Publicado el 2 comentarios

Entrevista a Juan Manuel Sánchez Moreno

Juan Manuel Sánchez Moreno visita La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Sé que esta semana tocaría Relato Caleidoscópico con Ana Boyero, pero como nuestro invitado de hoy en La Buhardilla de Tierra Trivium presenta su novela Luces que parpadean el próximo miércoles 21 de noviembre en la Biblioteca Eugenio Trías acompañando a Paz Mancebo con su novela Las siete caras del Destripador o la venganza de Oscar Wilde, esta semana tendremos entrevista y la próxima volverá El Relato Caleidoscópico. Así que pasaremos del humor oscuro de Juanjo Ramírez Mascaró al humor luminoso y descacharrante de Juan Manuel Sánchez Moreno (Madrid, 1969), de la mano de Nikola Smiljan, de Guido Mandelbrot (protagonistas de Luces que parpadean) y de Washington Jaramillo.

Podéis seguir las desventuras de Washington Jaramillo en su blog Letras sin papeles (Cortoletrajes) y en sus otras redes sociales: Twitter @JMSnchez3 y Facebook (JM Sánchez). También podéis ver el booktrailer de Luces que parpadean.

Cartel presentación Luces que parpadean (Tierra Trivium)

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias JM por visitar esta buhardilla, tan oportuna para hablar de las vivencias de Smiljan y Mandelbrot en el París de finales del siglo XIX. ¿Cómo llegaron estos amigos tan opuestos a tu novela?

Juan Manuel Sánchez Moreno: Veo que es una buhardilla muy acogedora. Ambos personajes llegaron a la novela por la admiración que, por separado y por diversos motivos, les tengo. Mandelbrot se parece mucho a Maupassant, sobre el que hice mi tesis Las mujeres de Maupassant (2007), y Smiljan tiene mucho en común con Nikola Tesla, un científico sin par cuya vida me entusiasmó. Que estén los dos juntos en la novela es pura casualidad, fue saliendo y ya está. En cierto modo representan el humanismo que defiendo en el que no se diferencia entre letras y ciencias.

IJDG: Uno mientras lee Luces que parpadean siente que está paseando por ese París de finales de siglo, ¿cómo fue la documentación para lograr captar esa esencia?

JMSM: Como filólogo, francoparlante y francófilo residente muchos años en Francia, la documentación la tenía al alcance de la mano, especialmente la de Mandelbrot. Sobre Tesla hube de informarme de manera más autónoma, evitando los pormenores técnicos de la corriente eléctrica, que desconozco salvo a nivel de usuario.

JM Sanchéz firmando ejemplares de El Corrido de Washington Jaramillo en la Feria del Libro de Madrid [Fotografía cedida a Tierra Trivium por el autor]IJDG: Según va a avanzando la novela uno le va cogiendo más cariño a Mandelbrot, ¿esta evolución del personaje era algo previsto al iniciar la escritura de la novela?

JMSM: Me gusta pensar que sí, pero al escribir uno va aceptando lo que le viene. Imagino que inconscientemente el autor prescinde de lo más escabroso del personaje para que el lector sea indulgente con los terribles actos que comete. De ese modo, se pide la clemencia mediante el lado más cómico humor negro y mediante el lado heroico, ya que él también es vengativo con los verdaderos villanos de la novela.

IJDG: Esta es tu primera novela, ¿cómo ha cambiado tu proceso de escritura con respecto a tus colecciones de relatos?

JMSM: Creo que voy evolucionando en ambos terrenos, aunque no renuncio a varios principios: realismo, impresionismo y personajes canallas absueltos. En la segunda novela también los sigo, y en los demás relatos trato de hacer lo mismo, pero los microrrelatos a veces se pliegan a pautas o al límite de palabras. De ahí salió el intrépido Washington Jaramillo.

IJDG: Y cambiando de obra para que la gente pueda disfrutar de las aventuras de estos dos protagonistas de la mejor forma posible, que es sin esperarse que va a pasar en la siguiente página ni a que ilustres escritores van a conocer, cuéntanos como surge el personaje de Washington Jaramillo que dio lugar a tu primera recopilación de relatos bajo el título de El corrido de Washington Jaramillo.

JMSM: El honesto bribón Jaramillo nace de un relato seleccionado en Relatos en Cadena, el programa de la SER en el que quedó finalista semanal, y de ahí salió también el despegue de mi blog y de mi obra. Mitad personaje de Gabo y mitad personaje de Netflix, Jaramillo corresponde con el modelo de canalla adorable que me gusta para mis relatos.

IJDG: De este personaje me encanta su atrevimiento y cierta coplilla que le canta a un poderoso, ¿cuánto hay de ti en Jaramillo?

JMSM: Mucho en las ideas, pero poco en los actos. Me gusta protestar de modo más civilizado, tal vez porque soy menos arrojado que el intrépido cantante de boleros.

IJDG: Frente a la luminosidad de Luces que parpadean en tu siguiente novela Herederos y conquistadores vemos un tono más sombrío y a la vez más serio, ¿es algo buscado?

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium JMSM: Quizás sea una evolución, pero no lo sé, porque en realidad la escribí antes. El caso es que, dado el asunto que trataba, era conveniente cambiar el tono. El enfrentamiento previsible entre un psicópata y un narcisista no se presta a tanta situación delirante.

IJDG: ¿Cómo surge la historia de Herederos y conquistadores?

JMSM: Tras la tesis, que tenía un alto contenido de análisis psicocrítico, me aficioné a la lectura de Freud, pero también a otros libros de neurociencia, de modo que decidí plantear un relato usando perfiles psicopatológicos que pudieran dar un conflicto interesante, aunque sin acabar en la novela negra ni en la persecución policial. Como siempre, la ficción me superó y me plegué a sus caprichos.

IJDG: Cambiando ligeramente de ámbito además de escribir organizas un certamen de microrrelato en colaboración YK Accesorios que este año ha celebrado su cuarta edición, ¿qué te llevó a crear un certamen literario?

JMSM: En realidad siempre quise hacer una cosa así, pero no encontraba un pretexto más fuerte. Un día, hablando de promover actos culturales en Malasaña, salió la idea con la propietaria de la tienda, y allí que nos lanzamos.

IJDG: Supongo que ya estarás preparando la siguiente edición, ¿qué parte es la más gratificante?

JMSM: Este año, el quinto, nos encontramos con que la tienda regresó a Castellón, su ciudad de origen, de modo que lo haremos de la misma manera pero buscando otro local que nos acoja. Pero el sello de YK permanece.

IJDG: Y ya para ir terminando esta entretenida entrevista, ¿cuáles son tus referentes literarios o tus autores favoritos?

JMSM: Aquellos que tengan realismo, humor delirante y canalla, mala leche y estilo vivo me gustan: Maupassant, Marías, Mendoza, Marsé, Nothomb,…

IJDG: ¿Nos puedes hablar de cómo empezaste a escribir? De qué te hizo ser escritor.

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium

JMSM: Escritor me hizo el hecho de escribir mucho, leer mucho, traducir mucho, enseñar mucho. Pero sobre todo escuchar mucho para inventar historias cruzadas a partir de anécdotas sencillas. Todo eso en un blog, que fue mi maestro, me dio un estilo. Ah, y encontrar una editorial que me publicara.

IJDG: Novela, cuento, relato corto… ¿Tienes algún genero preferido? ¿Alguno en el que te sientas más a gusto?

JMSM: La novela es mi terreno, aunque me exige un tiempo del que no dispongo últimamente. El relato corto, de entre 50 y 200 palabras me adiestra mucho y tiene un formato muy adaptado a las redes sociales. El cuento me gusta para leer, y Maupassant es un maestro.

IJDG: Para terminar esta agradable charla, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

JMSM: Además de seguir publicando mis micros en el blog y en otras antologías en papel, me gustaría volver a la novela con Jaramillo, ya a gran escala, en un engorro de aventura descabellada. Tengo el plan y muchas ideas, pero debo centrarme y tener continuidad.

Muchas gracias JM por este maravillo encuentro, y con ganas de que te tengamos de nuevo por La Buhardilla,  para seguir hablando de tus divertidos personajes y de los lios en los que se meten. Mientras tanto nos vemos el próximo miercoles 21 en la biblioteca Eugenio Trias.

Publicado el 2 comentarios

Tierra Trivium entrevista a Juanjo Ramírez Mascaró II

2ª parte de la visita de Juanjo Ramírez Mascaró a La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Como adelanté hace dos semanas, continuamos con la entrevista al polifacético Juanjo Ramírez Mascaró. Del que os recuerdo donde podéis encontrarle en redes sociales: en twitter (@ramirezmascaro), facebook (ramirezmascaro), instagram (@demasiadovioleta) o en su blog (nanasnegras).

Hoy nos adentraremos en sus facetas más audiovisuales y metaliterarias, así como en los referentes de su obra. Así que prepararos para visitar, como diría Juanjo, su sótano más oscuro y tenebroso.

IJDG: Juanjo, en general todas tus novelas tienen un velo de oscuridad, ¿es algo buscado?

JJRM: Todas ellas tiene bastante oscuridad porque no concibo escribir sin dejar salir cierta oscuridad, es cierto que en algunas hay una oscuridad más densa o menos densa. Creo que lo que al final determina el computo global es la visión del mundo que refleja.

Hay algunas que me han salido creo que bastante devastadoras, desesperanzadoras en cuanto al fin del mundo y a la naturaleza del ser humano; otras por el contrario, son completamente esperanzadoras y optimistas, supongo que todo depende del estado de animo con el que las escribo.

IJDG: Documentando me para esta entrevista he visto que también ilustras.

JJRM: Bueno a veces lo hago, pero obviamente no de manera profesional, eso lo considero más bien un hobbie. Una afición que a veces uso para dar rienda suelta a impulsos creativos, pero sin tener la presión o el respeto que la escritura siempre impone, al dedicarme a ello de manera profesional. Parece que uno acaba cogiendo ciertos vicios, cierta autoexigencia, que cuando dibujo simplemente me olvido de ellos. Cuando dibujo soy un aficionado a dibujar que simplemente dibuja sin someterse a demasiadas presiones internas.

IJDG: ¿Qué surge antes la ilustración o el relato asociado a la ilustración?

JJRM: Normalmente cuando hago dibujos asociados a relatos suelo hacerlos luego ex professo para el relato, muchas veces para intentar mover lo por editoriales de una manera un poco más vistosa. Obviamente como una versión beta de lo que luego podría hacer un ilustrador con más formación y más talento.

Sí creo que a veces en una imagen se puede expresar bien el tono de lo que quieres transmitir a quien normalmente no va a tener el tiempo para detenerse a leer una obra entera tuya. Entonces si consigues hacerles un esbozo de ese tono, de esos sentimientos, que luego van a estar implícitos en una novela o en una recopilación de relatos, creo que a lo mejor facilita que pueda darle más oportunidades dentro de esa montaña de manuscritos que todos imaginamos en la mesa de cualquier editor o de cualquier agencia.

IJDG: A nivel artístico, ¿tienes algún referente?

JJRM: Referentes, pues gente que es inalcanzable para mi. No los cuento como referentes sino que te podría hablar de ilustradores por los que siento especial aprecio, empezando obviamente por el grandisimo Francisco de Goya, sobre todo por su periodo de las pinturas negras, siguiendo por gente como Quentin Blake.

Hay un ilustrador que para mi es de los mejores que hay ahora mismo en activo, tuve la suerte de trabajar con él en un proyecto. Es el danes John Kenn Mortensen, le considero bastante deudor de Edgar Norick, pero llevando las cosas a un terreno completamente suyo.

IJDG: Cambiando de tema, ¿cómo te surge la inspiración para crear los hilos de Twitter?

JJRM: La verdad es que ahora mismo son válvulas de escape. Ahora mismo en mis ratos libres estoy escribiendo una nueva novela y estoy bastante volcado en ella, pero claro lo que tiene hacer este trabajo árido que todavía no puedes compartirlo con nadie hasta que no lo tengas todo armado es que uno tiene mono de escribir cosas que pueda compartir al instante. Y en Twitter encuentro esa relación bidireccional con el lector, ese feedback, esa inmediatez que me permite improvisar historias, muchas de ellas en una tarde. Y en las que muchas veces lo que más tiempo me lleva son los foto montajes ya que no son mi especialidad, .no soy diseñador gráfico.

Al final es una tarde divertida, a veces dos, en las que poder pergeñar una pequeña ficción de juguete y testearla sobre la marcha.

Luego, algunas de ellas voy viendo, según las voy desarrollando, que pueden pertenecer a un mismo universo. Por ejemplo, todo en miniatura. Entonces las voy interelacionando un poco por jugar con ello.

