.

Però anem al grà, quí era Caterina Albert i Paradís, doncs és una d’aquestes dones que va tenir que optar per un nom d’home per publicar, i que ho va tenir més magre, perquè escrivia en una llengua minoritària , el catalå, ella és l’autora de “Solitud” signada com a Víctor Català.

I ara és quan una gran majoria dels lectors, no saben de qui parlo, i és així per reunir les condicions que abans esmentava, ella encara ha quedat més al marge, fins i tot ara, quan les dones que van publicar com homes, en molts casos són reconegudes autores con Jane Austin, les germanes Bronte, o un cas curiós, el de Amantine Lúcile Aurore Dudevan, que segur si dic George Sand, el nom masculí que usava tothom la coneix més.

És per aquest fet, que he volgut parlar d’aquesta empordanesa, de l’Escala, amb una llarga vida, 1869 a 1966. La seva gran obre i més coneguda és la que ja us he esmentat “Solitud”

Pertanyia a una família de propietaris rurals, i el seu pare, esperonà les seves aficions artístiques. És subscriu al diari i a la revista La Renaixença, d’altres satíriques i guanya els jocs florals, tradició catalana arrelada al dia de Sant Jordi, amb un monòleg teatral La infanticida a Olot l’any 1898, i ràpidament esclata l’escandol en saber que era escrit per “una senyoreta de l’Escala”, el que va fer que ella optés per un pseudònim masculí, i que l’obra no és representés fins 1967.

A partir d’aquell moment, ella decideix viure dos mons, el de Caterina, senyoreta benestant del món rural, aferrada a la seva solteria, i el de Victor Català, un escriptor que centre la seva temàtica de la dona i el món rural, traspassant a una visio amarga de l’individu i la societat, molt lluny de les visions bucolíques de la terra de Maupassant i Ibsen.

Per ella és tracte del determinisme naturalista, juntament amb una concepció simbòlica que ens porta a un fatalisme cosmic, que engloba i domina el sentit de la vida humana.

Malgrat ser autora de poesia, en alguns casos molt propera al monóleg teatral, i de fet s’han representa moltes d’elles, la seva obra més coneguda és la narrativa, amb obres com Drames rurals, Caires vius i Solitud. I és amb la publicació de la primera el 1902, que li arriba el gran reconeixement, sobretot per una temàtica rural dels drames, marcats tots per la violència, la mort o l’embogiment.

Finalment, vull destacar, que la seva obra més important, Solitud, va començar a publicar-se els anys 1904 i 1905, com un fulletó a la revista Joventut. Finalment l’any 1909, es publica la tercera edició definitiva amb la que obté el premi Fastenrath en la seva primera edició, aquesta obra ha estat traduïda a set llengües, hi ha una versió teatral, al 1954 i dues cinematogràfiques.

És un clàssic de la narrativa catalana, on l’autora no surt d’aquest entorn rural, sinó que sembla com ella mateixa puja i baixa una muntanya, és la recerca de la individualitat de la dona i com pot portar una vida separada i lliure per ella mateixa. Estem parlant doncs, d’una de les primeres autores amb temàtica feminista.

Desprès d’una época amagada pels noucentistes, la seva obra resorgeix i pot veure les seves obres completes publicades, en una segona edició amb pròleg de Maria Aurélia Capmany. Recentment, donada la temàtica de les seves obres, els estudis de gènere, han aportat més llum a l’obra de Caterina Albert i Paradís.


Per Nuria Barnes

Publicado el 1 comentario

Clara Campoamor en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

CLARA CAMPOAMOR

 

Com començar a parlar d’una dona, que va lluitar tant perquè les dones d’aquest país tinguéssim veu?

Hi hauria tant a dir, que se`m fa difícil resumir-ho en un article amb uns cents de paraules, per això, començaré amb unes d’ella.Lla font és el diari “La verdad” de Albacete.

“Defendí en las Cortes Constituyentes los derechos femeninos. Deber indeclinable de mujer que no puede traicionar a su sexo, si, como yo, se juzga capaz de actuación, a virtud de un sentimiento sencillo y una idea clara que rechazan por igual: la hipótesis de constituir un ente excepcional, fenomenal; merecedor por excepción entre las otras, de inmiscuirse en funciones privativas del varón (…).”

I així va ser. Dona d’idees molt clares, el 1929 forma part del comitè organitzador de la Organización Liberal Socialista, passant més tard a pertànyer al grup polític Acción Republicana que posteriorment s’uniria al Partido Radical.

