Publicado el 1 comentario

Entrevista a Txaro Cárdenas

Txaro Cárdenas visita La Buhardilla de Tierra Trivium

La primera invitada de 2019 a La Buhardilla de Tierra Trivium es Txaro Cárdenas, escritora, periodista y, actualmente directora y editora de la revista lúdico-cultural MoonMagazine. En MoonMagazine.info podéis visitar la revista y perderos entre sus múltiples secciones. Por otro lado, podéis encontrar a Txaro Cárdenas en Twitter @Txaro_cardenas, Facebook Txaro Cárdenas y Google+ Txaro Cárdenas-Moon Naciente.

Ignacio J. Dufour García: Es un placer darte la bienvenida a la Buhardilla de Tierra Trivium. Desde 2015 eres la directora de MoonMagazine. Una de las cosas que me ha sorprendido de la web de MoonMagazine son las secciones en las que se divide la revista. ¿Es algo que se planteó en el momento en el que pasaste a dirigir a revista o viene desde la fundación de MoonMagazine?

Txaro Cárdenas: Hola, Ignacio. Encantada de visitar vuestra Buhardilla. Veo que te ha sorprendido —espero que positivamente— la variedad de temas que deseamos recoger en MoonMagazine, una revista lúdico-cultural cuyo objetivo es informar, entretener y acercarse a todo tipo de lector. El aspecto lúdico (sobre todo el lunático, que luego te Imagen cedida a Tierra Trivium para esta entrevista por parte de MoonMagazineexplicaré) estuvo presente desde sus inicios en 2010, pero fue en 2015, a partir de la remodelación de la antigua web, cuando decidí organizar la publicación en distintas secciones y dotarla de una periodicidad dinámica. La revista, por lo tanto, no se distribuye en números, sino en una continua actualización de sus secciones, lo más adecuado teniendo en cuenta su formato digital.

Tampoco es MoonMagazine una revista especializada, nunca quise que lo fuera. Me interesan la literatura, el cine, la música, la historia, la fotografía, la gastronomía… Me interesa todo lo que conlleve conocimiento y creatividad y, en ese sentido, fui egoísta: quería la revista que a mí me gustaría leer. Y convertirla en una revista para todos.

IJDG: ¿De dónde surge la idea de hacer una revista en la que tengan cabida la crítica literaria, recetas de cocina y actualidad cultural entre otras temáticas que se pueden encontrar en MoonMagazine?

TC: Primero fue la Luna (como el Verbo). Yo era auxiliar web y community manager en una empresa de sistemas informáticos. La luna surgió como imagen de la empresa, una publicación cultural dirigida a un tipo de lector muy concreto: el apasionado por la cultura, ese al que algunos llaman «friki» y nosotros llamamos «lunático». Es decir, queríamos llegar al entusiasta, al que se emociona con un libro o puede estar hora y media hablándote sobre su película favorita; al lector que se transporta con un aria de la Callas o al que se emociona con la voz de Freddie Mercury… De ahí surgió la idea de la luna. ¿Qué hay en el mundo que nos una a todos? ¿Que podamos verlo todos? ¿El sol? Demasiado prosaico. Tenía que ser la luna. Ella envuelve, inspira, hechiza. Y atrae. Fue como un fogonazo, después de una larga deliberación, surgió el nombre: MoonMagazine.

Así que empecé a escribir artículos. Los editaba a golpe de HTML (no como ahora, con estos editores tan cómodos).

Por desgracia la empresa no sobrevivió a la crisis, pero mantuvimos la revista relativamente viva, hasta que en 2015 asumí su dirección, volqué todo su contenido en la nueva web, amplié sus secciones y hablé con las personas que conformarían un incipiente equipo que ha ido creciendo hasta el día de hoy. MoonMagazine es, ahora, lo que en realidad quisimos hacer mi «jefe» (al que nunca dejaré de agradecer la oportunidad que me brindó) y yo.

IJDG: Siguiendo con tu labor en MoonMagazine, ¿Cómo es llevar en estas fechas una revista cultural online sin publicidad?

TC: Con mucha paciencia, ilusión, dedicación y sobre todo, con la profesionalidad y el compromiso, más allá de lo empresarial, de sus colaboradores. Grandes personas. Excelentes amigos. Y profesionales muy valiosos.

MoonMagazine es una revista, aun así, con mucho tráfico. Y ello es debido al posicionamiento natural. Esto no siempre se consigue a base de dinero.

IJDG: En vista de la diversidad de temáticas que se tratan en la revista… ¿cómo son los consejos de redacción para elegir lo que aparecerá en el próximo número?

TC: Algunos temas los propongo o creo yo; los colaboradores también proponen sus lecturas o artículos. En todos los casos, soy yo quien crea las secciones, revisa la ortotipografía y organiza los textos de acuerdo con ciertas premisas de legibilidad y SEO. Siempre aconsejo y guio a mis colaboradores en el uso de palabras clave y técnicas (muy sencillas) para la indexación de sus contenidos.

En cuanto a las críticas literarias, en algunas ocasiones es el colaborador quien elige el libro que desea reseñar, otras veces soy yo quien lo asigna.

En cuanto a la línea editorial, todo el equipo sabe que pueden trabajar con libertad. No solo tratamos cultura, también temas sociales e históricos. Evidentemente, la política queda fuera. En MoonMagazine ofrecemos el punto de vista humano. Todo lo que rompa con ello está de más.

IJDG: Seguro que en estos años en MoonMagazine tendrás mil y una anécdotas. ¿Cúal es la situación más surrealista que has vivido como «lunática»?

Imagen cedida por Txaro Cardenás a Tierra Trivium
Exposición Lunática

TC: No sabría si tildarlos de surrealistas, pero sí puedo decir que ha habido momentos realmente especiales, mágicos, incluso. Imagina un grupo de mujeres que rompen las barreras virtuales y se reúnen en Torremolinos para apoyar la exposición de pintura de una compañera con un recital de poesía. Todo surgió a través de una página de Facebook formada por un grupo de pintores, fotógrafos, escritores y poetas al que llamamos Artistas-Creadores de MoonMagazine. Este grupo fue evolucionando y ganando experiencia poco a poco. Surgieron muchas iniciativas desde el plano virtual en el que desarrollábamos nuestra creatividad. Organizamos concursos, algunos comenzaron a publicar… Un día, la pintora Nuria Velasco Vegas nos anunció que iba a exponer su obra más reciente en el Centro Cultural «Pablo Ruiz Picasso» de Torremolinos. Nuria es una artista increíblemente completa e intuitiva. Suele acompañar sus pinturas, coloristas y de gran carga onírica, con textos poéticos que aportan lecturas alternativas a sus obras. Por desgracia, un mes antes de la muestra, su ordenador se averió y perdió todos los archivos, incluidos los poemas. El disgusto inicial dio paso al fervor: todos los poetas del grupo (yo hacía mis pinitos en la poesía) nos ofrecimos a crear los textos que acompañarían, finalmente, a sus obras. Y así fue como la exposición Lunática se convirtió en una historia de arte y amistad.

IJDG: Poniéndonos serios, pese a que 2018 fue un año muy feminista siguen quedando lugares en los que la presencia femenina es minoritaria o inexistente, como es en la alta dirección o en el propio mundo editorial. Por ello creo que es necesario preguntarte si has sentido que se te ha tratado de forma distinta por el hecho de ser mujer.

TC: Estoy totalmente de acuerdo contigo, siguen quedando lugares vetados a la mujer. Además, estamos sufriendo cierta involución sociopolítica y eso no es bueno para nosotras. Si la mujer empieza a destacar en terrenos considerados como exclusivos del hombre, o es tratada como una advenediza o se le exige más o se destaca su presencia con calificativos que resaltan su condición de mujer en lugar de sus valores. Esto es así y los profesionales de los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad que muchas veces no afrontan, dejando que se perpetúen estereotipos que hacen mucho daño a la sociedad.

Yo soy una emprendedora que ha creado su propio mundo editorial desde cero, como quien dice. Creo sinergias entre profesionales, trabajo con hombres y mujeres y en ningún momento he sentido un trato diferente. Nadie me dice cómo tengo que hacer las cosas. No sé si soy una afortunada o es que todavía no he puesto el pie en la jungla. Una jungla plagada de vacas sagradas con dientes de lobo. Debe de ser muy difícil ser mujer y autora en ese mundo de hombres rudos.

IJDG: Centrándonos en tu carrera literaria y periodística. Has escrito varios prólogos de ensayos, así como de algunos poemarios y obra propia. ¿Qué te ha resultado más difícil: prologar, o hacer el epílogo de una obra de otro autor o escribir algo propio?

TC: No sé si escribir prólogos es más difícil que escribir artículos o relatos, pero sí sé que es una gran responsabilidad y un honor al que hay que corresponder, siempre y cuando creas en el libro que vas a prologar. Un buen prólogo es un aperitivo: tiene que ser sabroso y dejar con hambre al lector.

Imagen cedida por Txaro Cárdenas a Tierra TriviumYo tardo semanas en ponerme a ello. Paso todos esos días pensando en lo que voy a decir, repasando el libro. Planifico, pero no sobre el papel. Es algo mental.

Cuando escribo relato o poesía, es como un rapto. Emborrono el papel. Luego lo dejo reposar, corrijo. Los artículos, en cambio, los planifico mucho.

IJDG: Viendo la disparidad artística que acoge MoonMagazine, ¿nos puedes hablar de tus referentes artísticos?

TC: Qué difícil es elegir entre tantos amores. Si me dieran a elegir entre quedarme ciega o sorda, les ofrecería mis dos manos a los dioses. No concibo la vida sin música, sin imágenes en movimiento, sin historias de otros. Descubrí el jazz y el cancionero norteamericano siendo muy niña. Después llegó la música clásica, con sus cisnes, sus príncipes rusos y estepas. Y de pronto, el rock irrumpió en mi vida. Si la música me acompaña todos los días, el cine lo dejo para mis momentos de ocio. El lenguaje audiovisual me fascina.

En definitiva, se trata de escuchar y sentir. Investigar, conocer. Hay mucho que descubrir de los grandes artistas de la historia. No se trata solo de escuchar música, leer poesía, visionar todas las películas de Ford, alucinar ante un Magritte o un Andy Warhol. No, es algo más: es profundizar en su conocimiento. Quizás sea un planteamiento demasiado intenso, pero es lo que me hace feliz. Me gusta llegar al fondo y ese planteamiento es el que me mueve cuando caigo fascinada por un tema y me pongo a su servicio. Soy muy queenera, tengo casi todo lo que se ha editado sobre el grupo. Me pasé dos años escuchando diariamente sus discos. Escuchándolos, estudiando sus letras, empapándome en la vida de Freddie Mercury. Y descubrí a la persona que había detrás del mito. Y fue precisamente él quien estrenó la revista. He escrito mucho sobre Queen y su líder. Y lo he hecho desde la búsqueda y la admiración. Al final, es lo que define el trabajo que realizo en MoonMagazine.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

TC: Mi amor por el séptimo arte. Estudié Periodismo porque quería ser crítico de cine.