La verdad es que lo hago casi como comentábamos antes sobre el dibujo. Es algo que no considero del todo mi especialidad, ya que es un formato multimedia en el que no domino todas las facetas, que me permite divertirme más y constreñir me menos que al escribir novelas.

A veces bromeo diciendo que escribir novelas era más fácil cuando no sabías escribirlas. Cuanto más experiencia voy adquiriendo en este tipo de escritura más me cuesta parir cada una de ellas, más autoexigente soy. Entonces sigue siendo pasión, pero también tiene algo de sufrimiento o de atrevimiento y eso, a veces, me lo curo con estas válvulas de escape que son las gamberradas de Twitter.

IJDG: Últimamente tus hilos de Twitter están teniendo bastante repercusión. ¿Te lo imaginabas?

JJRM: No, la verdad es que no, de hecho, tampoco han tenido una repercusión altísima, pero si que es verdad que fue inesperada.

El primero que hice de ciencia ficción lo improvisé en una tarde libre, que estaba aburrido y no se, necesitaba jugar. No pensé que lo fuesen a leer tanta gente. A partir de ahí ya uno empieza a encariñarse más con este formato. De momento, creo que tienen una repercusión discreta, pero a la vez satisfactoria para mí.

Me han supuesto contactar y conocer a gente que no conocía antes y sobre todo sentir que esto también les parece importante. Comprobar como algo que sale de tu cabeza le gusta y lo aprecia gente que no te conoce de nada.

En esto hay una cosa que siempre me frustraba al principio, cuando escribía, que era eso de que solo te leyesen tus amigos, porque claro no es un barómetro objetivo. Luego pasamos a una fase más satisfactoria que es cuando hay gente con la que ahora tengo una buena relación e incluso se han convertido en amigos después de leer lo que escribo y encontrar ahí un vínculo. Bueno, para mi el siguiente paso que creo que todo escritor desea o debería desear es cuando tus obras van por ahí, por sitios por donde tu ni imaginas que están deambulando, y que las lea gente que a lo mejor no conoces ni conocerás, ni sabrás su opinión ni falta que te hace.

IJDG: Siguiendo con el absurdo. Tu primer largometraje Gritos en el pasillo está protagonizada por cacahuetes.

JJRM: Con está película tuvimos la suerte de tener más repercusión de la que esperábamos, la cosa fue creciendo sobre una pirámide invertida. De una iniciativa casi anecdótica cada vez se fue sumando más gente y, se fue tomando cada vez más en serio, de tal modo que cuando salió tuvo una repercusión que sin ser tampoco tremenda fue mucho mayor de la que esperábamos. Por lo menos eso me permitió seguir adelante en lo audiovisual. De hecho, al final, con esta clase de cosas he acabado dedicándome más a lo audiovisual que a la literatura pura que era mi vocación inicial.

Yo empecé a escribir relatos y novelas antes de escribir guiones, pero al final uno se va especializando, se va centrando tu vida profesional con aquello que le ayuda a uno a pagar el alquiler.

IJDG: ¿cómo se te ocurrió contar una historia ambientada en un manicomio con cacahuetes?

JJRM: Básicamente era una película que queríamos hacer con muy pocos personajes, principalmente dos, mi socio Alby Ojeda y yo en la isla de Fuerteventura, que es donde los dos nos hemos criado. Entonces nadie hacía cine allí, ahora mismo va a rodar Robert Zemekis, Riley Scott, Terry Guilliam, las películas de Star Wars, Wonder Woman… Por lo que necesitábamos algo que en la peor de la coyunturas pudiésemos hacer nosotros dos solos. Necesitábamos algo sin actores y hacerlo posible con objetos muy muy pequeños y fáciles de manipular.

La primera idea fue hacerlo con Playmovils, pero teníamos miedo a que los derechos de imagen de Playmovil fuesen un obstáculo. Así que tiempo después se me ocurrió el concepto de cacahuete del mismo modo que contaba antes [en la primera parte de la entrevista] me ha pasado con el hipopótamo, de una manera totalmente surrealista y sin ninguna justificación racional. Entonces se empezó a hacer esa historia del manicomio. Por su puesto la historia previa que queríamos hacer no transcurría en un Maní-comio sino que era una historia más de ciencia ficción que nunca llegó a hacerse.

IJDG: Hablanos un poco de tu experiencia como director y guionista de Gritos en el pasillo.

JJRM: Yo primero empecé a escribir y luego quise ser director de cine. Cuando empecé con la comunicación audiovisual me di cuenta de que no tenía estomago para la dirección. Así que decidí que lo que quería era escribir novelas, de ahí acabé escribiendo guiones y luego no tuve más remedio que dirigir de vez en cuando. Al final muchas de las cosas a las que me dedico, lo hago no tanto por decisión personal sino por que la vida me ha llevado a ello.

IJDG: Entrando ya en la recta final de esta entrevista, no podemos dejar de preguntarte por tu colaboración con El Mundo Today ¿Cómo es la experiencia de participar en uno de los medios más conocidos y que más bromas ha generado cuando algún medio se ha tomado en serio sus noticias?

JJRM: Es magnifica, El Mundo Today trabaja de una manera muy orgánica, ahora todo el mundo intenta definir todo lo que está haciendo diciendo que es muy orgánico y creo que casi nadie sabe lo que significa que algo sea orgánico. Yo creo que en el Mundo Today si que se trabaja de una manera muy orgánica. Hay un libro de estilo digamos como una linea editorial muy concreta y muy definida, pero dentro de eso la metodología que es bastante abierta. Yo creo que el gran secreto de El Mundo Today no es otro que son gente con un talento desmedido. Yo me siento allí muy pequeñito y bueno llevo más de un año colaborando con ellos, pero aun me siento indigno de estar ahí. Pienso que a lo mejor estoy allí por que les desgravo en la declaración de la renta.

Vamos es una experiencia muy satisfactoria y de la que aprende uno muchísimo. El Mundo Today tiene una cosa maravillosa que es que intenta huir de la payasada y de la caricatura e intenta que el contenido sea muy delirante, pero la forma sea bastante seria imitando lo que es el periodismo de verdad.

IJDG: Ya hemos hablado de tus referentes artísticos. A nivel literario, ¿cuáles serían?

JJRM: Además de los anteriormente citados, para mí uno de los mas importantes en mi vida ha sido Ray Bradbury, es mi debilidad; también Edgar Allan Poe, Lewis Carroll. Descubrir en la adolescencia El Señor de los Anillos de Tolkien, obviamente, también me cambió la vida. Aquí en España me apasiona Espronceda sobre todo, El estudiante de Salamanca. Además Stephen King, Clive Barker, las cosas que he leído de Alejandro Barico me llegan muy dentro. La verdad es que muchos, también va por épocas, en una juventud más temprana adolescencia disfrutaba mucho a Kafka y a Hoffmann, y ahora no puedo con ellos. En su día Los tres Mosqueteros de Alejandro Dumas fue de los mejores libros que leí y no se como reaccionaría si lo leyese ahora. Creo que cada autor e incluso cada libro tiene su propia época. Y creo que hay algunos que van dejando más poso que otros.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

JJRM: Creo que escribir, esto va a sonar un poco pedante, realmente escribía bastante antes de empezar a escribir. Cuando era niño salía a la calle, mis padres me decían a donde vas y yo les decía me voy a pensar. Para mi ir a pensar era corretear por las aceras e imaginaba historias. A lo mejor que estaba en una nave espacial o una historia de piratas, quizás no era el protagonista de la historia sino que me imaginaba historias. Nunca imaginé que yo quería ser escritor ni mucho menos, era inventarme historias, pero yo vengo mucho de esto. Por parte de madre vengo de una familia de científicos y yo siempre asumí que soy científico. De pequeño quería ser paleontologo, de adolescente quería ser astrofisico, fue ya en la última etapa la adolescencia cuando ya empecé a interesarme por escribir primero relatos y después por hacer cortometrajes. Creo que eso cambió un poco mi brújula dentro. Si es cierto que cuando pedían redacciones o relatos o poesía en el colegio era con lo que más disfrutaba, pero nunca me lo planteé como una meta profesional hasta ya casi la mayoría de edad.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento, teatro, microteatro, guión, corto, largo… ¿Alguna preferencia? 

JJRM: Depende de para que tipo de historia, pero si es verdad que disfruto mucho escribiendo relato y disfruto mucho escribiendo novela, bueno junto con la poesía, de más joven escribía más poemas y ahora rara vez lo hago. Me gustan esos géneros porque son los únicos en los que puedo hacer lo que yo quiero tal y como yo quiero, sin ceder a otros condicionantes como pueden ser de presupuesto o de opiniones sobre la historia distintas a la mía. Eso no quiere decir, que no me parezca bien, de cuando en cuando, recoger un trabajo en equipo de tu visión mezclandola con la de otros, de hecho, es por lo que me suelen pagar. También es una experiencia magnifica y creo que muchos escritores, de eso tan solitario como la novela o el relato, deberían probar para también saber lo que es acostumbrarse a que la visión de uno no tiene necesariamente por que ir a misa. Si que es verdad que disfruto cuando me tiro todo un ciclo profesional escribiendo a la vera de otro, vomitando ideas que a lo mejor me motivaban y a las que uno renuncia con la profesionalidad y la madurez necesarias, necesita luego tener esa cosita con la que consolarse, que para mi son los relatos y las novelas. 

IJDG: ¿Hay algún género literario o cinematográfico que te atraiga más?

JJRM: Mis dos favoritos son la comedia y el terror, que es en los que suelo trabajar casi siempre, sobre todo cuando de mi depende. A veces, incluso, acabo combinándolos ya que combinan especialmente bien. Y quien dice terror, dice todos sus primos hermanos ya sea el thriller, el misterio, el suspense, o la intriga en general, son los que mas me gustan. En eso sigo siendo adolescente.

IJDG Para ir finalizando esta entretenida entrevista, ¿nos puedes hablar de tus próximos proyectos?

JJRM: Ahora mismo estoy terminando, bueno en realidad llevo el cincuenta por ciento de una nueva novela de ciencia ficción combinada con género fantástico que me motiva bastante. Luego estoy haciendo los guiones de una serie y un par de largometrajes con varios directores, cruzando dedos y tocando madera para que alguno llegue a buen puerto. Mientras tanto sinceramente lo que más me motiva es hacer la novela, que es mi criaturita mimada.

Muchas gracias Juanjo por aceptar nuestra invitación a esta humilde buhardilla, ha sido un placer tener esta preciosa charla de tantos y tan diversos temas. Te deseamos la mayor de las suertes en tus futuros proyectos y seguiremos enganchados a tus hilos de Twitter.

Publicado el 2 comentarios

Tierra Trivium entrevista a Juanjo Ramírez Mascaró

Juanjo Ramírez Mascaró visita La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Hoy visita La Buhardilla de Tierra Trivium Juanjo Ramírez Mascaró, con la excusa de su última novela El Hipopótamo Mecánico aunque más bien por el placer de charlar un rato con alguien que revoluciona twitter de vez en cuando con sus hilos. Además de escribir novelas, Juanjo Ramírez Mascaró es guionista de cine y televisión, ha dirigido el largometraje Gritos en el pasillo (referencia wikipedia), es ilustrador y colabora con El Mundo Today entre otras cositas. En redes sociales le podéis seguir en twitter (@ramirezmascaro), facebook (ramirezmascaro), instagram (@demasiadovioleta) o en su blog (nanasnegras).

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias por aceptar la invitación a la Buhardilla de Tierra Trivium, para mi es un honor contar con la presencia de alguien tan polifacético y admirador de Douglas Adams. Pero antes de adentrarnos en el mundo del humor, vamos a hablar de tu última novela El Hipopótamo Mecánico. ¿Cómo surge el Hipopótamo Mecánico que construye el protagonista de tu novela, es decir, como surge esa idea?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez Mascaró-Juanjo Ramírez Mascaró: Surge porque estaba en un época bastante oscura y justo había terminado de escribir otra novela más corta y bastante más oscura que se titula La Mierda y después de eso tenía ganas de algo que fuese más luminoso y al mismo tiempo más espontáneo, aunque luego se me fue oscureciendo y haciendo más compleja de lo que esperaba. Pero la idea inicial consistía en una huida hacia delante. Partí de una premisa que vino de la manera más surrealista, es decir, directamente del subconsciente, sin procesar: Trata de un chaval que se construye un vehículo con forma de hipopótamo y se lanza a correr aventuras. Todo eso fue surgiendo de una manera muy inconsciente. Luego viene el trabajo de la parte consciente, de ir cogiendo todo eso e ir convirtiéndolo en algo que tenga un sentido y una hilazón dramática.

IJDG: ¿Porqué un hipopótamo?