Junt amb Margarita Nelken i Victòria Kent, van ser les primeres dones en obtindre un escó en el primer Parlament republicà l’any 1931. Però un cop al parlament, erigida com principal defensora del vot femení (qüestió per ella principal i que la va enfrontar a Victòria Kent, que com molts d’altres del seu propi partit deien que la dona influenciada per l’església donaria vots a les dretes) no es va deixar vèncer en cap moment i per fi, i per un mínim marge de vots, es van imposar els partidaris del vot femení pel que la Constitució, aprovada per les Corts republicanes reconeixia la plena igualtat jurídica i política dels homes i les dones. I gràcies a Clara Campoamor el vot femení va tirar endavant. Així , el 1933 va ser l’any en què per primera vegada les dones van poder votar a Espanya i curiosament, tant la nostre protagonista com Victòria Kent van perdre el seu escó.

Clara Campoamor va néixer el 1888 al madrileny barri actualment conegut com Malasaña. Filla de família treballadora comença a treballar aviat, als 13 anys, ajudant a la seva mare com a modista i més tard desenvolupant altres feines. Això no va impedir que el 1924, amb 36 anys, obtingués la carrera de dret, el que demostra la tenacitat, i força d’una dona que massa sovint es va trobar sola lluitant pels drets de la dona i que fa que a causa del poc recolzament que rep del seu partit en aquest camp, abandoni el 1935 el Partit Radical. I és just en aquesta època quan és nomenada Presidenta de l’Organització Pro Infància Obrera, per atendre els nens i les nenes asturians.

Com que no troba cap partit que recolzi clarament els drets de les dones, intenta sense èxit formar un partit polític independent i després se li nega accedir al partit Izquierda Republicana.

Amb el cop d’Estat de 1936 i la derrota de la República, marxa a l’exili a França, Buenos Aires i finalment estableix la seva llar a Lausana fins la seva mort l’any 1972, ja que mai se li va permetre el seu retorn a Espanya.

Cal insistir que era tan fidel a les seves idees, entre elles que la República era l’única forma raonable de govern, que durant la monarquia va rebutjar ‘La Gran Cruz de Alfonso XII’, que altres republicans van acceptar. I no només això, durant la dictadura es va negar a acceptar un càrrec que la va fer perdre cent llocs en l’escalafó de funcionaris així com altres mèrits que se li volien donar.

Reconeguda avui en dia com una de les ‘mares’ del feminisme espanyol, ja que fins i tot va impulsar la llei de divorci, la seva figura torna a ser més vigent que mai just en un moment en què sorgeixen veus que volen tornar a tancar a les dones a les cuines.

Com a dones, no debem oblidar mai que va haver moltes altres que van lluitar i fins i tot donar la vida pels drets que ara gaudim, i que no només per nosaltres, sinó en homenatge en elles, no podem permetre ni un pas enrere.


Per Nuria Barnés

Publicado el Deja un comentario

Corín Tellado en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

CORÍN TELLADO

Corin_Tellado_cropped.jpg: doilacara.net derivative work: Chabacano (talk) - Corin_Tellado_cropped.jpg

Planeta de libros 6 de febrero de 2019: «VUELVE CORIN TELLADO: Descubre a la gran representante de la novela de amor en español, que nos sumerge en unas apasionantes historias románticas».

Y muchos os preguntaréis, ¿a estas alturas Corín Tellado? La respuesta es sencilla, ¿qué diferencia a esta autora de la ola de libros de novela romántica que se consumen a millares en todo el mundo?, la censura. Está autora tenía que contar historias de amor, sin poder mostrar ni siquiera un beso. Escribió 5000 libros, aproximadamente, y en 1962 la UNESCO la certificó como la autora en lengua española más leída del mundo

Esta asturiana, tiene ya de por sí una vida contradictoria, entre lo que cree y lo que hace, pero su gran mérito desde mi punto de vista, es que ella, con sus novelas, incitó a miles de mujeres a la lectura, y en la España de aquellos años, es un gran mérito.

Corín Tellado, su nombre es Socorro, pero la familia la llama por ese diminutivo, nace en 1927, en principio no es una estudiante muy aplicada, pero sus complejos, la hacen una gran lectora de los clásicos. Terminada la guerra civil, el padre de la autora, es destinado a Cádiz y en plena adolescencia, estudia en un colegio de monjas, lo que influye positivamente en su disciplina y su memoria.

El padre de Corín, enferma gravemente, y es ahí, mientras le cuida cuando escribe su primera historia, corría el año 1945, y en esos días nace Atrevida apuesta dónde pese a la censura, la escritora consigue colar tres besos, la novela es publicada por Bruguera en 1946. Cobra 3000 pesetas en dos plazos, está primera novela, se ha vuelto a reeditar 40 veces.