IJDG: ¿Escritora o periodista?

TC: Periodista, sin duda. Y en estos momentos, editora en la revista. Es lo que deseo seguir haciendo.

IJDG: Novela, ensayo, poesía, crónica… ¿Alguna preferencia?

TC: Como lectora, novela. Una buena historia bien contada es lo que pido siempre.

Como escritora, me va lo breve. Microrrelato, poesía breve. Decir mucho con poco. Y como periodista, me siento muy cómoda haciendo entrevistas y me encanta investigar y escribir artículos culturales, reseñas…

IJDG: ¿Hay algún género que te atraiga más?

TC: La novela policiaca, el thriller, la novela histórica, la poesía… Mis autores favoritos son, sin ningún orden, Faulkner, Dos Passos, Somerset Maugham, las hermanas Brontë, Daphne du Maurier, Sinclair Lewis, Boris Vian, Marguerite Duras, Graham Greene, Patricia Highsmith, Miguel Delibes, Xabier Lete, Rosa Ribas, Arturo Pérez Reverte, Marguerite Yourcenar, Ángel González, Pierre Lemaitre, Juan Ramón Biedma (y muchos más, pero tendré que parar). Soy muy ecléctica en mis gustos literarios.

Imagen cedida por Txaro Cárdenas a Tierra Trivium¡Lo que habría dado por vivir la época del Nuevo Periodismo con Norman Mailer, Tom Wolfe o Truman Capote! De hecho, es el tipo de periodismo que hubiera querido hacer…

IJDG: A nivel literario, ¿cuáles son tus próximos proyectos?

TC: Seguir dirigiendo MoonMagazine. Hacer que la luna se vea llena desde todas las colinas (me encantan las metáforas). Me gustaría tener más tiempo para escribir sobre los temas que me importan. Y espero que este año sea el de retomar cierto proyecto editorial que está ahí, en barbecho.

IJDG: Y ya, para finalizar esta entrevista entre la Tierra y la Luna, ¿qué nos puedes adelantar de los próximos números de MoonMagazine?

TC: Me gusta sorprender. Nunca adelanto contenidos. En este mundo digital, los adelantos se llevan toda la gloria. Y cuando llega el momento del «estreno», hay demasiadas butacas vacías. Es lo que tiene la virtualidad.

Sí que te puedo decir, no obstante, que continuaremos publicando reseñas sobre novedades editoriales, habrá sitio tanto para los autores noveles como para los consagrados; elegiremos los mejores estrenos de cine y teatro para teneros informados; seguiremos hablando sobre arte y exposiciones. Y muchos temas más que tengo en la cabeza.

Muchas gracias, Ignacio. Un buen lugar esta Buhardilla. Tiene muy buenas vistas, enhorabuena.

Muchas gracias Txaro por esta entretenida charla, ha sido un placer poder contar con tu presencia en La Buhardilla de Tierra Trivium, deseamos celebrar con otra entrevista la decada de MoonMagazine y que nuestros caminos se sigan cruzando como lo hacen la Tierra y la Luna por el espacio.

La próxima semana toca Relato Caleidoscópico de la mano de Paqui Ortega y en dos semanas visitará La Buhardilla de Tierra Trivium Clara Cortés para hablarnos de sus novelas y adelantarnos algo sobre Clementine.

Publicado el Deja un comentario

Entrevista a África Ruh (Parte 2)

África Ruh visita La Buhardilla de Tierra Trivium 2ª Parte de la entrevista.

Iniciamos 2019 en la Buhardilla de Tierra Trivium, retomando la entrevista a África Vázquez Beltrán (África Ruh) (parte 1), autora de siete novelas y ganadora con su primera novela Con vistas al cielo del III premio Jordi Sierra i Fabra. Que además ha participado en la antología Cuadernos de Medusa vol. II con el relato «Arkarian». En su web  África Ruh hay más información sobre su obra y en su twitter África Ruh (@afriruh) podéis leer más relatos suyos junto con consejos sobre el proceso de escritura. Tambien podeís encontarla en Facebook (África Vázquez Beltrán) e Instagram (@africaruh).

Imagen cedida por África Vazquéz Beltran a Tierra Trivium para esta entrevistaIJDG: Siguiendo en Twitter, recuerdo que posiblemente el primer tuit tuyo que leí era del hilo de los dramas del escritor novato, ¿cómo te surgió la idea de hacer hilos en Twitter sobre aspectos como ese o sobre como corregir un manuscrito antes de mandarlo a un editorial?

AVB/AR: Con respecto al primer hilo que mencionas, sé lo que es estar escribiendo en tu casa sin saber si podrás dedicarte profesionalmente a ello algún día, por eso quería darles un sentido lúdico a esas pequeñas frustraciones a las que nos enfrentamos quienes partimos de cero.

En cuanto a las cuestiones más prácticas, pienso que, si mi experiencia puede facilitarle las cosas a alguien, aunque sólo sea un poquito, está bien compartirla.

IJDG: Otros hilos que me han gustado y que me parece que son muy importantes a la hora de escribir un relato son el que has publicado hace poco sobre como gestionar historias con narradores múltiples, del que ya he tomado muy buena nota, y otro sobre creación de personajes. ¿Este tipo de información es algo que habías echado en falta cuando empezaste a escribir?

AVB/AR: Lo que me sirve a mí puede no servirle a otro/a escritor/a, pero creo que intercambiar ideas es positivo. Yo aún sigo leyendo las sugerencias y recomendaciones de mis colegas porque siempre aprendo algo nuevo.

IJDG: Para ir cerrando el apartado de las redes sociales, ¿qué te parece la posibilidad que tienen los lectores actuales de según terminan una novela poder decirle si les ha gustado o no a su autor, o incluso quejarse de lo sucedido en cierta página de la novela?

Imagen cedida por Ignacio J. Dufour García a Tierra Trivium
Presentación de Cuadernos de Medusa vol. II

AVB/AR: ¡Creo que ya sé de qué página me hablas, ja, ja, ja! A mí me encanta que mis lectores/as me escriban, aunque también es cierto que, hasta ahora, siempre han sido comentarios agradables (las quejas sobre la muerte de ciertos personajes no dejan de ser una prueba de que esa persona ha disfrutado leyendo mi libro, ¡y a veces me hacen reír un montón!).

IJDG: Volviendo a tus novelas. Cuéntanos cómo fue la experiencia de ganar la III edición del Jordi Sierra i Fabra. ¿Te lo esperabas?

AVB/AR: No. Ni en sueños. Jordi me pegó un buen susto cuando me llamó por teléfono, y aún me recuerda los gritos de alegría que di. La publicación de la novela fue una experiencia muy bonita y, aunque mi segundo libro llegó nueve años después, creo que no me hubiese atrevido a probar suerte con la escritura profesional de no haber sido por ese premio.

IJDG: El argumento de Con vistas al cielo, me ha resultado muy atrayente ¿de dónde surge la historia?

AVB/AR: Poco antes de escribir Con vistas al cielo, mi profesora de historia del instituto, Mª Ángeles, que en paz descanse, nos había hablado de la Segunda Guerra Mundial en clase y eso me había hecho empezar a leer cosas sobre el Holocausto. Recuerdo que el primer día que cayó en mis manos un artículo sobre Auschwitz estuve un buen rato llorando, y entonces decidí que tenía que hacer algo por todas esas víctimas, hablar de ellas. Casualmente, también acababa de entrevistar al escritor Ramón Acín, que me había descubierto el maquis. Así que decidí entrelazar esos dos episodios de nuestra historia reciente y contar el encuentro de dos jóvenes muy diferentes, pero con un pasado en común.

Aunque Con vistas al cielo ya está descatalogada, este año he escrito otra novela que bebe de ella (y que espero publicar en algún momento). Sigo pensando que la literatura puede ser una forma de dar voz a quienes la han perdido, de honrar la memoria de quienes sufrieron una injusticia y transmitir mensajes de respeto y esperanza.

Imagen cedida por Ignacio J. Dufour García a Tierra Trivium
Presentación de Cuadernos de Medusa vol. II

IJDG: En general, por lo que he leído de tu obra y los comentarios de tus seguidores e incluso tuyos propios, el amor es un protagonista más de las historias, ¿es algo buscado al escribir una historia o surge de los personajes según avanza la historia?

AVB/AR: ¡Es tan simple como que a mí me encantan las historias de amor! Y no sólo de personas que se quieren en un sentido estrictamente romántico, sino de amor entre familiares, amigos/as… Por eso el amor está presente en todas mis historias, independientemente de su género y público.

IJDG: Recordando el hilo de Twitter de los dramas, está la cuestión de brújula o mapa. En tu caso, ¿cuál es tu método de escritura?

AVB/AR: Soy escritora de mapa, aunque admito que escribir en modo brújula es más divertido porque no sabes lo que va a suceder en cada momento. Pero, teniendo en cuenta que me paso el día escribiendo, necesito tener la tranquilidad de saber hacia dónde voy. ¡Los/as escritores/as de brújula tienen toda mi admiración!

IJDG: Para ir cerrando esta interesante entrevista voy a dar paso a las preguntas más generales sobre tu relación con la escritura. ¿Cuáles son tus referentes literarios y artísticos en general?

AVB/AR: He tenido la suerte de crecer con la nariz pegada a los libros que había en mi casa. Mi madre siempre ha sido una lectora excelente, mi hermana me descubrió los mejores libros de mi infancia y mi adolescencia y mi padre, pintor y músico, me hizo enamorarme del arte en general. Mi familia es, por tanto, mi primer referente.

Imagen cedida por Ignacio J. Dufour García a Tierra Trivium
Presentación de Cuadernos de Medusa vol. II

Luego están las autoras y autores que me han acompañado siempre: Enid Blyton, María Gripe, Michael Ende, Agatha Christie, J. K. Rowling, Victoria Holt, Laura Gallego… Y personas a las que tengo el honor de llamar compañeros/as de profesión ahora mismo. Sus historias me inspiran porque las leo y pienso: «¡Ojalá algún día haga sentir a alguien lo mismo que ellos/as me hacen sentir a mí!».