JJRM: Siempre digo que es el punto más surrealista de la historia precisamente por eso, porque no tiene ninguna explicación. Simplemente estalló en algún lugar de mi sótano ese concepto. Quizás tiene algo que ver con eso de que siempre me ha fascinado esa dicotomía que hay entre lo simpática que resulta la imagen de un hipopótamo y las oscuridades que encierra luego como animal agresivo que es. Bastante peligroso.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez MascaróIJDG: Has mencionado tu segunda novela, La Mierda, cuya portada es simétrica a la de portada de La Emperatriz de los Insectos.

JJRM: Sí, porque aunque las escribí por separado y son novelas totalmente independientes en cuanto a sus tramas y personajes, compartían muchas similitudes y género y de tono. Me lancé con ella al experimento de autoedición porque eran tan oscuras que en muchas ocasiones me daba hasta vergüenza enviarlas a editoriales, aunque hice un par de intentos. Llegados a ese punto mi intención fue publicarlas juntas por las razones que acabo de mencionar. Me surgió esa idea de las dos portadas con caras simétricas, se la propuse a Mar Delgado, que fue quien ilustró y diseñó las portadas, tanto de éstas como de la otra que publiqué en su propia editorial (Los vientos que te nombran), que en realidad fue escrita antes de estas dos. Mar hizo su magia con esa idea de la simetría que a mí me venía rondando desde hacía un tiempo en la cabeza.

IJDG: Entonces, ¿tu otra novela es anterior a estas dos?

JJRM: Pues sí. Cronológicamente estaba escrita primero Los vientos que te nombran, aunque no fuese la primera en publicarse. Después de ésa vino La Mierda. Acto seguido empecé El Hipopótamo Mecánico y la dejé a medias. Luego empecé La emperatriz de los insectos, y la terminé, y meses más tarde retomé El Hipopótamo Mecánico. A veces no llevo un proceso demasiado lineal y cronológico, ni en cómo las escribo ni en cómo luego acaban publicándose. Y las que acabamos de mencionar no son, de hecho, las primeras que escribí. Antes de estas escribí otras ocho o diez novelas que probablemente nunca llegue a permitir que vean la luz del sol. Aprendí mucho escribiéndolas, pero ahora mismo me parecen bastante flojas. Con respecto a cuándo acaba editándose cada una de ellas, supongo que muchas veces hay un momento para escribir algo y luego llega un otro en que, por lo que sea, es el momento adecuado para compartirlo. Y muchas veces, aunque queramos decidir eso nosotros, no siempre podemos. No siempre se dan la circunstancias adecuadas, o no tiene uno las fuerzas suficientes cuando ha terminado de escribir algo que le deja exhausto para encima moverlo y defenderlo.

IJDG: Como otros autores que han pasado por esta buhardilla, esta historia es fruto del NaNoWriMo, que cada año se celebra durante el mes de noviembre ¿Qué nos puedes contar de la experiencia?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez MascaróJJRM: La primera mitad de la novela fue lo que escribí en el NaNoWriMo, luego me surgieron ocupaciones laborales que interrumpieron mi ritmo de escritura, pero estuve un par de semanas participando en el NaNoWriMo y era fantástico. Siempre digo que se siente uno acompañado como escribiendo en una iniciativa como ésa: Como cuando vas a la biblioteca en épocas de exámenes y ves a los demás estudiando igual que tú o, en este caso, escribiendo ellos también su novela. Ves a todo el mundo compartiendo sus escollos, sus triunfitos… Eso te hace también a ti sentirte más motivado, así que me encantó la experiencia. Luego tuve que cambiar de vida y la novela se quedó hibernando. Cuando la retomé años más tarde fue ya un trabajo más solitario, más pausado, más reflexivo: El trabajo que tarde o temprano no le queda más remedio que desempeñar a un escritor en la mayoría de las ocasiones, supongo.

De un modo u otro, el NaNOWriMo me parece una experiencia magnífica, y se la recomiendo a cualquiera que tenga ganas de escribir y esté poniéndose siempre excusas para postergarlo. Es una opción interesante porque al tener la coartada de «la rapidez» no te juzgas tanto a ti mismo en la primera versión, y sabes que luego tendrás tiempo para perfeccionar lo que en principio has vomitado. Porque muchas veces, sobre todo al principio, lo que necesitamos es eso: vomitar.

IJDG: Tu estilo literario tiene ese punto de absurdo de las obras de Douglas Adams, Terry Prattchet, … ¿es algo buscado o surge de forma natural a la hora de ponerte a escribir?

JJRM: Es lo que me sale de manera espontánea. Obviamente se trata de un tipo de humor y un estilo de redacción que tenemos asociado a cierta literatura inglesa que me llama mucho, MUCHO como lector, así que no es de extrañar que también me influya bastante como escritor. De hecho siempre comento que para mí el referente más confeso de esta novela en concreto es Roald Dahl. Sobre todo sus incursiones en la literatura infantil. Supongo que ése es el aliciente a partir del cuál buscar una voz propia. Pero sí: Siento cierta debilidad por esos autores ingleses que cultivaron géneros como el fantástico, el terror o el misterio. Partiendo de titanes que dejaron su huella antes que Dahl o Tolkien, como Stevenson, Lewis Carroll, Chesterton, Thomas de Quincey… Aunque también adoro a los grandes titanes de la lengua española: Quevedo, Espronceda, Borges, Cortázar, García Márquez… No soy ni seré experto en ninguno de ellos, pero me encantaría morir aplastado entre los unos y los otros, como un insecto entre dos rebanadas de pan de molde.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez Mascaró

Tras esta divertida charla nos despedimos de Juanjo Ramírez Mascaró hasta dentro de dos semanas cuando hablaremos de sus otras facetas artísticas. Mientras tanto os invito a la presentación de El Hipopótamo Mecánico el próximo 30 de octubre en la Librería del Centro de Arte Moderno (C/ Galileo, 52) a las 20:00.

Publicado el 1 comentario

Jordi Rosiñol Lorenzo abre la nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Jordi Rosiñol Lorenzo en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Damos inicio a esta nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium con la visita del escritor Jordi Rosiñol Lorenzo, con motivo de su participación en la Feria del Libro de Murcia (Del 21 al 23 de septiembre) con su antología Relatos al límite. Jordi Rosiñol ganó en 2017 el Primer Premio de Relatos Navidad de Molina de Segura y ese mismo año resultó finalista en el I Premio Premio Nacional de Relatos Espacio Ulises. Su twitter es @Gaziel1968.

Ignacio J. Dufour García: Jordi, es un halago contar con tus relatos en el catálogo del Grupo Tierra Trivium. ¿Qué te llevó a elegir el Grupo Tierra Trivium para publicar esta antología de relatos?

Jordi Rosiñol Lorenzo: El halago es mío por la apuesta y la confianza del Grupo Tierra Trivium por mí trabajo, eso sumado al momento que inhalé un aroma a humanidad por encima de simples y espurios intereses empresariales disipó cualquier duda previa.

IJDG: En la antología recoges 30 relatos con los que tocas todos los aspectos el ser humano, ¿cómo surge el título de la antología Relatos al límite?

JRL: Porque todos ellos me trasladan a mundos interiores, que de una manera u otra me llevan al límite de los sentimientos.

IJDG: ¿Qué es lo que que hace que todos ellos sean relatos al límite?

JRL: Igual que decía en la pregunta anterior, todos ellos tienen algo en común, todos están escritos con el alma, y las sensaciones al límite. El teclado fue testigo de risas, lloros y pánico al pulsarlo.

IJDG: ¿Cómo surgió la inspiración de crear esta antología?

JRL: Por la necesidad de compartir diversas emociones con el lector, y desnudar mi alma de encorsetamientos sociales o simplemente liberarme de la timidez que arrastro escondida en una personalidad extrovertida, una coraza que protege mis debilidades.

IJDG: ¿Alguno de los relatos ya lo tenías escrito o los creaste todos para la antología?

JRL: Sí, algunos ya estaban escritos, pero estos están revisados, y como sucede siempre cada vez que relees algún texto siempre cambias cosas en la creencia que lo vas a mejorar.

IJDG: Recuerdo que en una antología que coordiné, nos hablabas de como te picó el gusanillo de la literatura con la lectura de Juan Salvador Gaviota, ¿cuánto queda de ese niño en el escritor en que te has convertido?

JRL: Ignacio, te recuerdo con un cariño especial por tu sensibilidad en aquella antología. Realmente no es que quede el niño, el niño es el que escribe, él es el que medio siglo más tarde ha tenido la valentía de ponerse a escribir.

IJDG: Además de esa primera novela que a todos nos deja su huella, ¿cuáles son tus otros referentes literarios?

JRL: Soy bastante anárquico en mi lectura, muchas veces depende de mi estado de ánimo, me gusta mucho el ensayo histórico o político, la novela histórica, Los episodios nacionales de Pérez Galdos, o la obra de Delibes, Los cachorros de Vargas llosa, la obra de Muñoz Molina, La araña negra de Blasco Ibañez, La madre de Gorky, o Los Durrell de Gerald Durrell, etc.

IJDG: Novela, relato, microrrelato… ¿Hay alguno que te atraiga más?

JRL: No, depende de la historia que el niño quiera contar, hay veces que no hacen falta muchas palabras para hacer llegar el mensaje, y otras veces si.

IJDG: Ahora que ya tienes tu libro en brazos, ¿cuáles son tus futuros proyectos?

JRL: Ahora mismo ando enfrascado en una novela histórica, ambientada en un contexto real y con unos personajes y tramas también bastante reales. Además estoy publicando artículos sobre hechos históricos concretos y muchas veces poco conocidos.

Muchas gracias Jordi por tu visita a esta humilde buhardilla. Te deseamos mucha suerte en la Feria del Libro de Murcia con tu antología y esperamos tenerte pronto de vuelta por La Buhardilla de Tierra Trivium con tu novela histórica.

Por otro lado, os informo de una ligera modificación de las bases de El Relato Caleidoscópico. Hemos decidido que todos los textos presentados hasta el miércoles sean tenidos en cuenta de cara a la elección del texto que continué la historia, así que aún estáis a tiempo a que vuestro texto sea el elegido para continuar la historia de Elíseo el próximo sábado.

Y para estar al día de las novedades del Grupo Tierra Trivium no se a que esperáis para uniros al grupo de Telegram de Tierra Trivium.

Publicado el Deja un comentario

Pilu del Rio visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Pilu del Rio en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Esta semana visita La Buhardilla de Tierra Trivium Pilu del Rio. Sus primeras apariciones como escritora han sido en los Lookbook de colecciones en empresas de moda, en las que da vida a estas, añadiendo un factor humano e imaginativo para darle sentido. Trabaja en el sector de la moda como diseñadora y comercial. Ha escrito desde siempre y ha recibido varios premios de literatura en los centros donde estudió. Siendo las antologías su primer paso para publicar sus relatos. En la actualidad está preparando su primera obra en solitario. Podéis encontrar sus escritos en Instagram (@pilu_del_rio) y en Facebook (Pilu del Rio).

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida a esta humilde Buhardilla de Tierra Trivium. Has participado en varias antologías con relatos cortos de diferente temática ¿Qué es lo que te inspira?

PdR: Buenos días Ignacio y muchas gracias por tan grata invitación, es un honor estar entre vosotros.

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra Trivium

Me inspira la vida, en toda su magnitud y complejidad.

Por mi trabajo los viajes han sido y son una constante y el estar en contacto con personas muy distintas y en situaciones muy diversas. No soy capaz de volverme insensible ante lo que tengo delante, paso mucho tiempo sola y disfruto de cada ocasión, que si somos un poco observadores, proporcionan estos momentos que te puedes dedicar, esa es una gran fuente también.

La injusticia, la esperanza y la desesperación, los atardeceres y la lluvia, vital… triste.

Me inspira, creo que lo que más profundamente el amor, ese amor tan intenso hacia mis dos hijos, sus gestos, sus alegrías y problemas, su evolución, me resulta fascinante contemplar como se van transformando, sus pensamientos y razonamientos, los cumplidos que me dedican y esa ternura que ya, no tan niños me siguen regalando.

IJDG: Háblanos de la experiencia de participar en dichas antologías.

PdR: No recuerdo mi vida sin escribir, creo que antes de aprender, ya llevaba historias dispuestas a salir de mi lápiz, pero fue Rosa de Mena, quien me empujó a publicar con ella mi primera participación en una antología.

Fue muy gratificante, pasé del miedo a que me leyeran, al interés porque lo hagan. Saber que tus palabras son capaces de llegar a las personas, que entretienen, divierten, ayudan, intrigan, se identifican con ellas resulta muy satisfactorio.

Conocí a muchos mas escritores, a ti por ejemplo y que ahora son grandes amigos, el destino hizo que se cruzaran muchos hilos en aquellas experiencias y cuando me quise dar cuenta, fui el filtro para que algunos llegasen a ser entrevistados en radio para dar a conocer sus libros y trabar así un vinculo especial.