Finalmente en 1948 firma por Bruguera como escritora de plantilla, la familia ya ha regresado a Asturias y su sueldo de 1500 pesetas, un buen sueldo para la época, que es la base de la economía familiar. Pocos meses después, sus libros se vendían sin parar en todos los quioscos, las mujeres de la época, o bien recluidas en el rol de ama de casa o en trabajos precarios o anodinos, necesitaban soñar, y Corín Teclado, con un sueldo de 18000 pesetas a inicios de los 50, era la reina de sus sueños.

Pero la vida real, a veces nada tiene que ver con las novelas, y en el caso de esta mujer fue así, se enamoró profundamente de un hombre que se casó con otra, y la mujer que sumía a las españolas en sueños de amor, se casó con el primero que se lo pidió. A pesar de que tuvieron dos hijos, aquel matrimonio no era de novela, y ella, en aquella España, 1962, y estando muy cercana al Opus Dei, su hijo estudió en uno de sus colegios, se deshizo de su marido, no podía divorciarse, ni lo habría hecho por sus creencias, nunca más tuvo pareja, y aquí está la paradoja, siguió escribiendo hasta el final historias de amor.

Podríamos contar sus desavenencias idas y venidas con Bruguera, pero en este caso lo que nos atrae, es como está mujer es pura contradicción, entre ella y lo que escribe, al igual que en su vida, era una mujer independiente, con una gran disciplina, se levantaba a las cinco de la mañana y para la hora del desayuno, tenía cincuenta páginas escritas, y una cajetilla de tabaco seguramente consumida, pues hay quien llega a decir que fumaba cinco al día; y no me extraña escribir novela romántica, con un censor de un montón de palabras, sin sexo y casi sin besos, y enganchar a su público de una manera tan fiel, tiene un gran mérito.

Pero, aún hay más contradicciones en su vida, con la llegada de la democracia, la escritora a la que se le supone profundas creencias religiosas, escribe novela erótica bajo el nombre de Ada Miller, debido a su gusto por Henry Miller.

Sin embargo, la autora ha sido denostada por los críticos durante muchos años, siendo el cubano Guillermo Cabrera Infante, el que se atribuye el mérito de tenerla en cuenta.

Y ahora llega el momento de la reflexión, el porqué de esta autora en esta serie de artículos, para mí es muy sencillo, ella fue la que hizo que la mujer española en masa se lanzará a leer, de esas lecturas en algunos casos saldrían otras, lo importante es crear esa relación mujer-libro, en un momento de la historia de España, en que la mujer era un cero a la izquierda, ni siquiera podía tener una cuenta bancaria a su nombre.

Además, si a la ola de novela erótico festiva, que ahora se vende como churros, le quitamos toda la parte con más o menos carga erótica desde el BDSM o sado, el compartir pareja, y todas las escenas de sexo, ¿que nos queda?, una novela de Corín Tellado, con mujeres más o menos bellas, afortunadas, ricas etc , viviendo historias de amor más o menos interesantes y bien escritas, con hombres de una apariencia perfecta y siempre con una cartilla con ceros que se eternizan.

La historia se repite, y en estos tiempos convulsos a nivel mundial, a todos nos apetece soñar, de aquí el éxito de todas las herederas de esta escritora, y es que al fin y al cabo ya lo decía Calderón de la Barca, que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.


Por Nuria Barnés

Publicado el 1 comentario

Hypatia de Alejandría en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Drawn by Jules Maurice Gaspard (1862–1919) - Elbert Hubbard, "Hypatia", in Little Journeys to the Homes of Great Teachers, v.23 #4, East Aurora, New York : The Roycrofters, 1908 (375 p. 2 v. ports. 21 cm)

Mujeres más allá del tiempo y la historia

HYPATIA DE ALEJANDRÍA

Drawn by Jules Maurice Gaspard (1862–1919) - Elbert Hubbard, "Hypatia", in Little Journeys to the Homes of Great Teachers, v.23 #4, East Aurora, New York : The Roycrofters, 1908 (375 p. 2 v. ports. 21 cm)

Hoy vamos a hablar de una mujer que llegó al gran público de la mano del director español Alejandro Amenábar y su película Ágora. Pero de nuevo, lo vamos a hacer con ojos de mujer y vamos a partir con lo que dijo de ella Sócrates Escolástico:

«Había una mujer en Alejandría, que se llamaba Hypatia, hija del filósofo Teón, que logró tales alcances en literatura y ciencia, que sobrepasó en mucho a todos los filósofos de su propio tiempo»

Y de nuevo surge la pregunta, si hubiera sido hombre, las turbas encendidas por Cirilo, acusándolos de bruja, como no, que había embrujada a Orestes, prefecto de Alejandría, la hubieran asesinado de la cruel manera que lo hicieron, despojándola de su ropa como primer paso, para asesinarla y posteriormente quemarla.