Ah, y no quiero dejar de mencionar los videojuegos. Algunos, como Detroit: Become Human o The Elders Scrolls V: Skyrim me han inspirado muchísimo a la hora de escribir.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

AVB/AR: No recuerdo ningún motivo en concreto, es algo que siempre he hecho. Cuando era muy pequeña, escribía cuentos, los ilustraba y los grapaba para regalárselos a familiares y amigos/as. Terminé mi primera novela a los diez u once años, si mal no recuerdo, y era una historia romántica de unas treinta páginas de Word llena de incorrecciones históricas sobre la Europa de Entreguerras (que no me importa que haya quedado enterrada en el olvido).

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

AVB/AR: ¡Novela!

IJDG: ¿hay algún género literario que te atraiga más?

AVB/AR: Estoy entre la novela histórica y la fantástica, pero lo cierto es que leo gustosamente cualquier historia en la que haya amor.

Imagen cedida por Ignacio J. Dufour García a Tierra Trivium
Presentación de Cuadernos de Medusa vol. II

IJDG: Por último, ¿nos puedes hablar de tus próximos proyectos?

AVB/AR: Además de El valle de los ladrones, tengo pendientes una saga de fantasía celta y un romance histórico ambientado en la América del siglo XVIII. Y seguro que también escribo algo a cuatro manos con Marta Cruces, mi compañera de escritura (en 2019 sale a la venta la primera novela que hemos escrito juntas).

Ha sido un placer contar con tu presencia en La Buhardilla de Tierra Trivium, te deseamos la mayor de las suertes en tus futuros proyectos.

¡Igualmente, muchas gracias!

Y después de esta agradable entrevista, en quince días viajamos a la luna para entrevistar a Txaro Cárdenas directora de MoonMagazine. Mientras tanto os dejamos con el Relato Caleidoscópico de Lara Fernández R.

Publicado el 1 comentario

Entrevista a África Ruh (Parte 1)

África Ruh visita La Buhardilla de Tierra Trivium 1ª Parte de la entrevista.

Hoy comienza la visita La Buhardilla de Tierra Trivium África Vázquez Beltrán (África Ruh), autora de siete novelas y ganadora con su primera novela Con vistas al cielo del III premio Jordi Sierra i Fabra. Además ha participado en la antología Cuadernos de Medusa vol. II con el relato «Arkarian». Podéis encontrar más información sobre su obra en su web África Ruh y en su twitter África Ruh (@afriruh) podéis encontrar más relatos y consejos sobre el proceso de escritura. Tambien podeís encontarla en Facebook (África Vázquez Beltrán) e Instagram (@africaruh).

Ignacio J. Dufour García: Es un placer contar con tu presencia en esta humilde Buhardilla de Tierra Trivium. Al preparar está presentación me ha sorprendido encontrarme con que publicas casi indistintamente como África Vázquez Beltrán o como África Ruh. ¿A qué se debe esta dualidad?

África Vázquez Beltrán (África Ruh): ¡También es un placer para mí, Ignacio! En cuanto a tu pregunta, decidí publicar con dos nombres porque mis respectivos libros iban orientados a un público diferente… o eso pensaba yo. Lo cierto es que, aunque publico novela juvenil (Con vistas al cielo, La ciudad de los ladrones, El juramento carmesí) y adulta (A las puertas de Numancia, Una sombra en la aljama, Sobre los puentes de París, La prisionera espartana), me he dado cuenta de que mis lectores/as suelen ser los/as mismos/as. Así que ahora tengo un pseudónimo, Ruh, no muy útil, pero sí bonito (está inspirado en los Edena Ruh de mi querida Crónica del asesino de reyes).

IJDG: Hace unos días anunciaste la segunda parte de La ciudad de los ladrones bajo el título de El valle de los ladrones. Siendo esta la primera novela que ambientas en el mismo universo que otra de tus obras anteriores, ¿te ha resultado más sencillo escribir El valle de los ladrones que La ciudad de los ladrones?

AVB/AR: Más que sencillo, me ha resultado emocionante porque echaba de menos a los personajes de La ciudad de los ladrones, en parte gracias al cariño que han recibido por parte de los/as lectores/as. Y, digan lo que digan, no me estoy portando demasiado mal con ellos…

IJDG: ¿Como se ha modificado tu proceso creativo al plantearte escribir una secuela de una de tus novelas?

AVB/AR: Como una parte del mundo ya estaba construido y más de la mitad de los personajes que narran aparecían previamente en La ciudad de los ladrones, no he tenido que partir de cero, sino explorar nuevas posibilidades. El reto no ha sido tanto crear cosas nuevas como hacer que todo evolucionara en la dirección correcta.

IJDG: ¿Tenías previsto escribir El valle de los ladrones cuando empezaste La ciudad de los ladrones?

AVB/AR: La idea estuvo ahí desde el principio, pero quizá no hubiese salido adelante si los/as lectores/as de La ciudad de los ladrones no me hubiesen pedido más. ¡O, por lo menos, yo no estaría tan ilusionada como ahora!

IJDG: Además de tus novelas hace unos meses se presentó la antología Cuadernos de Medusa vol. II ¿Cómo ha sido la experiencia?

AVB/AR: Muy bonita. El proyecto me encantaba y las editoras me dieron libertad para escribir lo que quisiera, por lo que disfruté enormemente. Y eso que casi nunca escribo relatos cortos, prefiero las novelas.

IJDG: En esta historia en las tres primeras líneas rompes todos los convencionalismos de las historias clásicas de fantasía al elegir a una mujer como protagonista, ¿fue una decisión premeditada o surgió del tema que querías tratar?

AVB/AR: Mis protagonistas son mujeres porque no concibo un mundo, real o imaginario, en el que no hagamos cosas.

IJDG: ¿Cuál es el germen de esta historia? ¿Tienes pensado usar este mundo para futuras historias?

AVB/AR: ¡Návener ya existía antes de «Arkarian»! Fue un mundo que diseñé para una novela de fantasía épica, Matadragones, que aún está sin terminar. «Arkarian» transcurre mil años después de los hechos que se narran en la novela, cuyos protagonistas (Coldra, la primera Matadragones, y el príncipe dragón Kaidranei) aparecen citados también en el relato de Cuadernos de Medusa vol. II

Creo que rescataré el proyecto algún día, me apetece mucho seguir explorando ese mundo en el que los humanos y los dragones siempre están en guerra.

IJDG: Hay muchas cosas de esta historia que me gustaría preguntarte, pero que si lo hago sé que la puedo destripar un poco. Por ello solo comentarte que me ha parecido una historia preciosa en la que cada palabra está en el lugar adecuado y que te sorprende a cada momento. Al hilo de esto me estoy acordando de la historia interactiva que publicaste en Twitter que se titulaba Blood School ¿Cómo surgió la idea de hacer una historia por capítulos en la que según votasen los lectores seguiría de una forma u otra?

AVB/AR: ¡Muchas gracias por tus palabras!

Blood School fue un pequeño divertimento fruto de mi experiencia como lectora, bibliotecaria y, por extraño que parezca, jugadora de videojuegos. Siempre me han encantado las historias con diferentes finales en función de las decisiones que toma quien la lee (o la juega) y me apetecía hacer algo parecido. Creo que la gente se lo ha pasado bien, por lo que no descarto repetir en algún momento.

IJDG: ¿Tienes pensado publicar la historia al estilo de «elige tu propia aventura» con todas las historias que habías preparado en función de los resultados de las encuestas?

AVB/AR: No era mi propósito inicial, pero, si alguna editorial se interesara por el proyecto, no lo descartaría.

Sintiendo dejaros con el caramelo en la boca, como si esto fuera una novela por entregas, toca poner el Continuará… Así que nos despedimos de África Ruh hasta la vispera del día de reyes cuando hablaremos con ella de su primera novela, de sus hilos de twitter y de Literatura.

Para que la espera no se os haga muy larga el proximo sábado tendremos un nuevo autor en el Relato Caleidoscópico, Miguel Rodriguez (@MiguelRClap) ¿Qué le deparará a Eliseo?.

Publicado el 1 comentario

Entrevista a Estibaliz Burgaleta

Estibaliz Burgaleta visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Siguiendo con escritores y guionistas hoy visita La Buhardilla de Tierra Trivium Estíbaliz Burgaleta, ganadora del premio CEPA 2018 con su novela Loser. En redes sociales la podéis seguir en twitter @estipuntobpunto, en instagram @estibalizburgaleta o en su blog bichos raros.

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias por aceptar la invitación a la Buhardilla de Tierra Trivium. He de reconocer que desde la presentación que compartiste con Juanjo Ramírez Mascarón en El museo del Escritor, tenía ganas de hacer esta entrevista. Lo primero que me sorprendió de tu novela fue el título, ¿porqué Loser?

Fotografía realizada por Ignacio J. Dufour García (Cedida a Tierra Trivium)
Presentación de Loser y El Hipopotamo Mecánico en El Museo del Escritor

Estibaliz Burgaleta: La novela es la historia de una chica de 16 años que, como todos a esa edad, se siente perdida, está en el proceso de encontrarse a sí misma y, mientras tanto, se compara con los otros y ella cree que siempre sale perdiendo. Como, además, sus referentes son las películas americanas de instituto, con sus proms, sus reinas del baile, sus quaterbacks… tenía todo el sentido que el título «perdedora», fuera en inglés.

IJDG: Supongo que cuando la gente ve una novela protagonizada por gente normal y corriente, lo primero que piensa es que es autobiográfica, ¿has plasmado alguna experiencia personal en la novela?

EB: Seguro que alguna experiencia personal habrá, pero el proceso de escritura es tan largo y se transforma todo tanto, que no hay nada ahora que reconozca claramente como un anécdota cien por cien mía. Sí que he copiado y plagiado descaradamente cosas que me han contado amigos o hasta conocidos. Soy muy plagiadora.

IJDG: Siendo Loser una novela ambientada en la adolescencia, y haber trabajado como guionista en varias series de adolescentes, seguramente alguien pueda pensar que está es una novela más de adultos escribiendo historias de adolescentes, ¿qué hace especial a Loser y la diferencia del resto de obras protagonizadas por adolescentes?

EB: No creo en la etiqueta «para adolescentes». Ten en cuenta que en esa sección de las librerías encuentras Harry Potter, las sagas estilo Divergente, las novelas de Blue Jeans, clásicos como La historia interminable… todas muy distintas las unas de las otras. Yo, al menos, intento no juzgar a los adolescentes, no he escrito desde mi posición de adulta, ni he querido dar lecciones. Por eso mismo he escrito lo que a mi yo de 16 años le hubiera gustado leer: una novela divertida, realista, que haga que me ría de mis miserias.

IJDG: Siguiendo con tu dualidad escritora-guionista, ¿cómo ha influido tu profesión en tu escritura y viceversa?