Así que seguí escribiendo.

IJDG: Como Laura Orens, también vienes del mundo de la moda ¿Como compaginas ambos mundos?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra Trivium
Pilu del Rio participando en la presentación de una de las antologías

PdR: Con esfuerzo, ambos ocupan mucho tiempo y hay que priorizar el trabajo, si a ello le sumas ser padre y madre a la vez, el cóctel es explosivo, también he de reconocer que la escritura me ayuda a relajarme, a desconectar del trabajo y tener una vida paralela fuera del estrés de este mundillo, apasionante, pero muy absorbente.

Durante unos años, cambie la moda por la veterinaria, no podía atender a mis hijos, pequeños aún, con mi trabajo y sin apoyo ni el tiempo que necesitaba para desarrollarlo, opté por hacerme auxiliar veterinaria y fui copropietaria de una clínica, descubrí un mundo fascinante, mas humano que animal.

En ese periodo apenas escribía, estudié Naturopatía y medicinas alternativas, Auxiliar de Geriatría y Quiromasaje, campos en los que tuve experiencia laboral.

Mi vida dio un giro inesperado, con ello, volví a escribir y regresé al mundo de la Moda, compaginando como voy pudiendo, mi pasión por la lectura la escritura.

IJDG: ¿Se llegan a mezclar en algún momento?

PdR: Constantemente, es una especie de simbiosis, casi todo resulta un motivo de inspiración, paso el día grabando notas de audio cuando no puedo escribir y cuando puedo llevo un cuadernillo para hacer anotaciones e ideas, incluso fragmentos o microrrelatos, he de confesar que he llegado a escribir hasta en el reverso de facturas de gasolina, ambos mundos se entrecruzan las palabras son armas fundamentales en cada uno de ellos, al fin y al cabo, todo son historias que merecen ser contadas y escuchadas, compartidas o no, según toca en cada momento.

IJDG: Nos podrías hablar de tus referentes literarios.

PdR: Mi iniciación a la literatura fue con la poesía, mis padres eran grandes lectores mi madre tenía una sensibilidad especial para recitar, Lorca y Machado, así como Becquer y el delicioso sonido de su voz, me hicieron amar los libros, mi padre no ponía ningún reparo en aumentar la biblioteca y mi tío, que trabajaba en Planeta, se ocupaba de que no faltasen títulos que incitasen mi curiosidad.

Si soy sincera, Juan Ramón Jiménez y Espronceda fueron mis primeros referentes, junto a los anteriores, más tarde Dante y Kafka me hicieron profundizar en libros mas complejos, creo que Lope y Shakespeare fueron los que hicieron enamorarme de la lectura de teatro.

Julio Verne y Homero, Miguel Delibes, no podría decantarme por pocos, esto sería una novela llena de historias en lugar de una entrevista.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra TriviumPdR: La necesidad de expresar mis sentimientos, sin duda, me cuesta, me ha costado siempre abrirme a los demás y escribiendo me es tan fácil compartirlos… es, como ir quitando piedras de la mochila que llevo colgada.

Tuve la suerte de tener muy buenas profesoras de literatura, que incentivaban a la lectura y la escritura con concursos literarios a quienes tuviéramos a bien presentarnos y me presentaba a todos.

Con el tiempo, esa necesidad fue creciendo y escribí relatos cortos, cuentos para leerles a mis hijos antes de dormir, capítulos de historia en los que mezclaba mitología, leyendas y cuentos populares, que preparaba minuciosamente y memorizaba, para contarles a mis hijos lo que veían en los viajes que hacíamos, era tan gratificante ver su interés que resultó ser puro egoísmo para los tres esa actividad tan privada e intima.

Una vez que empiezas, es difícil parar, salvo cuando murió mi madre, tenia tanto que decir y era tan intimo que no salía una palabra de mi bolígrafo. Puede ser que en esos últimos días, sin papel, escribiéramos juntas el libro mas extenso que haré nunca y gasté todas mis palabras.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

PdR: Cada cosa en su momento, vivimos en una sociedad de imágenes, donde la lectura corta se ha hecho un hueco muy importante, puedes encontrar autenticas joyas en pocas líneas, acompañadas de fotografías, condición sine qua non, en un mundo digital se hace imprescindible.

Una buena novela hace las delicias de una noche antes de dormir, o en el tiempo libre, así como un relato, no tengo preferencias.

IJDG: ¿Y algún género en concreto?

PdR: La novela histórica, sin desdeñar ningún género, me gusta leer y variar mi lectura.

IJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra TriviumPdR: Sigo escribiendo poemas y relatos para antologías o para mi, ya veré, y he comenzado mi primer libro, estoy disfrutando de ello sin prisa y con la calma de no tener que demostrar nada a nadie, solo por puro placer y puesto que montar en globo me parece más complicado en este momento e hijos ya he tenido, va siendo hora de que escriba mi libro.

Ha sido un placer contar con tu presencia en La Buhardilla de Tierra Trivium, te deseamos la mayor de las suertes en tus futuros proyectos, en concreto con tu primera obra en solitario. Nos ha asombrado conocer tus otras facetas.

PdR: Muchas Gracias Ignacio, por invitarme a compartir este rato en esta encantadora Buhardilla

Y con esta grata visita cerramos la primera temporada de La Buhardilla, pero no por mucho tiempo. A mediados de agosto volveremos con las pilas cargadas y más interesantes entrevistas. Mientras tanto os invito a visitar los blogs de mis compañeros y a apuntaros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium.

Hasta pronto.

Publicado el Deja un comentario

Eva María Medina visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Eva María Medina en La Buhardilla de Tierra Trivium

Volvemos a la novela con la visita a la Buhardilla de Tierra Trivium de Eva María Medina con la que charlaremos sobre su novela Relojes muertos. (Madrid, 1971) Licenciada en Filología Inglesa, ha escrito en solitario Sombras (2013) y es coautora de Relatos en Libertad y Letras Adolescentes. Ha recibido diversos premios literarios. Podéis leer sus textos en su blog Relojes Muertos y en Twitter (@EvaMedinae).

Ignacio J. Dufour García: Eva es un placer tenerte de visita en La Buhardilla de Tierra Trivium. Antes de hablar del ilustre prologuista de Relojes muertos, hablamos de cómo se te ocurrió la historia, del germen de la misma.

Imagen propiedad de Eva María Medina cedida a Tierra TriviumEMM: A mí el tema de la locura siempre me ha interesado. Muchos de mis relatos —como «Tan frágil como una hormiga seca» y «Ser el otro»— comparten esta misma obsesión. Me preocupaba, y sigue preocupándome, esa línea tan fina que existe entre cordura y locura, lo fácil que es traspasarla y verse al otro lado. Me inquieta el sufrimiento de los enfermos mentales, el rechazo social, lo difícil que es la convivencia con ellos, el ostracismo al que la propia enfermedad y la sociedad los retrae, la frustración del que quiere ayudar y no sabe cómo. Fue una idea la que hizo germinar un relato que, una vez acabado, siguió dando vueltas en mi cabeza. Por ello, decidí desarrollar la historia con mayor profundidad.

IJDG: ¿Por qué ese título Relojes muertos ?

EMM: El título surgió de una escena que luego solo insinué. Escena en la que Herminia le cuenta al protagonista que durante su última visita a su hijo al psiquiátrico, el pobre, tan preocupado por arreglar el reloj que heredó de su padre —intentándolo dar cuerda para que funcionase—, cuando el mecanismo de su mente estaba mucho más averiado. Esa escena fue una especie de revelación que alumbró el título.

Este título, Relojes muertos, está estrechamente relacionado con la temática principal del libro, la locura. Los locos son esos relojes que ya no funcionan aunque les demos cuerda. Además, genera un campo semántico amplio en la novela —como la historia del viejo que habla al reloj de pared, los cuentos que el protagonista se inventa, una pesadilla sobre una redada de relojes…— que ayuda a crear esa idea de universo cerrado.

IJDG: ¿Cuándo decidiste contar la historia en primera persona?

Imagen propiedad de Eva María Medina cedida a Tierra TriviumEMM: Cuando me di cuenta de que la novela ganaba en fuerza y veracidad.

IJDG: Es difícil tratar un tema como el de los trastornos mentales sin caer en el paternalismo ni en la parodia ¿como construiste los personajes para llegar a que sean tan verosímiles y tan creíbles?

EMM: Para conseguir meterme en la piel del personaje principal, y de algunos secundarios, para crear personajes verosímiles, tuve que documentarme sobre las enfermedades mentales, en especial la esquizofrenia. Me fueron de gran ayuda ensayos como Sobre la locura de Fernando Colina o Genio artístico y locura. Strindberg y Van Gogh de Karl Jaspers, donde su autor desarrolla un estudio comparativo de las trayectorias vitales y artísticas de Strindberg, Swedenborg, Hölderlin y Van Gogh, incluyendo una indagación estricta sobre las relaciones entre locura y creatividad artística. Sin embargo, fueron los libros de ficción que abordaban este tema los que más me influyeron. Grandes novelas como El atestado de J.M.G. Le Clézio, Mi alma en China de Anna Kavan, Huida a las tinieblas de Arthur Schnitzler, Sophia de Colin Thubron, Delirio de David Grossman, Inferno de August Strindberg, Alguien voló sobre el nido del cuco de Ken Kesey, Delirio de Laura Restrepo, y Tierra de David Vann.

Estas y otras lecturas me acercaron al problema subrayando aspectos de su psique comunes en estos enfermos: sus alucinaciones (sobre todo auditivas), el desdoblamiento que pueden llegar a sufrir, su relación directa con un ser superior, que suele ser Dios, llegando incluso a sentir a ese ser superior dentro de ellos («Una especie de religión se ha creado en mi interior», nos cuenta el narrador protagonista de Inferno de Strindberg). Alteraciones en la percepción: objetos que se transforman y les hablan, «una farola canta» en Inferno; «el blanco, al moverse, se animaliza. El negro se negrifica» percibe Adam, el personaje principal de El atestado de Le Clézio, el cual también escucha «el murmullo de una caída vecina de motas de polvo, en alguna parte debajo de un mueble.» Se creen víctimas viviendo un destino prefijado; carteles, señales, anuncios o sueños predicen su destino. Reciben malos o buenos augurios. A veces se sienten dirigidos por otra persona. El loco, al igual que el alcohólico, tiene momentos de una afinada cordura, pero también sufre embotamiento. Manía persecutoria, vértigo, mareos, angustia, insomnio, obsesiones, miedos, premoniciones, ansiedad, ira, tendencia a discutir, violencia y desinhibición (se impone el inconsciente, rompiéndose el encorsetamiento civilizatorio) suelen formar parte de su vida. El psiquiatra y ensayista Fernando Colina en su libro Sobre la locura nos explica: «En su polo esquizofrénico, en cambio, es el temor al contacto con el otro, vivido como invasor y maléfico, lo que le arrastra a la soledad pasiva y al desinterés por el mundo. Pero también el esquizofrénico puede reaccionar en sentido contrario, cuando a veces se agita y se disocia en una vertiginosa movilidad que no encuentra motivación».

IJDG: Una cosa que sorprende al lector es el prólogo de Juan Manuel de Prada. Cuéntanos cómo llegó a ser el prologuista de Relojes Muertos .

Imagen propiedad de Eva María Medina cedida a Tierra Trivium
Presentación de Relojes Muertos con Lorenzo Silva, Eva María Medina y Juan Manuel de Prada

EMM: Conocí a Juan Manuel de Prada en un curso que impartió en Santander. Le pedí que leyera el manuscrito y me diese su opinión. Cuando Noemí Trujillo, editora de Playa de Ákaba, me comunicó que me publicarían la novela, le pedí a Juan Manuel de Prada —quien ya la había leído y le había gustado mucho, comentándome que la inmersión que hacía en los laberintos de la locura era en verdad prodigiosa, y que había creado un personaje memorable de verdad— que me escribiese el prólogo. No solo aceptó sino que además me escribió un magnífico prólogo (poético, profundo, inteligente) mostrando gran entusiasmo y cariño, haciendo una disección de los personajes más relevantes, de la atmósfera de la novela y su significado ulterior.

La verdad es que me sorprendió mucho —si me lo hubieran contado años atrás no lo hubiese creído— que un gran escritor como Juan Manuel de Prada escribiese ese prólogo tan generoso a mi primera novela. Me siento muy afortunada.

IJDG: Hay una escena que me ha sorprendido y que refleja muy bien el sentido de la novela, es cuando el protagonista lee la noticia del preso que desea volver a la cárcel porque esa es su casa. Dicha escena me ha recordado a varias escenas de Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena en los que se comenta cómo los enfermos una vez curados no se sienten seguros en la sociedad. ¿Cómo surgió?