Si hacemos un repaso de la historia, probablemente no, pues son muchas las mujeres que al despuntar en cualquier ámbito, terminaban muertas bajo una acusación u otra.

Pero como en todos los casos, su muerte física, no implicó su muerte para la posteridad, todo lo contrario, y de ella se ha escrito y hablado mucho, aunque hay muchos claroscuros en su vida como científica y muchísimos más en su vida personal, de nuevo, como la semana pasada, realidad y ficción se mezclan, para darle forma al personaje.

En el caso de Hypatia, no se está seguro ni de su fecha de nacimiento, que en principio se databa en el 370dc, pero si se compara con la de uno de sus discípulos más cercanos hay que atrasar la hacia el 355dc aproximadamente.

Hypatia, bebé de las fuentes de su propio padre Teón, matemático y astrónomo de la Biblioteca de Alejandría, y colabora con él en sus trabajos, e incluso en algunos de ellos, hay dudas sobre quien es el autor de ciertas afirmaciones y teorías.

¿Cómo colaboró Hypatia? Pondremos algunos ejemplos; en el campo de las matemáticas, ayudo a su padre a revisar la obra de Euclides, y escribió El comentario de la aritmética de Diofanto, que dio un impulso definitivo al álgebra, con la creación de unos signos matemáticos que simplificaban y utilizaban las operaciones y cálculos

En el campo de la astronomía, no está claro si sólo colaboró con su padre, que estudió la obra de Ptolomeo en trece libros, o si hay aportaciones propias, llegándose a comparar la letra, que tampoco ha podido llegar a esclarecerlo, aunque hay fuentes de diversos cronistas que dicen que sus estudios y aportaciones superan a las de su padre.

Pero quizá, lo más destacable, y lo que la llevó a la muerte, y que conocemos a partir de las cartas de Sinesio, Es que perteneció a la escuela neoplatónica, cuyas ideas parten de los pitagóricos.

Para resumir, diremos que para esta escuela, los números eran el centro de todo, lo que ponía orden al cosmos en general, los fenómenos eran una forma en que se reflejaban los números. Las matemáticas encantaban la perfección y eran su guía moral. El pensamiento y no la observación eran la forma de ampliar el conocimiento.

En la comunidad pitagóricos las relaciones se establecían a través de la amistad, no estaba jerarquizada y todo el mundo tenía cabida, ya que todas las personas tienen la misma alma.

Los pitagóricos, fueron los primeros en colocar la tierra alrededor del sol, un gran paso para la época, que se perdería en el oscurantismo medieval y se recuperaría con Copérnico.

Hypatia siguió todas las teorías neoplatónicas y sus alumnos eran de todo tipo sin importar clase, proveniencia o religión.

Pero en el año 412, con la elección de Cirilo como obispo de Alejandría, empezó el principio de su fin. El enfrentamiento entre el mundo abierto al estudio y teorías y religiones de Orestes, chocaba de frente con el fanatismo de Cirilo que atacaba a todo aquel que no fuera Cristiano, y aunque hubieron protestas por su nombramiento, este poco a poco urdió su trama para acabar con el mundo de la razón, el saber y la libertad religiosa e imponer su criterio, e Hypatia, que según él influía sobre todos los cargos civiles, fue el centro de todas sus acusaciones, y empezó la campaña de bruja peligrosa, que practicaba la magia negra y había embrujado a Orestes.

El final ya lo conocemos, de nuevo la mujer muerde la manzana y es la culpable, y tras la muerte de Hypatia, que sencillamente se encontró en medio de la lucha de dos poderes, el de Orestes y el de Cirilo, no entre paganos y cristianos, y así cayó víctima de dos mundos, que a día de hoy todavía perviven y digamos que conviven, el de la razón y el de la fe, lo que nadie puede poner en duda, es que con el triunfo de los fanáticos de la fe, empezó un periodo muy oscuro de la humanidad, sobre todo y como siempre, para las mujeres, que pasaron de poder ser sujeto a objeto, la Edad Media.