EB: Mucho, para bien y para mal. Primero, porque creo que no me habría atrevido a escribir narrativa si no fuera porque en guión nunca escribes lo que quieres, sino lo que te piden. Al final me lancé a escribir una novela para poder hacer lo que me viniera en gana, sin tener en cuenta ni presupuestos, ni a la cadena, ni al productor ejecutivo, ni a nadie. Segundo, creo que los guionistas adquirimos vicios en nuestro trabajo diario y eso se nota al pasar a otro formato. Por ejemplo, escribimos muy deprisa porque estamos acostumbrados a plazos cortos y creo que eso resiente el resultado final de la novela.

IJDG: Volviendo a tu novela. ¿Cuéntanos cómo fue ganar el CEPA 2018? ¿Te lo esperabas?

Fotografía realizada por Ignacio J. Dufour García (Cedida a Tierra Trivium)EB: No me lo esperaba para nada. De hecho, escribí Loser hace años ya. Cada cierto tiempo la enviaba a algún concurso o a alguna editorial que aceptara manuscritos no solicitados, pero ya me había hecho a la idea de que no se iba a publicar. Y ya ves tú. Moraleja: hay que ser cabezota.

IJDG: Otra de tus facetas es la de ser guionista y directora de cortos. ¿Cómo es la experiencia de rodar algo que tú misma has creado?

EB: Estresante. Dirigir cortos es una gymkana que te obliga a hacer de todo: buscar financiación, hacer papeleo, buscar al equipo técnico y artístico, pedirles por favor que trabajen gratis y, cuando les has convencido, cuadrar sus agendas… hay que hacer todo eso y mil cosas más que no pongo porque no quiero que esta respuesta se alargue hasta el infinito. Se aprende mucho, pero yo ahora no me plantearía volver a dirigir, qué pereza.

IJDG: ¿Donde te sientes más cómoda escribiendo guiones para otros o para un corto que vas a dirigir?

EB: Yo no me considero directora, soy una guionista que ha dirigido alguna vez y, además, no me gustan los cortos especialmente, prefiero las historias más largas, sean series o películas. Por eso prefiero escribir para otros. Lo ideal es entenderse bien, que todos estemos de acuerdo en qué historia se quiere contar y cómo… pero esto no siempre sucede, claro.

IJDG: ¿Cuáles son tus referentes cinematograficos, literarios y artísticos en general?

EB: Muy eclécticos. Me encanta Pixar, pero también Breaking Bad, Battlestar galáctica, las películas clásicas de Lubitsch o de Hitchcock. En novela, en el último año, he descubierto a Zadie Smith y a Joyce Carol Oates, y me han fascinado, pero también disfruto mucho con Nick Hornby, Antonio Orejudo, Shirley Jackson… No sé si podría encontrar un hilo que uniera todos estos referentes, que engloban épocas y géneros tan distintos. Supongo que tanto en el audiovisual como en la literatura busco que me atrapen y me emocionen. No me interesan las obras de arte y ensayo, de ritmo lento, pagadas de sí mismas, que exigen mucho esfuerzo por parte del público, y tampoco los best sellers que te lees de un tirón y olvidas a los cinco minutos.

IJDG: Volviendo a la literatura. ¿Qué te hizo empezar a escribir?

EB: He escrito desde siempre, aunque no de forma continuada, más que nada porque soy una vaga. De cría doblaba un folio en horizontal por la mitad, la primera página era la portada y la siguiente el cuento. Tuve épocas en las que escribía diarios, otras en las que rompía los diarios… Creo que empezar a escribir va unido a leer y en mi casa siempre me animaron a leer. Si quería un libro, me lo compraban. Siempre. Con los juguetes no pasaba lo mismo.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento, teatro, microteatro, guión, corto, largo… ¿Alguna preferencia?

EB: Novela y guión, tanto de televisión como de cine. No me gustan los formatos muy cortos (cortometrajes, microteatros, microrrelatos), ni siquiera como espectadora, prefiero las historias más largas, que me permitan profundizar más en los personajes y en su universo. Ahora estamos en una edad de oro de la televisión y me encanta, porque permite desarrollar las historias durante más tiempo, más allá de las dos horas de una película.

IJDG: ¿Hay algún género literario o cinematográfico que te atraiga más?

EB: Me atraen mucho tanto la ciencia ficción como el género histórico. Supongo que porque, en el fondo, los dos te permiten viajar en el tiempo, ya sea al futuro o al pasado.

IJDG: Para ir finalizando esta entretenida entrevista, ¿nos puedes hablar de tus próximos proyectos?

EB: A finales de este año publicaré otra novela, El ganador se lo lleva todo, con la editorial Adeshoras. La presentación será el 20 de diciembre, en la librería Sin Tarima, en Madrid. También se trata de una comedia realista, pero protagonizada por adultos. Figúrate si hace tiempo que escribí Loser, que me dio tiempo a escribir esta novela… ¡y hasta me dio tiempo a encontrar editorial y todo!

Muchas gracias por este agradable rato hablando de literatura, cine y televisión. Ha sido un placer contar con tu presencia en La Buhardilla de Tierra Trivium, te deseamos la mayor de las suertes en la presentación de El ganador se lo lleva todo. Y estaremos encantados de volver a contar con tu presencia en esta humilde buhardilla.

La próxima semana os invito a leer el texto que ha creado Laura Orens para El Relato Caleidoscópico.

Publicado el 2 comentarios

Entrevista a Juan Manuel Sánchez Moreno

Juan Manuel Sánchez Moreno visita La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Sé que esta semana tocaría Relato Caleidoscópico con Ana Boyero, pero como nuestro invitado de hoy en La Buhardilla de Tierra Trivium presenta su novela Luces que parpadean el próximo miércoles 21 de noviembre en la Biblioteca Eugenio Trías acompañando a Paz Mancebo con su novela Las siete caras del Destripador o la venganza de Oscar Wilde, esta semana tendremos entrevista y la próxima volverá El Relato Caleidoscópico. Así que pasaremos del humor oscuro de Juanjo Ramírez Mascaró al humor luminoso y descacharrante de Juan Manuel Sánchez Moreno (Madrid, 1969), de la mano de Nikola Smiljan, de Guido Mandelbrot (protagonistas de Luces que parpadean) y de Washington Jaramillo.

Podéis seguir las desventuras de Washington Jaramillo en su blog Letras sin papeles (Cortoletrajes) y en sus otras redes sociales: Twitter @JMSnchez3 y Facebook (JM Sánchez). También podéis ver el booktrailer de Luces que parpadean.

Cartel presentación Luces que parpadean (Tierra Trivium)

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias JM por visitar esta buhardilla, tan oportuna para hablar de las vivencias de Smiljan y Mandelbrot en el París de finales del siglo XIX. ¿Cómo llegaron estos amigos tan opuestos a tu novela?

Juan Manuel Sánchez Moreno: Veo que es una buhardilla muy acogedora. Ambos personajes llegaron a la novela por la admiración que, por separado y por diversos motivos, les tengo. Mandelbrot se parece mucho a Maupassant, sobre el que hice mi tesis Las mujeres de Maupassant (2007), y Smiljan tiene mucho en común con Nikola Tesla, un científico sin par cuya vida me entusiasmó. Que estén los dos juntos en la novela es pura casualidad, fue saliendo y ya está. En cierto modo representan el humanismo que defiendo en el que no se diferencia entre letras y ciencias.

IJDG: Uno mientras lee Luces que parpadean siente que está paseando por ese París de finales de siglo, ¿cómo fue la documentación para lograr captar esa esencia?

JMSM: Como filólogo, francoparlante y francófilo residente muchos años en Francia, la documentación la tenía al alcance de la mano, especialmente la de Mandelbrot. Sobre Tesla hube de informarme de manera más autónoma, evitando los pormenores técnicos de la corriente eléctrica, que desconozco salvo a nivel de usuario.

JM Sanchéz firmando ejemplares de El Corrido de Washington Jaramillo en la Feria del Libro de Madrid [Fotografía cedida a Tierra Trivium por el autor]IJDG: Según va a avanzando la novela uno le va cogiendo más cariño a Mandelbrot, ¿esta evolución del personaje era algo previsto al iniciar la escritura de la novela?

JMSM: Me gusta pensar que sí, pero al escribir uno va aceptando lo que le viene. Imagino que inconscientemente el autor prescinde de lo más escabroso del personaje para que el lector sea indulgente con los terribles actos que comete. De ese modo, se pide la clemencia mediante el lado más cómico humor negro y mediante el lado heroico, ya que él también es vengativo con los verdaderos villanos de la novela.

IJDG: Esta es tu primera novela, ¿cómo ha cambiado tu proceso de escritura con respecto a tus colecciones de relatos?

JMSM: Creo que voy evolucionando en ambos terrenos, aunque no renuncio a varios principios: realismo, impresionismo y personajes canallas absueltos. En la segunda novela también los sigo, y en los demás relatos trato de hacer lo mismo, pero los microrrelatos a veces se pliegan a pautas o al límite de palabras. De ahí salió el intrépido Washington Jaramillo.

IJDG: Y cambiando de obra para que la gente pueda disfrutar de las aventuras de estos dos protagonistas de la mejor forma posible, que es sin esperarse que va a pasar en la siguiente página ni a que ilustres escritores van a conocer, cuéntanos como surge el personaje de Washington Jaramillo que dio lugar a tu primera recopilación de relatos bajo el título de El corrido de Washington Jaramillo.

JMSM: El honesto bribón Jaramillo nace de un relato seleccionado en Relatos en Cadena, el programa de la SER en el que quedó finalista semanal, y de ahí salió también el despegue de mi blog y de mi obra. Mitad personaje de Gabo y mitad personaje de Netflix, Jaramillo corresponde con el modelo de canalla adorable que me gusta para mis relatos.

IJDG: De este personaje me encanta su atrevimiento y cierta coplilla que le canta a un poderoso, ¿cuánto hay de ti en Jaramillo?

JMSM: Mucho en las ideas, pero poco en los actos. Me gusta protestar de modo más civilizado, tal vez porque soy menos arrojado que el intrépido cantante de boleros.

IJDG: Frente a la luminosidad de Luces que parpadean en tu siguiente novela Herederos y conquistadores vemos un tono más sombrío y a la vez más serio, ¿es algo buscado?

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium JMSM: Quizás sea una evolución, pero no lo sé, porque en realidad la escribí antes. El caso es que, dado el asunto que trataba, era conveniente cambiar el tono. El enfrentamiento previsible entre un psicópata y un narcisista no se presta a tanta situación delirante.

IJDG: ¿Cómo surge la historia de Herederos y conquistadores?