EMM: Es una noticia de prensa que incluí en el texto, seleccionando los datos que me parecieron adecuados a la trama.

IJDG: Para ir finalizando esta entretenida entrevista, ¿Cuáles son tus referentes literarios?

EMM: Miguel de Cervantes, Frank Kafka, William Faulkner, F. Dostoyevski, L. N. Tolstói, Virginia Woolf, Clarice Lispector, Marcel Proust, Miguel de Unamuno, Sándor Márai…

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

Imagen propiedad de Eva María Medina cedida a Tierra TriviumEMM: Realicé un taller de escritura creativa en el que practicamos las técnicas narrativas. Luego, seguí escribiendo, leyendo, analizando textos de otros autores; todo esto unido a mi propia experiencia vital. Considero que este tipo de talleres acelera el proceso de aprendizaje, ayudándote a ver, de un modo objetivo y profesional, los errores más frecuentes del escritor principiante.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

EMM: Quizá me fue más fácil comenzar a escribir relatos por ser un género más breve, para ir adquiriendo un dominio mayor del material narrativo (el ritmo, la construcción de escenas, caracterización de personajes, la atmósfera, el tono…), pero no se pueden obviar las diferencias entre estos dos géneros literarios. Mientras que el cuento actúa por condensación, la novela procede por acumulación. El rasgo principal del relato es la intensidad. La novela acepta digresiones y estas pueden ser su sustancia. Una novela admite la creación de atmósferas muy diversas, no así el cuento que debe tener su propia atmósfera.

Yo me siento más cómoda escribiendo novelas, aunque estas sean cortas.

IJDG: ¿Cómo decides que una idea puede ser una novela o un cuento?

EMM: A medida que se va desarrollando la historia, durante el proceso de escritura.

IJDG : Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

EMM: Estoy escribiendo una novela sobre el alcoholismo. Intento adentrarme en la mente de un alcohólico, hacerme las preguntas desde dentro del personaje, y contestarlas, o intentar hacerlo, dejando puertas abiertas para que el lector libremente las cruce.

Muchas gracias Eva por compartir con nosotros esta novela que te atrapa hasta que no la terminas. Deseo que hayas disfrutado de esta conversación tanto como nosotros. Está es tu casa y tienes las puertas abiertas para volver con tu próxima novela que tiene pinta de ser igual de interesante que Relojes Muertos.

La próxima semana visitará La Buhardilla de Tierra Trivium Manuel Trigo Nogales para hablarnos de su obra literaria, entre otras cosas.

Para ser los primeros en conocer las novedades del Grupo Tierra Trivium os podéis unir al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium y además los suscriptores del Grupo Tierra Trivium tenéis interesantes descuentos en la Librería Tierra.

Publicado el 1 comentario

Raquel López Martín visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Raquel López Martín en La Buhardilla de Tierra Trivium

Después de este breve paréntesis en el que os he dejado en la agradable compañía de Sara Levesque a consecuencia de mi participación en la Feria del Libro de Tres Cantos, terminamos el mes de mayo tan poético como lo empezamos. Hoy visita La Buhardilla de Tierra Trivium la poeta Raquel López Martín (Madrid, 1979), con la qué conversaremos sobre su poemario Desnuda en versos. Licenciada en Filología Clásica, ha participado en numerosos certámenes de poesía y microrrelatos, quedando seleccionada y formando parte de las antologías de dichos concursos literarios. Además en El rincón de mis letras comparte su obra literaria.

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida Raquel, espero que en esta buhardilla te sientas como en casa. Una de las primeras cosas que me atrajo de tu poemario es su título Desnuda en versos. ¿Cómo se te ocurrió?

RLM: Encontrar el título fue sencillo: en este poemario yo desnudo mi alma a través de la poesía, quedando mi esencia emocional plasmada en letras. En mis poemas quedo «desnuda en versos»: el sentimiento y la emoción se deslizan por cada estrofa dejando al descubierto mi sentir más profundo.

IJDG: El poemario a través de sus seis partes va evolucionando del amor más puro, más poético, a la realidad pura y dura con un poso de amargura y terminando con dos textos que te dejan tocado. ¿Ese orden fue buscado o tiene alguna relación con las fechas en las que escribiste los poemas?

RLM: Es un orden pensado para la estructura del libro. Hago un recorrido de instantes vitales marcados por los sentimientos (que son atemporales) como el amor, la pasión, el desamor, la melancolía, el olvido, los recuerdos y sensaciones producidas por la realidad que nos rodea. El libro se compone de poemas escritos a lo largo de toda mi vida.

IJDG: Cada una de las seis partes del poemario se abre con una foto acompañando un texto en prosa poética. ¿Cómo surge la idea de darle esta estructura al poemario, y de usar esas fotos que son pura poesía?

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumRLM: Me apetecía introducir al lector en el plano emocional de cada bloque, haciendo una breve exposición del sentimiento expuesto en cada uno de ellos, para ubicarlo en los instantes descritos en cada poema. Las fotografías realizadas por Jesús Umbría aportan una belleza visual que enriquece el contenido del poemario, añadiendo mayor carga significativa. La idea de fotografiar partes de mi cuerpo fue de este gran profesional que supo captar perfectamente la esencia de mi «yo» más interno y reflejarlo en la capa exterior: así, por ejemplo, en el bloque Del Amor y otras pasiones la imagen del perfil de los labios invitan al deseo y la pasión, o en Melancolías y Recuerdos los ojos dejan la mirada perdida en el ayer…

IJDG: Cuando uno lee este poemario siente que esta leyendo algo intimo como ya adelanta el nombre del poemario, pero lo curioso es que termina volviéndose algo intimo del lector. Hay poemas en los que llegas a sentir que esa es tu historia, en mi caso me ha ocurrido con varios pero el más claro es «Tiempos equivocados» ¿fue algo que buscaste al escribir los poemas tratando temas como el amor, la perdida, los desamores, la nostalgia… o simplemente ha sucedido?

RLM: Los sentimientos y las emociones son inherentes al ser humano, por eso, el lector se siente identificado con mis versos, pues son descripciones de momentos sentidos y sufridos que todos hemos podido experimentar a lo largo de nuestra propia vida. Cuando se lee un poema con el alma abierta, el poema te toca por dentro y convierte ese instante de lectura en algo propio e íntimo de la persona que lo lee. Esa es la magia de la poesía.

IJDG: Ahora viendo el poemario en perspectiva, ¿Cambiarías algo de él? ¿Tienes algún poema que destacarías?

RLM: No lo cambiaría, tiene su propia esencia y cuerpo. Y sí, hay poemas que indudablemente han marcado momentos muy importantes y su carga emocional es muy fuerte, pero os invito a que seáis vosotros al leer el poemario quienes destaquéis ese poema que sentís como vuestro.

IJDG: La forma de terminar el poemario con esos textos tan duros, que te dejan un regusto de hiel, ¿es algo planificado?

RLM: ¡Ja ja, pues la verdad es que no! Quise incluir ese bloque de prosa poética porque disfruto mucho escribiéndola y me resulta muy interesante condensar mucho significado y contenido en pocas líneas, desarrollando reflexiones poéticas o microrrelatos con ese toque de poesía que me define. El final del poemario con estos dos textos: Abandono y Renacer es simplemente porque se alejan de esos sentimientos de soledad, amor, desamor o evolución personal que unifican el contenido de todo el libro, tratando el tema del «alma» desde otro prisma diferente. 

IJDG: En El rincón de mis letras cada poema o relato va acompañado de una imagen ¿Es una evolución del concepto del poemario con el que con la unión de texto e imagen generas una obra más redonda?

RLM: La inspiración del poetImagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra Triviuma aparece cuando menos lo esperas, cualquier cosa es susceptible de incitarte a escribir un poema y a mi me ocurre mucho con las imágenes; a veces veo una imagen o una fotografía que me mueve algo por dentro o me impacta por algo, y me suscita escribir; por eso me gusta acompañar mis poemas de una imagen que ilustre y aporte más significado a las palabras. DESNUDA EN VERSOS tiene mucho de mí, y era necesario acompañarlo de algunas imágenes.

IJDG: ¿Que surge antes el relato o la imagen?

RLM: Pues depende, a veces surge el relato tras ver una imagen tal y como te comentaba en la pregunta anterior, y sin embargo, en otras ocasiones escribo primero y es después cuando busco la imagen idónea para ilustrar mi escrito.

IJDG: Para ir finalizando esta entretenida entrevista nos puedes hablar de tus referentes literarios

RLM: En poesía, siempre me ha gustado mucho la generación del 27. Federico García Lorca y Miguel Hernández son mis poetas preferidos, son grandes poetas cuyo estilo me atrae mucho, con esa carga emocional tan palpable y profunda… Pablo Neruda por esa expresión íntima y sutil del amor; el romanticismo de Bécquer, Pedro Salinas… Idea Vilariño y Ángel Buesa… ¡¡son tantos los grandes poetas!!

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumIJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir? ¿Y ser poeta?

RLM: Escribo desde niña, siempre fue una necesidad vital expresar mis emociones en versos y reflexiones. Yo, simplemente, tengo alma de poeta; la poesía me ha acompañado siempre y siempre la he necesitado, forma parte de mí, de mi forma de entender la vida, de mi forma de vivir… Como dijo Lorca: «Todas las cosas tienen su misterio, y la poesía es el misterio que tienen todas las cosas»

IJDG: Poesía, relato, microrrelato… ¿Alguna preferencia?

RLM: Soy poeta de alma. ¡Siempre Poesía! Pero me encanta escribir microrrelatos… Se pueden desarrollar ambas cosas y disfrutarlo con la misma intensidad.

IJDG: ¿Cómo decides que esa idea puede ser un poema, un relato o un microrrelato?

RLM: La mayoría de las veces no lo decido, es la propia inspiración del momento la que me marca el camino a seguir… versos o prosa poética. Aunque si se trata de ponerse a escribir sobre una idea ya premeditada depende de lo que se trate o si lo escribo con algún fin determinado como puede ser para presentarlo a un tipo de concurso literario, una colaboración, etc…

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumIJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

RLM: Ya tengo escrito un segundo poemario, con un hilo conductor que traza la historia del contenido, con una poesía mucho más madura, evolucionada, que desarrolla otras metáforas y figuras… Sin perder mi esencia poética, es una poesía donde se notará un cambio.

Y tengo en mente escribir un libro sólo de prosa poética, donde los microrrelatos y las reflexiones serán los protagonistas.

Muchas gracias Raquel por esta agradable charla. Confío en que hayas disfrutado tanto como nosotros con tu poemario. Y deseo que salgan adelante tus futuros proyectos y estas invitada a venir cuando quieras a La Buhardilla de Tierra Trivium.

Nuestra próxima entrevista será a la escritora Eva María Medina, con la que charlaremos de su novela Relojes Muertos.

Os recuerdo que si queréis ser los primeros en leer las entrevistas de La Buhardilla de Tierra Trivium, uniros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium donde publicamos todas nuestras novedades.

Publicado el Deja un comentario

Sara Levesque en La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Sara Levesque en La Buhardilla de Tierra Trivium

Empezamos mayo con la visita a la buhardilla de Tierra Trivium de la poeta y escritora Sara Levesque (Madrid, 1987), en su web Bohemia… te adoro se define como una artista de las palabras cuya gran pasión es escribir. También cuenta que empezó a escribir para superar el desamor, a modo de terapia. Como no lo consiguió, permaneció agarrada al lápiz, por si las moscas. Se considera una bohemia romántica que no tiene remedio, ni lo quiere. Es audioprotesista por dinero y una excusa, soñadora por culpa de una musa, y escritora por Amor al Arte y a su naturaleza inconclusa. Comenta que lo primero es un trabajo para ganarse la vida, lo segundo es su estilo de vida, y lo tercero es lo que le mantiene con vida.

Charlaremos con ella de su participación en la antología Cuadernos de Medusa, su implicación en el centenario de Gloria Fuertes y de otras facetas artivistas de su obra. La podéis encontrar en Facebook (Sara Levesque), Twitter (@SaraLeveque36) y en su página web Bohemia… te adoro.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.
Sara Levesque firmando un ejemplar de Cuadernos de Medusa.

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida a esta humilde buhardilla. ¿Nos puedes contar cómo llegaste a participar en esta preciosa antología?

Sara Levesque: Gracias por invitarme. Mi participación fue casualidad. Gracias a mi amigo Ramón, contacté con la editorial del libro para mandarles el manuscrito de mi primera novela No sigo el guion. Mientras la estudiaban, me preguntaron si quería participar en un proyecto que estaban diseñando (Cuadernos de Medusa) y acepté de inmediato.