Por Nuria Barnés

Publicado el Deja un comentario

Lucrezia Borgia en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

LUCREZIA BORGIA

Bartolomeo Veneto, active 1502 - 1546<br /> Portrait of a Young Lady<br /> about 1500-10<br /> Oil on wood, 55.5 x 44.2 cm<br /> Salting Bequest, 1910<br /> NG2507<br /> http://www.nationalgallery.org.uk/paintings/NG2507

Probablemente, muchos os preguntéis, ¿otra vez Lucrecia de Borja?, que es como debería escribirse correctamente es castellano su nombre, y la respuesta es muy sencilla, sí, y por un motivo claro y a la vez necesario, la mayoría de mujeres que han pasado a la historia lo han hecho por malas, asesinas, brujas, incluso a Isabel la Católica, se le buscó el tema de la falta de aseo, cuando en aquella época era lo más habitual. Quizá sea, porque la historia, durante muchos años ha sido escrita por hombres, y bien se nos ha obviado o bien siempre hemos destacado por algo malo.

Esta vez, van a ser ojos de mujer, los que analicen uno de los personajes, junto a su familia, más controvertidos de la historia, y seguro que la percepción es totalmente distinta.

En pleno siglo XXI, nos escandaliza, y con razón, que niñas sean obligadas a casarse con hombres mayores, llegando algunas incluso a la muerte, pues bien, Lucrecia de Borja, (1480-1519), una mujer de la que se ha escrito mucho, pero de la que ni siquiera se tienen imágenes completamente fiables, y su historia se mezcla entre datos históricos y ficción; como la mayoría de mujeres de la época, fue casada unos dicen con trece años otros con catorce, con un hombre que no había elegido y por supuesto mayor que ella, ya anteriormente casado, Giovanni Sforza, vicario de la iglesia y señor de Pesaro; pero ¿quién pactó aquel matrimonio?.

Como muchos sabréis, era hija de Rodrigo de Borja, hombre de una gran fortuna, que se convirtió, en quizá el Papa más controvertido de la historia, Alejandro VI, que tuvo sus cuatro hijos, ya siendo pontífice, con su amante Vanozza Cattanei. Con estos antecedentes familiares, comprenderéis que careció desde su nacimiento de un entorno familiar normal, residiendo con su madre y teniendo un padre, que, de cara a la sociedad, no podía ser tal, y tuvo tres hermanos, Cesar, Juan y Joffre, y otros medio hermanos, hijos que tuvo su padre con estas mujeres, siendo Cesar, el más sanguinario de ellos, la sombra de su historia.

Pero regresando a ella, su primer matrimonio, solo significaba para su padre, que era más un Jefe de Estado, que un Papa, siempre en guerra para obtener más poder, riqueza y dominios, una buena alianza con una importante familia del norte, de Milán, los Sforza. Sin embargo, transcurridos unos cuatro años, su padre decide de nuevo, que esa alianza no es tan importante, y aduciendo que Giovani Sforza es impotente y el matrimonio no se ha consumado, consigue separar a su hija de su primer marido, y casarla con Alfonso de Aragón, dicen que como ella un hombre guapo y que fue al único marido que amó, y del que tuvo un hijo Rodrigo, muerto a los trece años, antes que su madre.

Sin embargo, durante toda la vida de Lucrecia, hay un tercer personaje que sobrevuela todos los acontecimientos de su vida, y es más influye en ellos, su hermano Cesar, y aquí de nuevo entran realidad y ficción, unos dicen que él siempre estuvo enamorado de su hermana, otros añaden incluso que era correspondido; lo que está claro, es que Cesar, mano derecha de su padre y siempre encargado de los asuntos sucios, entre motivos políticos y celos, intenta matar una primera vez a Alfonso, y no lo consigue, siendo herido por sus hombres. Lucrecia, enamorada como está de su marido, no se separa de él, pero Cesar debía cumplir su misión, un matrimonio más provechoso para la familia se está negociando y Alfonso debe morir, de manera que engaña a su hermana para que abandone los aposentos de su marido, y un hombre de su confianza se encarga de asesinarle, corría el año 1500 y Lucrecia con 20 años perdía no solo a su marido, sino a su amor.

Con la pena por la muerte del hombre que ama y un hijo pequeño, Lucrecia, tiene en puertas el que será su tercer y último matrimonio, pero antes que eso suceda, y quizá para consolarla por su pérdida o distraerla, pasado un año de la muerte de su marido es nombrada, bajo un gran escándalo de la curia, dónde el Papa, tiene desde el inicio muchos y también poderosos enemigos, administradora de la Iglesia y de la Santa Sede, aunque este es un dato polémico en el que no todos los historiadores están de acuerdo.

Sin embargo, pese a lo aquí explicado, la fama o la imagen de Lucrecia, con solo veintiún años, es ya muy negativa, probablemente por estar bajo la sombra de dos hombres a los que ella amaba profundamente, pero que no tenían ningún escrúpulo para aumentar su patrimonio y sus dominios, su padre, y su hermano Cesar.