JMSM: Tras la tesis, que tenía un alto contenido de análisis psicocrítico, me aficioné a la lectura de Freud, pero también a otros libros de neurociencia, de modo que decidí plantear un relato usando perfiles psicopatológicos que pudieran dar un conflicto interesante, aunque sin acabar en la novela negra ni en la persecución policial. Como siempre, la ficción me superó y me plegué a sus caprichos.

IJDG: Cambiando ligeramente de ámbito además de escribir organizas un certamen de microrrelato en colaboración YK Accesorios que este año ha celebrado su cuarta edición, ¿qué te llevó a crear un certamen literario?

JMSM: En realidad siempre quise hacer una cosa así, pero no encontraba un pretexto más fuerte. Un día, hablando de promover actos culturales en Malasaña, salió la idea con la propietaria de la tienda, y allí que nos lanzamos.

IJDG: Supongo que ya estarás preparando la siguiente edición, ¿qué parte es la más gratificante?

JMSM: Este año, el quinto, nos encontramos con que la tienda regresó a Castellón, su ciudad de origen, de modo que lo haremos de la misma manera pero buscando otro local que nos acoja. Pero el sello de YK permanece.

IJDG: Y ya para ir terminando esta entretenida entrevista, ¿cuáles son tus referentes literarios o tus autores favoritos?

JMSM: Aquellos que tengan realismo, humor delirante y canalla, mala leche y estilo vivo me gustan: Maupassant, Marías, Mendoza, Marsé, Nothomb,…

IJDG: ¿Nos puedes hablar de cómo empezaste a escribir? De qué te hizo ser escritor.

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium

JMSM: Escritor me hizo el hecho de escribir mucho, leer mucho, traducir mucho, enseñar mucho. Pero sobre todo escuchar mucho para inventar historias cruzadas a partir de anécdotas sencillas. Todo eso en un blog, que fue mi maestro, me dio un estilo. Ah, y encontrar una editorial que me publicara.

IJDG: Novela, cuento, relato corto… ¿Tienes algún genero preferido? ¿Alguno en el que te sientas más a gusto?

JMSM: La novela es mi terreno, aunque me exige un tiempo del que no dispongo últimamente. El relato corto, de entre 50 y 200 palabras me adiestra mucho y tiene un formato muy adaptado a las redes sociales. El cuento me gusta para leer, y Maupassant es un maestro.

IJDG: Para terminar esta agradable charla, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

JMSM: Además de seguir publicando mis micros en el blog y en otras antologías en papel, me gustaría volver a la novela con Jaramillo, ya a gran escala, en un engorro de aventura descabellada. Tengo el plan y muchas ideas, pero debo centrarme y tener continuidad.

Muchas gracias JM por este maravillo encuentro, y con ganas de que te tengamos de nuevo por La Buhardilla,  para seguir hablando de tus divertidos personajes y de los lios en los que se meten. Mientras tanto nos vemos el próximo miercoles 21 en la biblioteca Eugenio Trias.

Publicado el 2 comentarios

Tierra Trivium entrevista a Juanjo Ramírez Mascaró II

2ª parte de la visita de Juanjo Ramírez Mascaró a La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Como adelanté hace dos semanas, continuamos con la entrevista al polifacético Juanjo Ramírez Mascaró. Del que os recuerdo donde podéis encontrarle en redes sociales: en twitter (@ramirezmascaro), facebook (ramirezmascaro), instagram (@demasiadovioleta) o en su blog (nanasnegras).

Hoy nos adentraremos en sus facetas más audiovisuales y metaliterarias, así como en los referentes de su obra. Así que prepararos para visitar, como diría Juanjo, su sótano más oscuro y tenebroso.

IJDG: Juanjo, en general todas tus novelas tienen un velo de oscuridad, ¿es algo buscado?

JJRM: Todas ellas tiene bastante oscuridad porque no concibo escribir sin dejar salir cierta oscuridad, es cierto que en algunas hay una oscuridad más densa o menos densa. Creo que lo que al final determina el computo global es la visión del mundo que refleja.

Hay algunas que me han salido creo que bastante devastadoras, desesperanzadoras en cuanto al fin del mundo y a la naturaleza del ser humano; otras por el contrario, son completamente esperanzadoras y optimistas, supongo que todo depende del estado de animo con el que las escribo.

IJDG: Documentando me para esta entrevista he visto que también ilustras.

JJRM: Bueno a veces lo hago, pero obviamente no de manera profesional, eso lo considero más bien un hobbie. Una afición que a veces uso para dar rienda suelta a impulsos creativos, pero sin tener la presión o el respeto que la escritura siempre impone, al dedicarme a ello de manera profesional. Parece que uno acaba cogiendo ciertos vicios, cierta autoexigencia, que cuando dibujo simplemente me olvido de ellos. Cuando dibujo soy un aficionado a dibujar que simplemente dibuja sin someterse a demasiadas presiones internas.

IJDG: ¿Qué surge antes la ilustración o el relato asociado a la ilustración?

JJRM: Normalmente cuando hago dibujos asociados a relatos suelo hacerlos luego ex professo para el relato, muchas veces para intentar mover lo por editoriales de una manera un poco más vistosa. Obviamente como una versión beta de lo que luego podría hacer un ilustrador con más formación y más talento.

Sí creo que a veces en una imagen se puede expresar bien el tono de lo que quieres transmitir a quien normalmente no va a tener el tiempo para detenerse a leer una obra entera tuya. Entonces si consigues hacerles un esbozo de ese tono, de esos sentimientos, que luego van a estar implícitos en una novela o en una recopilación de relatos, creo que a lo mejor facilita que pueda darle más oportunidades dentro de esa montaña de manuscritos que todos imaginamos en la mesa de cualquier editor o de cualquier agencia.

IJDG: A nivel artístico, ¿tienes algún referente?

JJRM: Referentes, pues gente que es inalcanzable para mi. No los cuento como referentes sino que te podría hablar de ilustradores por los que siento especial aprecio, empezando obviamente por el grandisimo Francisco de Goya, sobre todo por su periodo de las pinturas negras, siguiendo por gente como Quentin Blake.

Hay un ilustrador que para mi es de los mejores que hay ahora mismo en activo, tuve la suerte de trabajar con él en un proyecto. Es el danes John Kenn Mortensen, le considero bastante deudor de Edgar Norick, pero llevando las cosas a un terreno completamente suyo.

IJDG: Cambiando de tema, ¿cómo te surge la inspiración para crear los hilos de Twitter?

JJRM: La verdad es que ahora mismo son válvulas de escape. Ahora mismo en mis ratos libres estoy escribiendo una nueva novela y estoy bastante volcado en ella, pero claro lo que tiene hacer este trabajo árido que todavía no puedes compartirlo con nadie hasta que no lo tengas todo armado es que uno tiene mono de escribir cosas que pueda compartir al instante. Y en Twitter encuentro esa relación bidireccional con el lector, ese feedback, esa inmediatez que me permite improvisar historias, muchas de ellas en una tarde. Y en las que muchas veces lo que más tiempo me lleva son los foto montajes ya que no son mi especialidad, .no soy diseñador gráfico.

Al final es una tarde divertida, a veces dos, en las que poder pergeñar una pequeña ficción de juguete y testearla sobre la marcha.

Luego, algunas de ellas voy viendo, según las voy desarrollando, que pueden pertenecer a un mismo universo. Por ejemplo, todo en miniatura. Entonces las voy interelacionando un poco por jugar con ello.

La verdad es que lo hago casi como comentábamos antes sobre el dibujo. Es algo que no considero del todo mi especialidad, ya que es un formato multimedia en el que no domino todas las facetas, que me permite divertirme más y constreñir me menos que al escribir novelas.

A veces bromeo diciendo que escribir novelas era más fácil cuando no sabías escribirlas. Cuanto más experiencia voy adquiriendo en este tipo de escritura más me cuesta parir cada una de ellas, más autoexigente soy. Entonces sigue siendo pasión, pero también tiene algo de sufrimiento o de atrevimiento y eso, a veces, me lo curo con estas válvulas de escape que son las gamberradas de Twitter.

IJDG: Últimamente tus hilos de Twitter están teniendo bastante repercusión. ¿Te lo imaginabas?

JJRM: No, la verdad es que no, de hecho, tampoco han tenido una repercusión altísima, pero si que es verdad que fue inesperada.

El primero que hice de ciencia ficción lo improvisé en una tarde libre, que estaba aburrido y no se, necesitaba jugar. No pensé que lo fuesen a leer tanta gente. A partir de ahí ya uno empieza a encariñarse más con este formato. De momento, creo que tienen una repercusión discreta, pero a la vez satisfactoria para mí.

Me han supuesto contactar y conocer a gente que no conocía antes y sobre todo sentir que esto también les parece importante. Comprobar como algo que sale de tu cabeza le gusta y lo aprecia gente que no te conoce de nada.

En esto hay una cosa que siempre me frustraba al principio, cuando escribía, que era eso de que solo te leyesen tus amigos, porque claro no es un barómetro objetivo. Luego pasamos a una fase más satisfactoria que es cuando hay gente con la que ahora tengo una buena relación e incluso se han convertido en amigos después de leer lo que escribo y encontrar ahí un vínculo. Bueno, para mi el siguiente paso que creo que todo escritor desea o debería desear es cuando tus obras van por ahí, por sitios por donde tu ni imaginas que están deambulando, y que las lea gente que a lo mejor no conoces ni conocerás, ni sabrás su opinión ni falta que te hace.

IJDG: Siguiendo con el absurdo. Tu primer largometraje Gritos en el pasillo está protagonizada por cacahuetes.

JJRM: Con está película tuvimos la suerte de tener más repercusión de la que esperábamos, la cosa fue creciendo sobre una pirámide invertida. De una iniciativa casi anecdótica cada vez se fue sumando más gente y, se fue tomando cada vez más en serio, de tal modo que cuando salió tuvo una repercusión que sin ser tampoco tremenda fue mucho mayor de la que esperábamos. Por lo menos eso me permitió seguir adelante en lo audiovisual. De hecho, al final, con esta clase de cosas he acabado dedicándome más a lo audiovisual que a la literatura pura que era mi vocación inicial.

Yo empecé a escribir relatos y novelas antes de escribir guiones, pero al final uno se va especializando, se va centrando tu vida profesional con aquello que le ayuda a uno a pagar el alquiler.

IJDG: ¿cómo se te ocurrió contar una historia ambientada en un manicomio con cacahuetes?

JJRM: Básicamente era una película que queríamos hacer con muy pocos personajes, principalmente dos, mi socio Alby Ojeda y yo en la isla de Fuerteventura, que es donde los dos nos hemos criado. Entonces nadie hacía cine allí, ahora mismo va a rodar Robert Zemekis, Riley Scott, Terry Guilliam, las películas de Star Wars, Wonder Woman… Por lo que necesitábamos algo que en la peor de la coyunturas pudiésemos hacer nosotros dos solos. Necesitábamos algo sin actores y hacerlo posible con objetos muy muy pequeños y fáciles de manipular.