IJDG: Me ha emocionado mucho leer tu relato con ese tono de confesión íntima. ¿Qué te lleva a escribir esta historia?

SL: Una vieja espina. Siempre digo que no escribo relatos, sino abrazos. Gracias a una gran persona, conocí el término Apapachar. La espina en cuestión dolía. No me gusta sentir dolor. Lo único que hice fue sacarla del Corazón, usar la sangre como tinta para escribir la historia y remendar la cicatriz con palabras, cerrando la herida para siempre. Apapachar significa «abrazar con el Alma». Eso es este relato, un abrazo con el Alma.

IJDG: Uno de los aspectos que más me ha sorprendido de tu relato es que te deja con la sensación de haber estado leyendo un poema, ¿fue algo buscado o simplemente surgió al escribirlo?

SL: Surgió sin más. Las palabras aparecían rodeadas de ese halo poético. Solo les di forma para contar algo íntimo con lo que cualquiera pudiera sentirse identificado.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Presentación de Cuadernos de Medusa en Nakama Lib. De Izquierda a derecha (Victoria Irene Borrás Puche «editora de Cuadernos de Medusa», Erika Okumura, Sara Levesque e Inma Claudio)

IJDG: En la presentación de Cuadernos de Medusa en Madrid, decidiste leer el relato acompañada por… ¿Cómo se te ocurrió esa mezcla tan interesante?

SL: Por Erika Okumura, autora del relato El mito de Hi’Haka. La primera vez que nos reunimos los autores, no estábamos todos. Los que asistieron me cayeron bien muy pronto. Pero me sentí identificada con el carácter que mostraba Erika. Sonriente pero tímida cuando le tocó hablar. A mí me cuesta mucho hablar en público, y pude ver que a ella también parecía sucederle lo mismo. Nos caímos bien en seguida. Pensé que si presentábamos las dos este proyecto tan hermoso, podríamos disfrutarlo sin dejarnos llevar por el «miedo escénico», apoyándonos en el relato de la otra.

IJDG: Además de cultivar la prosa, como en el caso de este precioso relato que se incluye en Cuadernos de Medusa, también eres poeta. ¿Cómo decides si una historia es un poema o un relato?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Acción reivindicativa por la Biblioteca de Mujeres en el Espacio de Encuentro Feminista.

SL: La propia esencia de la historia me lo sugiere. Si se basa en algo fugaz, la visto de poema; si es algo más intenso o que me cuesta más trabajo exteriorizar, la convierto en relato.

IJDG: Hablando ahora de obra poética, ¿cómo te gusta definirte, como poeta o como poetisa?

SL: Dado que no puedo decantarme solo por un género, prefiero definirme como Escritora. Lo que más trabajo es la prosa y narrativa, pero también poemas… No puedo elegir un único género.

IJDG: ¿Qué tal fue la experiencia de participar en los actos del 8 de marzo del Espacio de Encuentro Feminista con tu obra poética?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque en el Espacio de Encuentro Feminista

SL: Fue muy enriquecedora. No pude estar presente al 100%, pero tanto lo que yo vi como lo que me contaban las compañeras fue que mi obra recibió una calurosa acogida. Además María Ángeles, una de las mujeres que trabaja en el Espacio, me dio un valioso consejo para hablar en público el día que fui a presentar mi obra allí: que no me dejase llevar por la timidez y mirase a los asistentes mientras leía. Debido a los nervios, ese día leí un relato sin despegar los ojos del papel. El consejo me ayudó mucho desde entonces.

IJDG: Siguiendo con tu faceta más activista, háblanos de tu participación en el centenario de Gloria Fuertes, en el acto La Gloria está fuera de los armarios y en la acción Creadoras, reivindicando a las escritoras en la calle Huertas.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque participando en La Gloria está fuera de los armarios en la plaza Gloria Fuertes.

SL: Todo ello fue algo que jamás hubiera pensado que podría realizar. Desde Órbita Diversa me dieron la oportunidad de colaborar con mi trabajo. En el centenario conocí a personas muy interesantes que siempre recibieron tanto a mi Arte como a mí misma con una sonrisa. Paloma y Cass me invitaron a diversos eventos relacionados con Gloria Fuertes, y disfruté muchísimo de compartir con ellas algo tan mágico. Conocí a Inma, guitarrista formidable del grupo Criaturas del aire, y después a Ana, la vocalista. Sobre el acto La Gloria está fuera de los armarios, tuve la oportunidad de leer en la plaza de Gloria Fuertes pedacitos de mi trabajo y compartirlo con más artistas. Y la acción en la calle Huertas fue algo muy original, que me dejó con ganas de alargarlo hasta que acabara el día. La autora que elegí fue Concha Espina, leí un pequeño fragmento de La esfinge Maragata, y después un mini texto mío basado en ella. Puedo decir que en los tres actos me sentí como en familia. Y todo ello siempre acompañada por el cariño de Matteo, César y Ofelia. Todos los actos fueron muy importantes para mí, tanto a nivel profesional como personal. Me sirvieron para ir aprendiendo poco a poco a hablar en público, que la gente no muerde y que no hay que tener miedo a decir lo que piensas.

IJDG: También colaboraste en la redacción de una de las entradas del Fanzine Creadoras, que está disponible en la librería Tierra Trivium. ¿Por qué elegiste a esta autora? ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia?

SL: Elegí a Concha Espina porque, salvo Gloria Fuertes, no conocía bien al resto de autoras propuestas. De Concha había leído poquito, pero me gustó. Me pareció interesante profundizar en su obra y mostrar en la acción la importancia que se merece. El momento de compartirlo con los compañeros y las personas que se nos iban uniendo fue inmejorable.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque escribiendo una cita de María de Zayas en la calle Huertas.

IJDG: ¿Cuáles son tus referentes literarios?

SL: Muchos, H. D. Thoreau sobre todo. Jeanette Winterson, Malú Urriola, Emily Dickinson, Joe Simpson (el alpinista), Tagore, Gloria Fuertes, María Recrea, Oriana Fallaci, Stephen King…

IJDG: Sara, ¿qué es lo que te llevó a escribir?

SL: Supongo que, como soy tímida y a veces me cuesta hablar, me expreso mejor escribiendo. Es algo que aprendí en casa. Mis padres siempre leían. Cuando aprendí a hacerlo, devoraba libros sin parar. Después pensé que sería buena idea crear yo uno, para que quien lo leyera sintiera la misma emoción que sentía yo al leer. A modo de anécdota, me gustaría compartir que, cuando era pequeña y me portaba mal, mis padres me castigaban sin leer.

IJDG: Levesque no es tu verdadero apellido. ¿Qué te llevó a usar seudónimo? ¿Y cómo te decantaste por Sara Levesque?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.SL: Me pareció buena idea protegerme detrás de un seudónimo. Quise reflejar este aspecto en una de las protagonistas de mi novela, Sylvie. Elegí Sylvie Levesque. Cuando acabé la novela me di cuenta que me gustaba para mí, así que al personaje le puse otro y yo adopté este. Es un apellido francés. Casi todo lo que escribo está ambientado en diferentes partes de Francia. Como no podía ser de otra manera, mi seudónimo tenía que ser francés también.

IJDG: Poesía, relato, novela… ¿Tienes algún género preferido? ¿Alguno en el que te sientas más a gusto?

SL: Me siento cómoda con los tres, pero sobre todo con la novela. Después con el relato y luego con la poesía.

IJDG: Por último, antes de dar por finalizada esta agradable velada, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

SL: Por supuesto. Colaboro desde hace más de un año con la web lesbicanarias.es, con tres relatos semanales. Mantengo al día mi propia web con relatos cortos y algún poema. Tengo escritos tres libros de relatos cortos en prosa poética y el cuarto viene de camino. Además de la novela mencionada al principio de la entrevista, tengo una segunda novela en marcha. Estoy ahora mismo con la promoción de Cuadernos de Medusa y deseando volver a publicar con ellas cualquiera de mis trabajos.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.IJDG: Muchas gracias, Sara, por concedernos un rato tan agradable en La Buhardilla, de Tierra Trivium. Aprovechando tu admiración por Gloria Fuertes, te animamos a participar en la antología que estamos preparando en la editorial por el ciento un aniversario de su nacimiento (Bases Colección Mementos: Gloria Fuertes). Ya sabes que esta es tu casa, y estaremos encantados de que visites cuando quieras.

SL: Muchas gracias a vosotros por esta gran oportunidad. Así me he sentido… Como en casa. Acepto la participación en la antología. Un abrazo.

La semana que viene, siguiendo con la poesía nos visita el poeta, actor, autor y director de teatro Francisco Cenamor, con el que además de hablar de su obra poética y teatral hablaremos de su blog asamblea de palabras en el que cada día publica un poema de un autor diferente y que os recomiendo como forma de conocer poetas de otros lugares.

Por cierto, si queréis ser los primeros en leer las entrevistas de La Buhardilla de Tierra Trivium os invito a uniros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium donde publicamos todas nuestras novedades.

Publicado el 3 comentarios

A voz en cuento en La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a José Jesús García Rueda en La Buhardilla de Tierra Trivium

Para finalizar el mes de abril visita La Buhardilla de Tierra Trivium José Jesús García Rueda, que cada martes se encarga de prestar su voz a un autor diferente en su blog A voz en cuento. Además de narrar de una forma tan característica relatos de Poe, Dickens, Cherterton,… también escribe. Fue galardonado en 2008 con la XXXIII edición del Certamen Internacional de Narrativa «Tomás Fermín de Arteta» con el relato El muerto entre los lirios. Y en El módem de Gutenberg podeís disfrutar de algunos de sus relatos. Le podéis encontrar en redes sociales: Twitter (@AVozEnCuento), Facebook (A voz en cuento).

Ignacio J. Dufour García: Para mí es un placer que nos acompañes hoy, ya que dentro de unas horas es la presentación oficial de una antología en la que participo con el relato El Gobernador de Pastora que surgió de un taller de relato que impartiste en una semana del día del libro en la Universidad Carlos III de Madrid. Antes de hablar de tu faceta como escritor vamos a empezar por A voz en cuento, ¿cómo surge este blog y cómo se te ocurrió el nombre?

José Jesús García Rueda: Un placer charlar contigo en esta acogedora buhardilla, Ignacio. El blog surge como una forma de seguir conectado con la literatura, en una época en que me estaba viendo obligado a alejarme parcialmente de ella, de una forma ligera y divertida, que además me permitiese jugar y experimentar con algo que siempre me ha gustado mucho: leer para otros. El nombre es bastante literal, ponerle voz a relatos, a la vez que se le da una vuelta de tuerca jugando con la frase «a voz en grito».

IImagen cedida por José Jesús García Rueda al Grupo Tierra Trivium para esta entrevista JDG: El pasado 18 de marzo celebraste el 4º aniversario del blog. ¿Qué nos puedes contar de los 140 programas publicados en el blog?

  JJGR: Pues que ha sido muy divertido, me han permitido conocer a mucha gente fantástica y he localizado autores (tanto nuevos como contemporáneos) de los que quizá nunca habría tenido noticia de no ser por el podcast. Encontrar la entonación adecuada para cada historia, jugar con las voces… Ha habido relatos que han sido un verdadero reto, y otros que me han permitido experimentar. Y si además la gente te escribe para decirte cuánto le ha gustado tal o cual locución… pues eso, una experiencia redonda.

IJDG: Una de las señas de identidad del blog es el uso de música para acompañar al texto, ¿cómo encuentras la música que se adapta a un relato? ¿y cómo haces para que se sienta  parte del mismo?

JJGR: La música comenzó siendo un elemento secundario en la estructura del programa; de hecho, en las primeras emisiones ni siquiera había música. Sin embargo, muy pronto se hizo con un papel relevante y pasó a convertirse en un soporte fundamental que hace que el relato fluya. En general sólo utilizo piezas clásicas y con tempos lentos, e intento que la duración de la pieza se aproxime lo más posible a la del relato: es impresionante cómo una buena pieza clásica y un relato bien narrado que tengan una duración similar suelen encajar de manera casi automática, cómo si los ritmos de las historias, tanto musicales como escritas, cumpliesen unas mismas leyes de la armonía.

IJDG: Hablando de música, ha sido pensar en el blog y lo primero que me ha venido a la mente es la cortinilla que usas en los especiales de novela o poesía para separar los relatos. La elección del sonido de las campanitas de entrar en una tienda antigua es un acierto. ¿De dónde surge la idea de hacer especiales con varios autores? Si mal no recuerdo siete de novela y otros tantos de poesía.

JJGR: Sí, siete y siete hasta la fecha. La idea de los especiales de poesía surge como un mecanismo para romper la rutina en un podcast concebido a propósito con una estructura muy repetitiva, como una forma de abrir la puerta a otros géneros. Y una vez abierta la puerta, por ahí se colaron los especiales de novela: la oportunidad de incluir la narrativa de larga duración en un espacio nacido para el relato breve. Un amigo que acababa de terminar una novela me preguntó si podría incluirla en A voz en cuento… y los especiales de novela fue la respuesta que se nos ocurrió.