Y es como casi siempre, con dinero, como consiguen el tercer matrimonio de Lucrecia, con Alfonso d’Este, hijo de los duques de Ferrara. Lucrecia, parte para Ferrara en 1505, con 25 años y pronto se convierte en duquesa de Ferrara tras la muerte del padre de su marido. No se conoce durante este matrimonio, más historia que un amor platónico con un poeta, ya que se entrega a las artes y a ser madre de sus hijos, menos Rodrigo, a quien su marido no le deja tener con ella en el seno de su familia y queda con la familia paterna, con quien muere, y dicen que sume a Lucrecia en una pena que incluso ingresa en un convento, de nuevo, dato que no está claro.

El 14 de junio de 1519, dio a luz a su octavo hijo, que murió en el parto, y diez días más tarde moría ella de fiebres, siendo enterrada en Ferrara dónde tenía el amor de sus súbditos.

Y llegados a este punto, me pregunto, ¿dónde está la envenenadora?, de ella incluso se ha dicho, que participó en orgías con su padre y su hermano Cesar, y que este, mediante una triquiñuela, en un juego a oscuras, hizo que su padre la confundiera con otra mujer y tuviera relaciones sexuales con ella, y que al darse cuente ninguno de los dos se arrepintió.

La verdad, es que la historia de esta familia, como seguramente, la de muchas sagas familiares de la época y de otras épocas, da para mucho, pero desde mi humilde punto de vista, el hecho de que su padre fuera Alejandro VI, y su hermano Cesar, no ha beneficiado nunca la historia de esta mujer, que murió con 49 años, y a la que le arrebataron a su gran amor y a su primer hijo.

Y es que, con permiso, la mujer, en la historia, ha sido una pieza de ajedrez, puesta para ganar pequeñas y grandes partidas, y sobre ella se ha puesto el ojo peyorativo de la sociedad patriarcal, e incluso en nuestros días, en nuestro país, siempre son las ministras las que reciben las peores críticas, incluso en su forma de vestir, algo que poco debería importar, ya que lo realmente importante es el desempeño de su cargo, sea lo mejor posible para los ciudadanos.


Por Nuria Barnés

Publicado el Deja un comentario

María Moliner en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

MARÍA MOLINER

Ilustración de Sara Muñoz para el Dietario Feminista de Tierra Trivium 2018
María Moliner (1900-1981) Ilustración de Sara Muñoz (Cuddlymouse)

Esta mujer, aragonesa, sencilla en apariencia, madre, resultó ser una gota de agua en la roca de la poderosa RAE, y la venció.

Tuvo la suerte, en aquellos años veinte españoles, dónde la mujer tenía un claro cometido, casarse, formar una familia y ocupare de ella, de cursar estudios superiores de Historia, una de las razones que usó la RAE para echarle en cara, que no era especialista en léxico.

Durante la segunda República, se traslada a Valencia, ya casada y con hijos, y aquí me gustaría hacer un apunte, y es que a uno de sus hijos le preguntaron cuántos hermanos tenía y dijo: «dos varones, una hembra y el diccionario». Y con esta aseveración de su hijo llegamos al centro de la cuestión.

Republicana, llegó a ostentar cargos importantes como directora de la Biblioteca Universitaria de Valencia, pero a la par, se dedicó, a que el saber, llegara al mundo rural, dónde los índices de analfabetismo eren muy elevados, por lo que colabora desde su puesto con la creación de las bibliotecas populares, y en colaboración con la Escuela Cossio, inspirada en la Institución Libre de Enseñanza, y especialmente a la organización de Bibliotecas Rurales.

Tras el triunfo del golpe de estado en 1939, como muchos otros republicanos sufrió la purga, y la humillación, y fue apartada de sus cargos, y encargada de la biblioteca de la Escuela de Ingenieros de Madrid, pero quienes la castigaron, no sabían que a la vez, hacían un gran regalo a la lengua española, y convertían su figura en inmortal, ya que según ella, en un trabajo tan rutinario, es cuando la acecha «la melancolía de las energías no aprovechadas», y empieza a fantasear con la idea de elaborar un diccionario mejor y más pegado al uso que el de la RAE.

Y ahí nos viene la imagen de esta mujer, de mediana edad, que además de zurcir calcetines, en medio de un salón en su casa, a la luz de las velas, comienza a escribir en una cuartilla, un diccionario entero con la sola ayuda de un lápiz, una máquina de escribir portátil y dos atriles. Es quizá la imagen que tenemos por las semblanzas que García Márquez gran admirador suyo y de su obra hizo de ella, y no solo eso, llegó a decir que su diccionario era «el más completo, el más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana […] Viene a ser, en consecuencia, más de dos veces más largo que el de la RAE, y a mi juicio, más de dos veces mejor».