La primera idea fue hacerlo con Playmovils, pero teníamos miedo a que los derechos de imagen de Playmovil fuesen un obstáculo. Así que tiempo después se me ocurrió el concepto de cacahuete del mismo modo que contaba antes [en la primera parte de la entrevista] me ha pasado con el hipopótamo, de una manera totalmente surrealista y sin ninguna justificación racional. Entonces se empezó a hacer esa historia del manicomio. Por su puesto la historia previa que queríamos hacer no transcurría en un Maní-comio sino que era una historia más de ciencia ficción que nunca llegó a hacerse.

IJDG: Hablanos un poco de tu experiencia como director y guionista de Gritos en el pasillo.

JJRM: Yo primero empecé a escribir y luego quise ser director de cine. Cuando empecé con la comunicación audiovisual me di cuenta de que no tenía estomago para la dirección. Así que decidí que lo que quería era escribir novelas, de ahí acabé escribiendo guiones y luego no tuve más remedio que dirigir de vez en cuando. Al final muchas de las cosas a las que me dedico, lo hago no tanto por decisión personal sino por que la vida me ha llevado a ello.

IJDG: Entrando ya en la recta final de esta entrevista, no podemos dejar de preguntarte por tu colaboración con El Mundo Today ¿Cómo es la experiencia de participar en uno de los medios más conocidos y que más bromas ha generado cuando algún medio se ha tomado en serio sus noticias?

JJRM: Es magnifica, El Mundo Today trabaja de una manera muy orgánica, ahora todo el mundo intenta definir todo lo que está haciendo diciendo que es muy orgánico y creo que casi nadie sabe lo que significa que algo sea orgánico. Yo creo que en el Mundo Today si que se trabaja de una manera muy orgánica. Hay un libro de estilo digamos como una linea editorial muy concreta y muy definida, pero dentro de eso la metodología que es bastante abierta. Yo creo que el gran secreto de El Mundo Today no es otro que son gente con un talento desmedido. Yo me siento allí muy pequeñito y bueno llevo más de un año colaborando con ellos, pero aun me siento indigno de estar ahí. Pienso que a lo mejor estoy allí por que les desgravo en la declaración de la renta.

Vamos es una experiencia muy satisfactoria y de la que aprende uno muchísimo. El Mundo Today tiene una cosa maravillosa que es que intenta huir de la payasada y de la caricatura e intenta que el contenido sea muy delirante, pero la forma sea bastante seria imitando lo que es el periodismo de verdad.

IJDG: Ya hemos hablado de tus referentes artísticos. A nivel literario, ¿cuáles serían?

JJRM: Además de los anteriormente citados, para mí uno de los mas importantes en mi vida ha sido Ray Bradbury, es mi debilidad; también Edgar Allan Poe, Lewis Carroll. Descubrir en la adolescencia El Señor de los Anillos de Tolkien, obviamente, también me cambió la vida. Aquí en España me apasiona Espronceda sobre todo, El estudiante de Salamanca. Además Stephen King, Clive Barker, las cosas que he leído de Alejandro Barico me llegan muy dentro. La verdad es que muchos, también va por épocas, en una juventud más temprana adolescencia disfrutaba mucho a Kafka y a Hoffmann, y ahora no puedo con ellos. En su día Los tres Mosqueteros de Alejandro Dumas fue de los mejores libros que leí y no se como reaccionaría si lo leyese ahora. Creo que cada autor e incluso cada libro tiene su propia época. Y creo que hay algunos que van dejando más poso que otros.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

JJRM: Creo que escribir, esto va a sonar un poco pedante, realmente escribía bastante antes de empezar a escribir. Cuando era niño salía a la calle, mis padres me decían a donde vas y yo les decía me voy a pensar. Para mi ir a pensar era corretear por las aceras e imaginaba historias. A lo mejor que estaba en una nave espacial o una historia de piratas, quizás no era el protagonista de la historia sino que me imaginaba historias. Nunca imaginé que yo quería ser escritor ni mucho menos, era inventarme historias, pero yo vengo mucho de esto. Por parte de madre vengo de una familia de científicos y yo siempre asumí que soy científico. De pequeño quería ser paleontologo, de adolescente quería ser astrofisico, fue ya en la última etapa la adolescencia cuando ya empecé a interesarme por escribir primero relatos y después por hacer cortometrajes. Creo que eso cambió un poco mi brújula dentro. Si es cierto que cuando pedían redacciones o relatos o poesía en el colegio era con lo que más disfrutaba, pero nunca me lo planteé como una meta profesional hasta ya casi la mayoría de edad.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento, teatro, microteatro, guión, corto, largo… ¿Alguna preferencia? 

JJRM: Depende de para que tipo de historia, pero si es verdad que disfruto mucho escribiendo relato y disfruto mucho escribiendo novela, bueno junto con la poesía, de más joven escribía más poemas y ahora rara vez lo hago. Me gustan esos géneros porque son los únicos en los que puedo hacer lo que yo quiero tal y como yo quiero, sin ceder a otros condicionantes como pueden ser de presupuesto o de opiniones sobre la historia distintas a la mía. Eso no quiere decir, que no me parezca bien, de cuando en cuando, recoger un trabajo en equipo de tu visión mezclandola con la de otros, de hecho, es por lo que me suelen pagar. También es una experiencia magnifica y creo que muchos escritores, de eso tan solitario como la novela o el relato, deberían probar para también saber lo que es acostumbrarse a que la visión de uno no tiene necesariamente por que ir a misa. Si que es verdad que disfruto cuando me tiro todo un ciclo profesional escribiendo a la vera de otro, vomitando ideas que a lo mejor me motivaban y a las que uno renuncia con la profesionalidad y la madurez necesarias, necesita luego tener esa cosita con la que consolarse, que para mi son los relatos y las novelas. 

IJDG: ¿Hay algún género literario o cinematográfico que te atraiga más?

JJRM: Mis dos favoritos son la comedia y el terror, que es en los que suelo trabajar casi siempre, sobre todo cuando de mi depende. A veces, incluso, acabo combinándolos ya que combinan especialmente bien. Y quien dice terror, dice todos sus primos hermanos ya sea el thriller, el misterio, el suspense, o la intriga en general, son los que mas me gustan. En eso sigo siendo adolescente.

IJDG Para ir finalizando esta entretenida entrevista, ¿nos puedes hablar de tus próximos proyectos?

JJRM: Ahora mismo estoy terminando, bueno en realidad llevo el cincuenta por ciento de una nueva novela de ciencia ficción combinada con género fantástico que me motiva bastante. Luego estoy haciendo los guiones de una serie y un par de largometrajes con varios directores, cruzando dedos y tocando madera para que alguno llegue a buen puerto. Mientras tanto sinceramente lo que más me motiva es hacer la novela, que es mi criaturita mimada.

Muchas gracias Juanjo por aceptar nuestra invitación a esta humilde buhardilla, ha sido un placer tener esta preciosa charla de tantos y tan diversos temas. Te deseamos la mayor de las suertes en tus futuros proyectos y seguiremos enganchados a tus hilos de Twitter.

Publicado el 2 comentarios

Tierra Trivium entrevista a Juanjo Ramírez Mascaró

Juanjo Ramírez Mascaró visita La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Hoy visita La Buhardilla de Tierra Trivium Juanjo Ramírez Mascaró, con la excusa de su última novela El Hipopótamo Mecánico aunque más bien por el placer de charlar un rato con alguien que revoluciona twitter de vez en cuando con sus hilos. Además de escribir novelas, Juanjo Ramírez Mascaró es guionista de cine y televisión, ha dirigido el largometraje Gritos en el pasillo (referencia wikipedia), es ilustrador y colabora con El Mundo Today entre otras cositas. En redes sociales le podéis seguir en twitter (@ramirezmascaro), facebook (ramirezmascaro), instagram (@demasiadovioleta) o en su blog (nanasnegras).

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias por aceptar la invitación a la Buhardilla de Tierra Trivium, para mi es un honor contar con la presencia de alguien tan polifacético y admirador de Douglas Adams. Pero antes de adentrarnos en el mundo del humor, vamos a hablar de tu última novela El Hipopótamo Mecánico. ¿Cómo surge el Hipopótamo Mecánico que construye el protagonista de tu novela, es decir, como surge esa idea?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez Mascaró-Juanjo Ramírez Mascaró: Surge porque estaba en un época bastante oscura y justo había terminado de escribir otra novela más corta y bastante más oscura que se titula La Mierda y después de eso tenía ganas de algo que fuese más luminoso y al mismo tiempo más espontáneo, aunque luego se me fue oscureciendo y haciendo más compleja de lo que esperaba. Pero la idea inicial consistía en una huida hacia delante. Partí de una premisa que vino de la manera más surrealista, es decir, directamente del subconsciente, sin procesar: Trata de un chaval que se construye un vehículo con forma de hipopótamo y se lanza a correr aventuras. Todo eso fue surgiendo de una manera muy inconsciente. Luego viene el trabajo de la parte consciente, de ir cogiendo todo eso e ir convirtiéndolo en algo que tenga un sentido y una hilazón dramática.

IJDG: ¿Porqué un hipopótamo?

JJRM: Siempre digo que es el punto más surrealista de la historia precisamente por eso, porque no tiene ninguna explicación. Simplemente estalló en algún lugar de mi sótano ese concepto. Quizás tiene algo que ver con eso de que siempre me ha fascinado esa dicotomía que hay entre lo simpática que resulta la imagen de un hipopótamo y las oscuridades que encierra luego como animal agresivo que es. Bastante peligroso.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez MascaróIJDG: Has mencionado tu segunda novela, La Mierda, cuya portada es simétrica a la de portada de La Emperatriz de los Insectos.

JJRM: Sí, porque aunque las escribí por separado y son novelas totalmente independientes en cuanto a sus tramas y personajes, compartían muchas similitudes y género y de tono. Me lancé con ella al experimento de autoedición porque eran tan oscuras que en muchas ocasiones me daba hasta vergüenza enviarlas a editoriales, aunque hice un par de intentos. Llegados a ese punto mi intención fue publicarlas juntas por las razones que acabo de mencionar. Me surgió esa idea de las dos portadas con caras simétricas, se la propuse a Mar Delgado, que fue quien ilustró y diseñó las portadas, tanto de éstas como de la otra que publiqué en su propia editorial (Los vientos que te nombran), que en realidad fue escrita antes de estas dos. Mar hizo su magia con esa idea de la simetría que a mí me venía rondando desde hacía un tiempo en la cabeza.