IJDG: ¿Nos podrías contar como eliges los textos de A voz en cuento?

JJGR: Pues lo primero es que trato de alternar autores clásicos con autores contemporáneos. En el caso de los autores clásicos, se trata de encontrar un cierto equilibrio entre escritores muy conocidos y escritores muy buenos pero quizá algo menos populares. Con los autores contemporáneos los nombres van surgiendo de mi propia participación en la vida literaria, tanto como lector, fan o escritor. En cualquier caso, un principio fundamental del podcast es dar cabida a la variedad, tanto de géneros como de estilos, tonos, aproximaciones…

IJDG: Otra de las señas de identidad de A voz en cuento es su día de publicación ¿Porqué elegiste publicar los martes?

Imagen cedida por José Jesús García Rueda al Grupo Tierra Trivium para esta entrevistaJJGR: Bueno, no se puede decir exactamente que lo… decidiera. Más bien surgió así: cuando empecé a grabar, los lunes era un día en que disponía, más o menos, de tiempo y tranquilidad para hacerlo, lo cual suponía dedicar el martes a rematar la edición y publicar. Lo hice así durante las primeras semanas, y al final acabó por convertirse en una tradición.

IJDG: Para concluir con A voz en cuento, ¿qué relato te ha sorprendido más? Yo he de confesar que a mi me costaría elegir uno, recuerdo el primero de todos Recorrido circular, uno con cierto componente erótico…

JJGR: Entre 140 relatos es complicado elegir uno… Cada autor, y casi cada relato, tiene su historia particular. Pero hay tres que han constituido hitos muy importantes en la historia del podcast. El primero el propio Recorrido circular, de Victoria Pérez Celada, precisamente por ser el primero que se grabó. Otro muy importante fue La duquesa y el joyero, de Virginia Woolf, que supuso el despegue definitivo del programa al obtener varios miles de descargas en menos de una semana. Y, más recientemente, Los ojos verdes, de Gustavo Adolfo Bécquer, que hasta el momento es posiblemente el relato que mejor acogida ha tenido.

IJDG: Como comentaba en la presentación de esta visita a la buhardilla de Tierra Trivium, además del blog A voz en cuento, eres escritor y en El modém de Gutemberg, que por cierto otro nombre muy bien elegido, podemos encontrar algunos de tus relatos. ¿Qué te es más gratificante escribir o poner voz a textos de otros autores?

JJGR: Son actividades que para mí resultan complementarias. Escribir es escribir, no puede compararse con ninguna otra cosa, pero poner voz a otros textos te permite relajarte, acercarte a la literatura de una manera menos… comprometida, más desenfadada.

IJDG: Además has sido galardonado con varios premios literarios: Primer concurso de escritura rápida del Ayuntamiento de Valdesaz (Guadalajara) en 2008, XXXIII edición del Certamen Internacional de Narrativa «Tomás Fermín de Arteta», concurso de relato «Doris Lessing» de la Universidad Carlos III de Madrid, entre otros. ¿Qué nos puede contar de esta experiencia de ver tu obra reconocida?

JJGR: Pues que es una de las cosas más gratificante que te puede suceder. Recuerdo el subidón que supuso cuando recibí la comunicación de haber ganado mi primer concurso literario, al menos el primero como adulto, o cuando el propio Luis Mateo Díez me dio la enhorabuena por haber ganado el Tomás Fermín de Arteta… Estoy muy agradecido por haber tenido la oportunidad de vivir esas sensaciones.

IJDG: ¿Cuáles son tus referentes literarios?

JJGR: No creo tenerlos. O al menos no soy consciente de tenerlos. Pero si te puedo decir que tengo especial predilección por los autores… «juguetones», como a mí me gusta llamarlos: Italo Calvino, Alessandro Baricco, Julio Cortazar, el Torrente Ballester de Quizá nos lleve el viento al infinito o el Joseph Heller de Trampa-22. Pero si me obligases a darte un escritor favorito, me inclinaría sin dudarlo por Coetzee.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

JJGR: Que me gustaba imaginar historias y que se me daba bien ponerlas por escrito. Te estoy hablando de cuando tenía 9 o 10 años. Y después ambos factores van creciendo y creciendo y… hasta ahora.

IJDG: Novela, cuento, relato corto, blog, podcast… ¿En cuál te sientes más a gusto? ¿Hay alguno que prefieras? Y dentro de ellos, ¿cuál es tu genero literario preferido?

Imagen cedida por José Jesús García Rueda al Grupo Tierra Trivium para esta entrevistaJJGR: El relato corto, sin duda. Disfruto mucho cualquiera de los otros vehículos narrativos, pero lo que más me gusta, tanto cuando leo como cuando escribo, es el relato corto. Y si tengo que elegir un género… pues me encanta probar, he leído casi de todo. Aunque hay un género que me ha acompañado durante toda mi vida: la ciencia ficción.

IJDG: Para terminar esta agradable charla, ¿háblanos de tus futuros proyectos?

JJGR: Pues en muy breve se publicará la recopilación de relatos fantásticos El viento soñador, editada por Mariano Villarreal, en la que me siento honradísimo de participar con un relato. Además estoy ultimando mi primera obra larga, a la que llamaría novela… si lo fuera (y hasta aquí puedo leer). También tengo aparcado, espero que temporalmente, un proyecto de recopilación de mis propios relatos. Y, por supuesto, seguiré alimentando el podcast (y él a mí).

Ha sido un placer reencontrarnos en La Buhardilla de Tierra Trivium. Deseo que todo el mundo disfrute de los relatos de A voz en cuento, ya que es una experiencia inolvidable cada relato. Muchas gracias José Jesús por tu tiempo y por acompañarme en mis inicios como escritor. Y como siempre nos encontramos en las alturas desde esas reuniones del club de lectura en la última planta de la biblioteca de la Carlos III, aquí tienes un nuevo lugar de encuentro en el que hablar, leer u oír literatura.

En nuestra próxima entrada dejamos atrás los fastos del Día del Libro y retomamos los libros de la mano de la escritora y poeta Sara Levesque, que nos hablara de su participación en la antología Cuadernos de Medusa de la Editorial Amor de Madre, así como de las facetas más artivistas de su obra.

Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Furias y Féminas en La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Furias y Féminas en La Buhardilla de Tierra Trivium

Este sábado, preludio del Día del Libro, vamos a entrevistar metafóricamente a tres autoras que intentaron sin éxito entrar en la RAE, una de ellas tres veces, para ello visitan La Buhardilla, las componentes de Furias y Féminas: La directora y autora de la obra: Nela Linares Antequera y las actrices que dan vida a Emilia Pardo Bazán (Paloma García Consuegra), Gertrudis Gómez de Avellaneda (Carmen Valverde) y Concepción Arenal (Begoña Del Castillo). Con esta visita queremos celebrar, como se merece, el Día del Libro aunando el teatro con tres grandes escritoras, que no han tenido el reconocimiento que debieran. Ante todo agradecerles a las tres, Paloma García Consuegra que da vida a Emilia Pardo Bazán ha tenido un compromiso de última hora que nos ha impedido hablar de esas tres veces que intentó entrar en la RAE, que hayan sacado un hueco para visitar nuestra buhardilla. Furias y Féminas están activas en las redes sociales: Twitter (@Furias_Feminas) y en Facebook (Furias y Féminas), donde podéis informaros de sus próximas actuaciones.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Furias y Féminas recorriendo la calle Huertas en el día de las escritoras.

Ignacio J. Dufour García: Bienvenidas a esta buhardilla. La primera pregunta me parece que debe de ser para la autora de la obra. ¿Qué te lleva a escribir una obra en la que los personajes sean mujeres de la talla de Emilia Pardo Bazán, Gertrudis Gómez de Avellaneda y Concepcion Arenal?

Nela: Haciendo lecturas feministas, asiduamente cojo manuales de libros de escritoras referentes del feminismo tanto de las anteriores olas como de las actuales y descubro con el libro de Nuria Varela Feminismo para principiantes que hay tres literatas de nuestra historia que intentaron acceder a la RAE y no las dejaron por el simple hecho de ser mujer. A partir de conocer sus nombres, —bueno a dos de ellas sí las conocía (Emilia Pardo Bazán y Concepción Arenal) a Gertrudis Gómez de Avellaneda no— me pongo a investigar un poco más sobre cómo ha sido la historia de la Real Academia en cuanto a mujeres se refiere y llego a la conclusión de que actualmente seguimos sin estar. Actualmente solo hay ocho académicas de cuarenta y seis académicos en total. Entonces decido hacer una obra en la que se reivindique su presencia y se critique el patriarcado que desprende la Real Academia desde hace siglos.

IJDG: Y ahora le toca el turno a las actrices ¿Qué se os pasó por la cabeza cuando os propusieron dar vida a estas tres mujeres? ¿Cómo os habéis preparado al personaje?

Begoña Del Castillo: Que era una satisfacción muy grande poder encarnar a una persona como Concepción Arenal que tanto hizo por la educación y por concienciar a la sociedad de la desigualdad generada hacia la mujer. Se estudia muy poco en las aulas.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Begoña Del Castillo, caracterizada como Concepción Arenal leyendo una cita de la escritora en la calle Huertas.

Siempre que hay un personaje histórico suelo recurrir al contexto social y político de ese momento. También referencias sobre ella, tanto físicas como aficiones, carrera profesional… Poder actuar qué es lo que me mueve de su discurso es muy importante para mi.

Carmen Valverde: Me pareció muy interesante, yo no conocía a Tula (Gertrudis Gómez de Avellaneda) y fue una forma de aprender. Llevar a escena a estas mujeres es necesario para poder colocarlas en el lugar que se merecen.

Me lo preparé desde el acento cubano. Ese fue el punto de partida, después llegó el juego con mis compañeras y todo cobró vida.

IJDG: Nela, qué sensación te produjo verlas transmutadas en tus personajes.

NLA: La sensación fue muy guay, porque además las niñas ayudaron mucho al proceso de construcción de los personajes. Se construyeron muchísimo los personajes haciéndome preguntas, ya que era la que me había documentado más sobre cada una, pero le dan cada una su toque y la impresión cuando las vi fue genial. Me lo paso muy bien cada vez que ensayamos. La verdad es que la sensación nunca es igual, me lo paso bien cada vez pero de manera diferente. Es una sensación chula.

IJDG: ¿Porqué el título de Furias y Féminas?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Representación de Furias y Féminas en la calle Huertas conmemorando el día de las escritoras.

NLA: Se explica dentro de la obra. En la literatura, a lo largo de la historia, a la venganza femenina se le llama furia. Esto es una venganza femenina, un poco entrecomillada porque no quieren llegar a la sangre por dilemas morales, pero al fin y al cabo es una venganza. Son furias. Féminas es la reiteración porque hay que visibilizar que somos nosotras —lo femenino con el lenguaje. Crear un título así también era estar muy acorde con la obra.

IJDG: De dónde surge la idea de hacer un vermú literario.

NLA: El texto al principio era microteatro de quince minutos que luego amplié para que durase veinticinco minutos en la pretensión de convertirlo en la antesala dramática del vermú literario. Carmen, que hace de Gertrudis Gómez de Avellaneda en la obra, en cuanto lo leyó, le encantó el texto. Me dijo que teníamos que llevarlo adelante como fuese, que iba a gustar mucho, así que ella fue muy impulsora de esa idea. Nos pusimos las pilas y surgió de ellas la idea de hacer un vermú, que fuese por la mañana y que hubiese un coloquio posterior. Es una cosa muy bonita además porque está relacionado con la época de las escritoras a las que damos vida. Es un poco volver al Café Gijón, al café de Pombo y a ese espíritu de reunirse para hablar de literatura.

IJDG: Hay una escena que me encanta y es cuando ellas se ponen a cantar. ¿Era algo que estaba desde el principio en la obra o surgió durante los ensayos de la obra?

NLA: No tenía final porque yo tengo un problema como escritora con los finales ya que para mi nada es un final, de hecho se me olvidan los finales de las películas. Me interesa todo lo que se ha contado antes, el final solo es una conclusión que está muy bien pero no me llena. Yo como escritora tengo la sensación de que siempre me cuesta cerrar y darle el arco de cierre. Hablando con ellas para ver cómo cerrábamos les dije «me encantaría que esto fuese un musical y que empezasen a cantar porque realmente la obra tiene ese espíritu». Además se alude a la escena de Mary Poppins de «Sister Suffragette», que es en una de mis canciones preferidas y que ahora el feminismo ha retomado como una de las consignas.