Y esa es la espinita de la Real Academia de la Lengua, ya que, a la autora, le desagradaba, como a muchos otros, singularmente las tautologías del diccionario (el empleo de referencias cruzadas ninguna de las cuales termina de definir nada), y sus muletillas (dícese de…)

Así que puso manos a la obra y lo que pensaba ser una obra de seis meses, resultó siendo 15 años de vivir sepultada bajo miles de pequeñas fichas, nutriéndose de periódicos donde según ella; «viene el idioma vivo, el que se está usando, las palabras que tienen que inventarse al momento por necesidad».

Su trabajo, se convirtió en el diccionario más usado, ya que no solo describía e término, sino que buscaba especialmente guiar en el uso del español, tanto a los que lo tienen como idioma propio como a los que lo aprenden.

Pero ese gran trabajo, le costó, un enfrentamiento a perpetuidad con la todopoderosa RAE, y aun hoy su figura, no está lo suficientemente estudiada o conocida por los jóvenes, ya que siempre se pone como ejemplo el DRAE, con el que últimamente, se han lucido, incluyendo palabras mal pronunciadas, al uso del español, como «toballa» o «almóndiga», que a más de uno nos ha dejado anonadados, porque es el individuo quien debe aprender el correcto uso de su lengua, que se puede enriquecer con vocablos nuevos, pero no degradar la lengua a palabras que grupos de individuos no pronuncian correctamente por no realzar un mínimo esfuerzo.

En fin, que cuando hubo un sillón vacante en la RAE, corría 1972, que correspondía a esta gran mujer, no se le dio, por ser mujer y porque sus estudios eran en historia, y además había muchos partidarios de que no entrara. Más tarde, se le ofreció un premio que se negó a recoger y finalmente, cuando le ofrecieron el sillón, su respuesta fue un no rotundo, su marido, enfermo, y su propia enfermedad, y se negó a entrar en esta institución de rancio abolengo y en lo de rancio, uso el sentido peyorativo de la palabra.

Cuatro años más tarde Carmen Conde consiguió un sillón, consciente de que el título de primera académica correspondía por derecho a María Moliner.

Como apunte personal, a la historia de esta gran mujer, que incluso pidió perdón a su familia por todo el tiempo dedicado al diccionario y no a ellos, creo que dónde está, estará más que nunca orgullosa de eso «No», dados los disparates, que a mi humilde parecer está cometiendo una institución a la que le hace falta un cambio de verdad, no solo de imagen, pero son tantas, que con añadir «asín» como término bien dicho, es suficiente.


Por Nuria Barnés

Publicado el Deja un comentario

Simone de Beauvoir en Mujeres más allá del tiempo y la historia

Mujeres más allá del tiempo y la historia

SIMONE DE BEAUVOIR

Cette image est un recadrage d'une photo disponible sur Commons (cf. ci-dessus) avec un numéro de ticket otrs #2012112010011362. elle est publiée avec CC BY-SA 3.0

Esta semana, concretamente el día nueve, se cumplieron 111 años del nacimiento de Simone de Beauvoir, mujer controvertida en su tiempo e incluso ahora, desde siempre ha cosechado grandes admiradores, pero a su vez grandes detractores; lo cual, en cierto modo ha sido favorable para ella, pues nunca ha caído en el olvido, como tantas otras mujeres, en todos los campos, desde la historia a la ciencia.

Ya desde niña, mostraba una marcada personalidad, dicen que su padre decía de ella, «esta niña piensa como un hombre»; y no es que pensara como tal, sino que ya tenía claro, que su rol, no iba a ser el de las mujeres de su generación, casarse y llevar una casa, lo que se vio favorecido, cuando de nuevo, su padre dijo, dada la decadencia familiar, situada en la burguesía de extrema derecha católica, que sus hijas tendrían que trabajar.

Simone, se abraza desde pequeña a las lecturas, incluyendo las prohibidas, y toma notas de todo su devenir, lo que le servirá para publicar años más tarde, Memorias de una joven formal, en la que ya aparecen todas sus inquietudes, su lucha interna, porque lo que sí que tiene claro, es que las diferencias fisiológicas entre hombre y mujer, es lo único que tienen diferente. En esta obra, que algunos dicen que ha hecho más por el feminismo, que El segundo sexo, ya que su lectura es más accesible y menos filosófica, la autora explica su travesía, su conversión a la mujer que iba a ser, su camino para ser escritora, su ruptura con la fe, la apostasía, a apostar por la vida que tenemos, no por otra que no existe, y que ya en ese instante la enfrenta al férreo catolicismo, algo que es una constante en el desarrollo de toda su vida.