IJDG: Entonces, ¿tu otra novela es anterior a estas dos?

JJRM: Pues sí. Cronológicamente estaba escrita primero Los vientos que te nombran, aunque no fuese la primera en publicarse. Después de ésa vino La Mierda. Acto seguido empecé El Hipopótamo Mecánico y la dejé a medias. Luego empecé La emperatriz de los insectos, y la terminé, y meses más tarde retomé El Hipopótamo Mecánico. A veces no llevo un proceso demasiado lineal y cronológico, ni en cómo las escribo ni en cómo luego acaban publicándose. Y las que acabamos de mencionar no son, de hecho, las primeras que escribí. Antes de estas escribí otras ocho o diez novelas que probablemente nunca llegue a permitir que vean la luz del sol. Aprendí mucho escribiéndolas, pero ahora mismo me parecen bastante flojas. Con respecto a cuándo acaba editándose cada una de ellas, supongo que muchas veces hay un momento para escribir algo y luego llega un otro en que, por lo que sea, es el momento adecuado para compartirlo. Y muchas veces, aunque queramos decidir eso nosotros, no siempre podemos. No siempre se dan la circunstancias adecuadas, o no tiene uno las fuerzas suficientes cuando ha terminado de escribir algo que le deja exhausto para encima moverlo y defenderlo.

IJDG: Como otros autores que han pasado por esta buhardilla, esta historia es fruto del NaNoWriMo, que cada año se celebra durante el mes de noviembre ¿Qué nos puedes contar de la experiencia?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez MascaróJJRM: La primera mitad de la novela fue lo que escribí en el NaNoWriMo, luego me surgieron ocupaciones laborales que interrumpieron mi ritmo de escritura, pero estuve un par de semanas participando en el NaNoWriMo y era fantástico. Siempre digo que se siente uno acompañado como escribiendo en una iniciativa como ésa: Como cuando vas a la biblioteca en épocas de exámenes y ves a los demás estudiando igual que tú o, en este caso, escribiendo ellos también su novela. Ves a todo el mundo compartiendo sus escollos, sus triunfitos… Eso te hace también a ti sentirte más motivado, así que me encantó la experiencia. Luego tuve que cambiar de vida y la novela se quedó hibernando. Cuando la retomé años más tarde fue ya un trabajo más solitario, más pausado, más reflexivo: El trabajo que tarde o temprano no le queda más remedio que desempeñar a un escritor en la mayoría de las ocasiones, supongo.

De un modo u otro, el NaNOWriMo me parece una experiencia magnífica, y se la recomiendo a cualquiera que tenga ganas de escribir y esté poniéndose siempre excusas para postergarlo. Es una opción interesante porque al tener la coartada de «la rapidez» no te juzgas tanto a ti mismo en la primera versión, y sabes que luego tendrás tiempo para perfeccionar lo que en principio has vomitado. Porque muchas veces, sobre todo al principio, lo que necesitamos es eso: vomitar.

IJDG: Tu estilo literario tiene ese punto de absurdo de las obras de Douglas Adams, Terry Prattchet, … ¿es algo buscado o surge de forma natural a la hora de ponerte a escribir?

JJRM: Es lo que me sale de manera espontánea. Obviamente se trata de un tipo de humor y un estilo de redacción que tenemos asociado a cierta literatura inglesa que me llama mucho, MUCHO como lector, así que no es de extrañar que también me influya bastante como escritor. De hecho siempre comento que para mí el referente más confeso de esta novela en concreto es Roald Dahl. Sobre todo sus incursiones en la literatura infantil. Supongo que ése es el aliciente a partir del cuál buscar una voz propia. Pero sí: Siento cierta debilidad por esos autores ingleses que cultivaron géneros como el fantástico, el terror o el misterio. Partiendo de titanes que dejaron su huella antes que Dahl o Tolkien, como Stevenson, Lewis Carroll, Chesterton, Thomas de Quincey… Aunque también adoro a los grandes titanes de la lengua española: Quevedo, Espronceda, Borges, Cortázar, García Márquez… No soy ni seré experto en ninguno de ellos, pero me encantaría morir aplastado entre los unos y los otros, como un insecto entre dos rebanadas de pan de molde.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Juanjo Ramírez Mascaró

Tras esta divertida charla nos despedimos de Juanjo Ramírez Mascaró hasta dentro de dos semanas cuando hablaremos de sus otras facetas artísticas. Mientras tanto os invito a la presentación de El Hipopótamo Mecánico el próximo 30 de octubre en la Librería del Centro de Arte Moderno (C/ Galileo, 52) a las 20:00.

Publicado el 1 comentario

Jordi Rosiñol Lorenzo abre la nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Jordi Rosiñol Lorenzo en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Damos inicio a esta nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium con la visita del escritor Jordi Rosiñol Lorenzo, con motivo de su participación en la Feria del Libro de Murcia (Del 21 al 23 de septiembre) con su antología Relatos al límite. Jordi Rosiñol ganó en 2017 el Primer Premio de Relatos Navidad de Molina de Segura y ese mismo año resultó finalista en el I Premio Premio Nacional de Relatos Espacio Ulises. Su twitter es @Gaziel1968.

Ignacio J. Dufour García: Jordi, es un halago contar con tus relatos en el catálogo del Grupo Tierra Trivium. ¿Qué te llevó a elegir el Grupo Tierra Trivium para publicar esta antología de relatos?

Jordi Rosiñol Lorenzo: El halago es mío por la apuesta y la confianza del Grupo Tierra Trivium por mí trabajo, eso sumado al momento que inhalé un aroma a humanidad por encima de simples y espurios intereses empresariales disipó cualquier duda previa.

IJDG: En la antología recoges 30 relatos con los que tocas todos los aspectos el ser humano, ¿cómo surge el título de la antología Relatos al límite?

JRL: Porque todos ellos me trasladan a mundos interiores, que de una manera u otra me llevan al límite de los sentimientos.

IJDG: ¿Qué es lo que que hace que todos ellos sean relatos al límite?

JRL: Igual que decía en la pregunta anterior, todos ellos tienen algo en común, todos están escritos con el alma, y las sensaciones al límite. El teclado fue testigo de risas, lloros y pánico al pulsarlo.

IJDG: ¿Cómo surgió la inspiración de crear esta antología?

JRL: Por la necesidad de compartir diversas emociones con el lector, y desnudar mi alma de encorsetamientos sociales o simplemente liberarme de la timidez que arrastro escondida en una personalidad extrovertida, una coraza que protege mis debilidades.

IJDG: ¿Alguno de los relatos ya lo tenías escrito o los creaste todos para la antología?

JRL: Sí, algunos ya estaban escritos, pero estos están revisados, y como sucede siempre cada vez que relees algún texto siempre cambias cosas en la creencia que lo vas a mejorar.

IJDG: Recuerdo que en una antología que coordiné, nos hablabas de como te picó el gusanillo de la literatura con la lectura de Juan Salvador Gaviota, ¿cuánto queda de ese niño en el escritor en que te has convertido?

JRL: Ignacio, te recuerdo con un cariño especial por tu sensibilidad en aquella antología. Realmente no es que quede el niño, el niño es el que escribe, él es el que medio siglo más tarde ha tenido la valentía de ponerse a escribir.

IJDG: Además de esa primera novela que a todos nos deja su huella, ¿cuáles son tus otros referentes literarios?

JRL: Soy bastante anárquico en mi lectura, muchas veces depende de mi estado de ánimo, me gusta mucho el ensayo histórico o político, la novela histórica, Los episodios nacionales de Pérez Galdos, o la obra de Delibes, Los cachorros de Vargas llosa, la obra de Muñoz Molina, La araña negra de Blasco Ibañez, La madre de Gorky, o Los Durrell de Gerald Durrell, etc.

IJDG: Novela, relato, microrrelato… ¿Hay alguno que te atraiga más?

JRL: No, depende de la historia que el niño quiera contar, hay veces que no hacen falta muchas palabras para hacer llegar el mensaje, y otras veces si.

IJDG: Ahora que ya tienes tu libro en brazos, ¿cuáles son tus futuros proyectos?

JRL: Ahora mismo ando enfrascado en una novela histórica, ambientada en un contexto real y con unos personajes y tramas también bastante reales. Además estoy publicando artículos sobre hechos históricos concretos y muchas veces poco conocidos.

Muchas gracias Jordi por tu visita a esta humilde buhardilla. Te deseamos mucha suerte en la Feria del Libro de Murcia con tu antología y esperamos tenerte pronto de vuelta por La Buhardilla de Tierra Trivium con tu novela histórica.

Por otro lado, os informo de una ligera modificación de las bases de El Relato Caleidoscópico. Hemos decidido que todos los textos presentados hasta el miércoles sean tenidos en cuenta de cara a la elección del texto que continué la historia, así que aún estáis a tiempo a que vuestro texto sea el elegido para continuar la historia de Elíseo el próximo sábado.

Y para estar al día de las novedades del Grupo Tierra Trivium no se a que esperáis para uniros al grupo de Telegram de Tierra Trivium.

Publicado el Deja un comentario

Pilu del Rio visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Pilu del Rio en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Esta semana visita La Buhardilla de Tierra Trivium Pilu del Rio. Sus primeras apariciones como escritora han sido en los Lookbook de colecciones en empresas de moda, en las que da vida a estas, añadiendo un factor humano e imaginativo para darle sentido. Trabaja en el sector de la moda como diseñadora y comercial. Ha escrito desde siempre y ha recibido varios premios de literatura en los centros donde estudió. Siendo las antologías su primer paso para publicar sus relatos. En la actualidad está preparando su primera obra en solitario. Podéis encontrar sus escritos en Instagram (@pilu_del_rio) y en Facebook (Pilu del Rio).

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida a esta humilde Buhardilla de Tierra Trivium. Has participado en varias antologías con relatos cortos de diferente temática ¿Qué es lo que te inspira?

PdR: Buenos días Ignacio y muchas gracias por tan grata invitación, es un honor estar entre vosotros.

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra Trivium

Me inspira la vida, en toda su magnitud y complejidad.

Por mi trabajo los viajes han sido y son una constante y el estar en contacto con personas muy distintas y en situaciones muy diversas. No soy capaz de volverme insensible ante lo que tengo delante, paso mucho tiempo sola y disfruto de cada ocasión, que si somos un poco observadores, proporcionan estos momentos que te puedes dedicar, esa es una gran fuente también.

La injusticia, la esperanza y la desesperación, los atardeceres y la lluvia, vital… triste.