IJDG: ¿Qué os ha sorprendido más de estas tres mujeres al conocer más profundamente su vida y obra?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Carmen Valverde, caracterizada como Gertrudis Gómez de Avellaneda leyendo una cita de Tula en el día de las escritoras.

NLA: A mi me enamoró Emilia Pardo Bazán por su carácter. Creo que de hecho si me hiciesen la pregunta de con quien te gustaría cenar a lo largo de la historia con una persona viva o muerta yo diría Emilia Pardo Bazán, porque era una persona muy interesante, de cara a la época en la vivió una mujer muy empoderada, una mujer que hablaba 4 idiomas, que había viajado alrededor de toda Europa, una mujer que se separó de su marido porque no le quería, que se escribía cartas super subidas de tono con Pérez Galdós. Lo que más me sorprendió de ella es que una pilla, una pilla de cuidado. Leyéndola se ve entre líneas.

De Gertrudis, la labor que hizo con el esclavismo, era una persona racializada que venía de Cuba en una época en la que España perdió Cuba. Fue la autora de la primera novela antiesclavista y no se conoce. Se habla de El color púrpura y no se habla de Sab, eso me sorprendió mucho.

De Concepción Arenal, que es una ilustrada. Una mujer con tanta entereza y tanta paz, —eso creo que lo transmite muy bien Bego con su personaje— con tanta sabiduría, con tanta calma, con eso de «las cosas se hacen de otra manera». Creo que actualmente en el mundo nos hace falta a todos un poquito de Concepción Arenal.

BC: La frase de ella que dice «Abrid escuelas y se cerrarán cárceles». Una idea de evolución muy actual para ser del siglo XIX. Y que se vistiera de hombre para poder acceder a estudios universitarios.

CV: A mi me sorprendió el pensamiento que tenían, por ejemplo Tula con la defensa del divorcio.

IJDG: Usáis una cita como subtitulo de la obra «Que se otorgue al mérito lo que es sólo del mérito y no del sexo»

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Paloma García Consuegra, caracterizada como Emilia Pardo Bazán leyendo una cita de la escritora en la calle Huertas.

NLA: Sí. Es de Emilia Pardo Bazán, fue una de sus reivindicaciones para entrar en la Real Academia. Es una verdad muy grande, lo que pasa es que hay que tener cuidado porque desde el feminismo actual también se critica mucho el tema. El ataque machista para estas situaciones es el de la meritocracia, de que accedas a los puestos por mérito (no por ser mujer). Lo que pasa es que es un debate mucho más largo. Las cuotas existen para impulsar, si no existiesen tampoco existiría la meritocracia, realmente hay mujeres que valen mucho más y no tienen puestos de poder, ni tienen siquiera puestos de trabajo reconocidos, pero si es una frase que define muy bien la esencia de la obra, que es el mérito para el mérito y no para el sexo.

IJDG: ¿Cómo llega esta cita a la obra? ¿Cuánto os ha influido?

NLA: Por estudiar a Emilia Pardo Bazán, cuando empecé a escribir busqué citas de cada una para incluirlas en el texto, por ejemplo cuando Emilia Pardo Bazán en la obra dice frases como «por la boca solemos morir como los simples peces, y no es muerte propia de hombre avisado, sino de animal bruto, frío y torpe». Son citas sacabas de su obra literaria, que me venían muy bien porque dicen lo que realmente quiere decir el personaje en ese momento. Hice un glosario de citas de cada una y las introduje en el texto y esta nos la quedamos como leitmotiv ya que define muy bien la obra.

IJDG: En este año en el que se está hablando tanto de feminismo, en el que casualmente el tono Pantone de este año es el violeta como nos comentaba Laura Orens en su visita a La Buhardilla de Tierra Trivium, ¿Qué creéis que hubiesen dicho/hecho Pardo Bazán, Gómez de Avellaneda y Arenal de haber vivido en la actualidad?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Emilia Pardo Bazán enseñando a usar Twitter a Concepción Arenal durante la representación de Furias y Féminas (LSE) en el ciclo enREDadas.

NLA: Creo que existen homónimas actuales de ellas. Por ejemplo, la figura de Laura Freixas, como escritora, se me asemeja muchas veces a las reivindicaciones que hacía Emilia Pardo Bazán. Además da muchísima caña por Twitter y en la obra al personaje de Emilia se le ocurre la idea de usar Twitter. Hay referentes actuales que se parecen muchísimo a lo que harían ellas en el caso de estar vivas. Se que Concepción Arenal estaría en el congreso y estaría muy activa con la prisión permanente revisable. Emilia Pardo Bazán estaría en las redes sociales y en muchas conferencias dándole mucha caña a la RAE, como Laura Freixas. Y Gertrudis Goméz de Avellaneda estaría mas en la escena teatral.

BC: Hubieran salido a la calle, y cuando digo salir a la calle, digo salir en colectivo a luchar por lo que les fue quitado.

CV: Creo que estarían sorprendidas de que estemos aún así.

IJDG: En octubre pasado participasteis en una de las acciones reivindicativas de incluir citas de escritoras en el barrio de las letras. ¿Que nos podéis contar de esa experiencia?

NLA: Fue muy guay sobretodo ver cómo reaccionaba la gente al personaje caracterizado en medio de la calle. Las tres fueron caracterizadas de sus personajes por la calle huertas en la que no hay ninguna escritora. A la gente le gustó muchísimo, ellas se sintieron muy a gusto y se lo pasaron muy bien. Cantaron, leyeron citas de las autoras. Fue muy bonito.

La pena entre comillas, es que estas acciones tengan que surgir de asociaciones populares, desde el pueblo desde los barrios y no desde las instituciones públicas, que es de donde debería de salir.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Furias y Féminas paseando por la calle Huertas en el día de las escritoras.

BC: Fue una experiencia preciosa y que de poder conseguirse, seria muy significativa en la tarea de dar un lugar y una visibilidad a estas escritoras.

CV: Fue un camino bonito, pero faltaba tanta gente… Faltaban niñas, niños, hombres… Yo sentí que estábamos un poco solas.

IJDG: Se que representando Furias y Féminas dentro del ciclo de actividades «enREDadas» ya estáis de alguna forma posicionándoos ¿A nivel personal/artístico que os parece todo lo que esta sucediendo?

NLA: Yo no concibo mi creación, ni mi activismo, artivismo como dice Ofelia (Ofelia E. Oliva López), cultural sin feminismo. El feminismo tiene que ser transversal y para mi lo es en el sentido de que lo aplico a todo lo que hago. Yo formo parte de esa cuarta ola de mujeres que se reúnen, que hacen cosas, que salen a la calle, que protestan y que estamos haciendo un trabajo, una labor, bastante importante. En nuestros trabajos, en nuestra clase, en nuestras casas, con nuestros padres, con nuestros hermanos.

Por tanto, me parece maravilloso que la palabra feminismo esté en la boca de todo el mundo. Me parece realmente sensacional, espectacular. Hacía falta.

BC: Muy satisfactoria toda la experiencia.

IJDG: La obra habla de tres mujeres que es relativamente sencillo que la gente haya oído hablar y que tenga una cierta idea de quienes fueron. Qué otras referentes tenéis y que consideráis que no se les ha dado el lugar que se merecen.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
(De izquierda a derecha) Ofelia E. Oliva López, Nela Linares Antequera, Begoña Del Castillo, Paloma García Consuegra y Carmen Valverde al finalizar la representación de Furias y Féminas en la calle Huertas por el día de las escritoras.

NLA: Hoy (en el coloquio posterior a la representación de Furias y Féminas en el ciclo de actividades «enREDadas») han salido con la tradición feminista, no nos dejamos a casi ninguna en el tintero. Las mas importantes que se han ido visibilizando; escritoras como María Teresa León, María Moliner, Carmen de Burgos, pintoras como Maruja Mallo, Zenobia Camprubí, Marga Gil (una escultora que a los veinticuatro años se suicidó, pero que fue una mujer muy moderna para la época en la que vivió, a principios de los años 20).

Actualmente estamos trabajando mucho en eso y se está logrando visibilizarlas. E irán saliendo poco a poco por nuestras lecturas, por nuestros conocimientos.

BC: Isabella, Bird que en pleno sigo XIX y con 100 libras en los bolsillos, recorrió mil kms de las Montañas Rocosas para luego contarlo en uno de sus libros, o Suzzanne Giroust, que en el siglo XVIII fue uno de los pocos miembros de la Real Academia de Pintura y Escultura de Francia a pesar de los recelos de los académicos, que pensaban que era la modelo y no la pintora, ya que su esposo también pintaba. En fin, son muchas las mujeres que fueron invisibilizadas a lo largo de la historia que haría mucho bien tenerlas presentes como referentes femeninos para las niñas en las escuelas la verdad.

CV: Yo tengo muchos referentes que son mujeres anónimas, sobre todo del mundo de la interpretación, dirección, guión… Mujeren que luchan a diario por poder contar historias de «mujeres», no la historia de la «mujer de…»

IJDG: En un par de días se conmemora el Día del Libro, ¿tenéis alguna anécdota al respecto? ¿A quien creéis que se debería dedicar este año el Día de Libro?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Representación de Furias y Féminas (LSE) en el ciclo enREDadas

NLA: Me consta que la feria del libro de este año en Sevilla está dedicada a la mujer escritora y será inaugurada por Almudena Grandes. El foco principal es el que llevamos reiterando durante toda la entrevista; dar visibilidad a la mujer literata. En la feria del libro de Madrid, que este año es la 77 edición, no sé a ciencia cierta si van a conmemorar de manera especial a la figura de la escritora. Sospecho que no… el año pasado estuvo muy presente Gloria Fuertes por ser el aniversario de su nacimiento, pero este año no he escuchado novedad destacable… quizá el ayuntamiento pueda plantearse llamar a las Furias para representar nuestra función en el Retiro uno de los días de feria. Sería bonito y necesario.

IJDG: Nela, ¿Nos puedes hablar de como empezaste a escribir?

NLA: Yo escribo desde siempre porque en mi familia mi padre es músico, mi madre es profesora y también compositora. Entonces en mi casa todo el mundo escribe y todo el mundo es de la SGAE. Yo desde chica he hecho teatro para mí con mis amigos, he enredado a todo el mundo en hacer teatro. Cuando llego a Madrid y estudio mi carrera de Comunicación audiovisual, escribo de una manera más profesional y empiezo a mover proyectos. A partir sobre todo de escribir cortometrajes empiezo a escribir teatro. Principalmente por peticiones, que es una manera relativamente fácil de sacar proyectos adelante y que la gente te conozca. Con microteatro y cosas pequeñitas. También Bego ha tirado mucho de mi para el teatro y me ha hecho que escriba cosas bonitas.

IJDG: ¿Y a vosotras la actuación?

BC: A los 12 años me subí a un escenario y ya no me bajó nadie.

CV: empecé en le colegio con 10-12 años. A los 16 comencé en una escuela de teatro y desde entonces no he parado. No puedo entender la vida sin la interpretación.

IJDG: Para terminar esta agradable charla, ¿Cuáles son vuestros futuros proyectos?

NLA: Tengo dos guiones de largometrajes escritos y estoy intentando buscar productor o alguien que los compre y los haga. Tengo que ampliar Furias y Féminas porque el formato vermú literario es muy bonito, pero todo el mundo quiere una obra larga. Entonces la perspectiva es ampliarla para que dure una hora y veinte, una hora y media. Seguir escribiendo cosas y que se me reconozca profesionalmente esto como una profesión de la que poder vivir.

BC: Pues ahora dirijo una obra que se llama IntrusA que espero se pueda ver pronto en los teatros.

CV: En breve estreno Tiempo de Silencio en el Teatro de la Abadía y me alegra muchísimo que el dramaturgo que ha hecho la adaptación haya escrito maravillosos monólogos a los personajes femeninos, dando voz a su pensamiento y creando un discurso muy actual y necesario.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.Muchas gracias por traernos un poco de esas grandes mujeres que han sido minimizadas por la historia, y por hacernos reflexionar un poco sobre el mérito y la RAE. Además de alegrarnos la velada con ese buen rollo que trasmitís en la obra y que le hace a uno desear haber conocido en persona a Emilia Pardo Bazán, a Tula (Gertrudis Gómez de Avellaneda) y a Concepción Arenal. Quedáis invitadas a visitarnos cuando queráis y como muchos de los que han disfrutado con Furias y Féminas estamos deseosos de ver esa ampliación. Os deseamos la mayor de las suertes en vuestros proyectos actuales y futuros.

Finalizamos este mes tan literario en La Buhardilla de Tierra Trivium con la visita de José Jesús García Rueda para hablarnos de su blog A voz en Cuento, en el que da vida a relatos y poemas, transportándote unicamente con su voz al interior de los mismos.