A los veinte años conoce a Sartre, el existencialista por antonomasia, unieron sus vidas, por supuesto sin boda y decidieron no tener hijos y si tener otras relaciones. Si en pleno s.XXI, a más de uno, ya escandaliza una relación así, imagínense en su tiempo, aunque su nacimiento le permitió vivir un siglo aún más convulso que su propia existencia, y más en Francia.

Autora de grandes obras, como La invitada, Los mandarines, La mujer rota, es quizá, El segundo sexo su obra más conocida o por lo menos comentada, con ella incluso quieren enfrentarla a Sartre, diciendo que es solo una discípula, cuando a menudo es él quien le pide que lea sus escritos, incluso los políticos, y dónde queda claro, que ella lee antes a Marx, que el propio Sartre.

Simone de Beauvoir, con sus zapatos planos, su moño tieso, su forma entera de ser, tanto exterior como interior, y con grandes obras a sus espaldas, quizá no haya caído en el olvido justo por su controversia, por ser uno de los pilares del feminismo, algo muy difícil siendo la compañera de Sartre.

Hoy he querido hablar de ella, más que por el anecdótico aniversario, porque dados los tiempos en que nos encontramos imbuidos, la marcha atrás en los derechos de las mujeres en todo el mundo, considero, que sería de lectura obligatoria en bachillerato, al menos, Las memorias de una joven formal; porque sería muy interesante, que nuestros adolescentes, fueran conscientes de la igualdad entre sexos, ya que en ese campo se está retrocediendo según algunos estudios realizados en institutos.

Encontrar una biografía es fácil, pero personalmente, debo confesar que pocos libros me han levantado de la cama a terminarlos, como La mujer rota o me han dejado un vacío, como Los mandarines, dónde se dice que los personajes son ella, el propio Sartre, Albert Camus que se movía en su círculo, y toda una serie de personajes, que componen un retrato magnifico de una época muy convulsa a nivel político en Francia, y dónde cualquier mujer que lo lea, empezará a sentir como le crecen unas alas, que la pueden hacer echar a volar o no, pero que la harán consciente del poder que reside en todas nosotras y en que ambos sexos tienen las mismas capacidades, la única diferencia es fisiológica.


Por Nuria Barnés

Publicado el Deja un comentario

Incapaces de Amar de Nuria Barnes

Incapaces de Amar

En este Día de Reyes en el que todos tenemos nuestro regalo, desde Tierra Trivium queremos compartir con vosotros este precioso poema que nos ha regalado nuestra compañera Nuria Barnes.

Amor, amar,
con que facilidad se usa una breve palabra inmensa,
no, demasiados son los que se merecen no ser amados,
miro a mi alrededor,
en esta pequeña ventana al mundo,
y las lágrimas secas se hacen hueco en mi corazón,
hemos enviado una sonda a un punto desconocido de la galaxia para la mayoría,
seres humanos se suicidan por desahucios,
la vieja parca tendría que hacer limpieza,
mientras nosotros nos suicidamos destruyendo nuestra casa,
la tierra,
devoramos especies,
deshacemos hielo,
quemamos o arrasamos bosques,
¿amar qué?
demasiados son los que sólo saben conjugar la primera persona del verbo,
otras de yo me amo copan los poderes fácticos que nos llevan a un futuro incierto.
Y, ¿te amo?,
¿que significa?
tres noches de sexo,
el abandono a otros seres,
te amo,
es la conjugación más inmensa y bella,
cuándo de amar de verdad se trata,
cuidar, apoyar, acompañar, acariciar, dar…
cada gesto es gratuito,
nada espera el que de cierto ama,
sale a la lluvia y se moja,
se inunda de sensaciones que resbalan por su cuerpo,
la ceguera del que no sabe amar,
toca su alma,
que a un rincón triste se va a llorar mundo,
no, no vine aquí para ser como ellos,
su ser en mi produce sentimientos muy lejanos al perdón,
no se mata a manos limpias cuando se ama,
no se mofa del dolor ajeno cuando se ama,
tú, si, tú que dices trabajar por y para mí,
bórrate esa palabra de tu boca,
quítate de una vez la máscara,
y que la tierra perdone las virtudes que te visten,
que si de amar se trata,
para mí no existes.

Feliz Día de Reyes a todos y en breve os desvelaremos otras sorpresas que este año nos han traido los Reyes a Tierra Trivium.