Me inspira, creo que lo que más profundamente el amor, ese amor tan intenso hacia mis dos hijos, sus gestos, sus alegrías y problemas, su evolución, me resulta fascinante contemplar como se van transformando, sus pensamientos y razonamientos, los cumplidos que me dedican y esa ternura que ya, no tan niños me siguen regalando.

IJDG: Háblanos de la experiencia de participar en dichas antologías.

PdR: No recuerdo mi vida sin escribir, creo que antes de aprender, ya llevaba historias dispuestas a salir de mi lápiz, pero fue Rosa de Mena, quien me empujó a publicar con ella mi primera participación en una antología.

Fue muy gratificante, pasé del miedo a que me leyeran, al interés porque lo hagan. Saber que tus palabras son capaces de llegar a las personas, que entretienen, divierten, ayudan, intrigan, se identifican con ellas resulta muy satisfactorio.

Conocí a muchos mas escritores, a ti por ejemplo y que ahora son grandes amigos, el destino hizo que se cruzaran muchos hilos en aquellas experiencias y cuando me quise dar cuenta, fui el filtro para que algunos llegasen a ser entrevistados en radio para dar a conocer sus libros y trabar así un vinculo especial.

Así que seguí escribiendo.

IJDG: Como Laura Orens, también vienes del mundo de la moda ¿Como compaginas ambos mundos?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra Trivium
Pilu del Rio participando en la presentación de una de las antologías

PdR: Con esfuerzo, ambos ocupan mucho tiempo y hay que priorizar el trabajo, si a ello le sumas ser padre y madre a la vez, el cóctel es explosivo, también he de reconocer que la escritura me ayuda a relajarme, a desconectar del trabajo y tener una vida paralela fuera del estrés de este mundillo, apasionante, pero muy absorbente.

Durante unos años, cambie la moda por la veterinaria, no podía atender a mis hijos, pequeños aún, con mi trabajo y sin apoyo ni el tiempo que necesitaba para desarrollarlo, opté por hacerme auxiliar veterinaria y fui copropietaria de una clínica, descubrí un mundo fascinante, mas humano que animal.

En ese periodo apenas escribía, estudié Naturopatía y medicinas alternativas, Auxiliar de Geriatría y Quiromasaje, campos en los que tuve experiencia laboral.

Mi vida dio un giro inesperado, con ello, volví a escribir y regresé al mundo de la Moda, compaginando como voy pudiendo, mi pasión por la lectura la escritura.

IJDG: ¿Se llegan a mezclar en algún momento?

PdR: Constantemente, es una especie de simbiosis, casi todo resulta un motivo de inspiración, paso el día grabando notas de audio cuando no puedo escribir y cuando puedo llevo un cuadernillo para hacer anotaciones e ideas, incluso fragmentos o microrrelatos, he de confesar que he llegado a escribir hasta en el reverso de facturas de gasolina, ambos mundos se entrecruzan las palabras son armas fundamentales en cada uno de ellos, al fin y al cabo, todo son historias que merecen ser contadas y escuchadas, compartidas o no, según toca en cada momento.

IJDG: Nos podrías hablar de tus referentes literarios.

PdR: Mi iniciación a la literatura fue con la poesía, mis padres eran grandes lectores mi madre tenía una sensibilidad especial para recitar, Lorca y Machado, así como Becquer y el delicioso sonido de su voz, me hicieron amar los libros, mi padre no ponía ningún reparo en aumentar la biblioteca y mi tío, que trabajaba en Planeta, se ocupaba de que no faltasen títulos que incitasen mi curiosidad.

Si soy sincera, Juan Ramón Jiménez y Espronceda fueron mis primeros referentes, junto a los anteriores, más tarde Dante y Kafka me hicieron profundizar en libros mas complejos, creo que Lope y Shakespeare fueron los que hicieron enamorarme de la lectura de teatro.

Julio Verne y Homero, Miguel Delibes, no podría decantarme por pocos, esto sería una novela llena de historias en lugar de una entrevista.

IJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra TriviumPdR: La necesidad de expresar mis sentimientos, sin duda, me cuesta, me ha costado siempre abrirme a los demás y escribiendo me es tan fácil compartirlos… es, como ir quitando piedras de la mochila que llevo colgada.

Tuve la suerte de tener muy buenas profesoras de literatura, que incentivaban a la lectura y la escritura con concursos literarios a quienes tuviéramos a bien presentarnos y me presentaba a todos.

Con el tiempo, esa necesidad fue creciendo y escribí relatos cortos, cuentos para leerles a mis hijos antes de dormir, capítulos de historia en los que mezclaba mitología, leyendas y cuentos populares, que preparaba minuciosamente y memorizaba, para contarles a mis hijos lo que veían en los viajes que hacíamos, era tan gratificante ver su interés que resultó ser puro egoísmo para los tres esa actividad tan privada e intima.

Una vez que empiezas, es difícil parar, salvo cuando murió mi madre, tenia tanto que decir y era tan intimo que no salía una palabra de mi bolígrafo. Puede ser que en esos últimos días, sin papel, escribiéramos juntas el libro mas extenso que haré nunca y gasté todas mis palabras.

IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

PdR: Cada cosa en su momento, vivimos en una sociedad de imágenes, donde la lectura corta se ha hecho un hueco muy importante, puedes encontrar autenticas joyas en pocas líneas, acompañadas de fotografías, condición sine qua non, en un mundo digital se hace imprescindible.

Una buena novela hace las delicias de una noche antes de dormir, o en el tiempo libre, así como un relato, no tengo preferencias.

IJDG: ¿Y algún género en concreto?

PdR: La novela histórica, sin desdeñar ningún género, me gusta leer y variar mi lectura.

IJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

Imagen propiedad de Pilu del Rio cedida a Tierra TriviumPdR: Sigo escribiendo poemas y relatos para antologías o para mi, ya veré, y he comenzado mi primer libro, estoy disfrutando de ello sin prisa y con la calma de no tener que demostrar nada a nadie, solo por puro placer y puesto que montar en globo me parece más complicado en este momento e hijos ya he tenido, va siendo hora de que escriba mi libro.

Ha sido un placer contar con tu presencia en La Buhardilla de Tierra Trivium, te deseamos la mayor de las suertes en tus futuros proyectos, en concreto con tu primera obra en solitario. Nos ha asombrado conocer tus otras facetas.

PdR: Muchas Gracias Ignacio, por invitarme a compartir este rato en esta encantadora Buhardilla

Y con esta grata visita cerramos la primera temporada de La Buhardilla, pero no por mucho tiempo. A mediados de agosto volveremos con las pilas cargadas y más interesantes entrevistas. Mientras tanto os invito a visitar los blogs de mis compañeros y a apuntaros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium.

Hasta pronto.

Publicado el Deja un comentario

Manuel Trigo visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista Manuel Trigo en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Esta semana nos adentramos en la fantasía y la ciencia ficción de la mano del polifacético Manuel Trigo Nogales (Madrid, 1969) autor de las novelas La esfera negra, Cronos y Vera Lux, además de ser cofundador de El Globo Sonda, participar en concursos de televisión, en series y cortometrajes tanto como actor como director. Es un honor que haya sacado un hueco en su ocupada agenda para visitar la Buhardilla de Tierra Trivium.

Podéis conocer su faceta literaria en su web Manuel Trigo, otras facetas en Manuel Trigo y otras artes, en Facebook Manuel Trigo y en Instagram su faceta como fotógrafo (@manueltrigo_foto) o su faceta como actor (@manueltrigo_cine).

-Ignacio J. Dufour García: Bienvenido a La Buhardilla de Tierra Trivium. Tu estilo literario es muy característico, ¿qué te lleva a escribir de esta manera?

    -MTN: ¿Característico? Eso sí que es una sorpresa. No sabía que mis escritos llevasen esa seña de identidad. Es todo un halago. Creo que es mi forma natural de expresarme cuando hablo, pero llevada al registro de lo escrito, con esos vocablos más inapropiados en un bar que en una página de papel y esas expresiones y juegos de palabras que quizás más de un lector necesite leer dos veces para descubrir la extensión de su significado, de su trasfondo, de su doble sentido. Cuando hablo con mis amigos también me pasa, que mi retorcido sentido del humor me lleva muchas veces a decir chorradas que luego tengo que explicar. En ocasiones me doy miedo, jejeje.

-IJDG: Tus relatos se mueven entre la fantasía y la ciencia ficción ¿Tienes alguna preferencia por alguno de estos géneros?

-MTN: Cierto, Muchos de mis escritos se mueven en esos mundos, pero sin llegar a las fantasías de magos, elfos y hadas, sino que se quedan en algún personaje «distinto» dentro de un mundo como este que conocemos. Cuando viran a la ciencia ficción, tampoco suelo irme a guerras galácticas ni robots asesinos, más bien, algún vaticinio tecnológico (como el de las fábricas de carne sin necesidad de animales, que ya es realidad) o catástrofes climáticas o geológicas. Quizás Cronos sea la pequeña novela que más encuadre en la ciencia ficción dura, pues sí hay una nave espacial decadente.

-IJDG: Está dicotomía se aprecia claramente entre tu novela La esfera negra y los pocos capítulos que se han publicado de Cronos en la revista THELunes. ¿Que nos puedes contar de la experiencia de participar en THELunes?

-MTN: Sí, Esa primera novela tiene tintes de ciencia ficción y de fantasía, pero tal como decía, dentro de un mundo real y cotidiano. THELunes fue una experiencia maravillosa. Su director y creador, Daniel Cano, me dijo que la idea había nacido tras charlar conmigo y expresarle la dificultad para publicar una novela. Le dije que una de las formas de darse a conocer, de crearse currículo, era participar en concursos de relatos y obtener algún premio. Y eso hacíamos. Nos conocimos en aquella recepción de nuestros respectivos galardones. Cuando llevó a la realidad la idea, fue un periódico cultural donde se publicaban relatos, ilustraciones, fotografías, narraciones de viajes, poesía… Y algo que dijo que no se hacía mucho, publicaciones de novelas cortas entregadas por fascículos. Para eso me pidió la novela Cronos y que por favor, se la «regalase», pues estaban empezando y partían de cero. Por supuesto que accedí, pues el regalo me lo estaba haciendo él a mí al publicar mi novela.

-IJDG: El abrupto final de THELunes provocó que se publicase una pequeña parte de Cronos, como comentaba en mi anterior pregunta ¿Te has planteado publicar la novela completa?

-MTN: Sí, muy abrupto. Nació justo cuando comenzó la crisis del 2008 y desapareció tras pocos números, tal como sucedió con otras muchas publicaciones. Mi novela se quedó a medio entregar, pero yo ya había disfrutado del honor de verla en papel. Respecto a lanzarla en formato libro lo veo complicado, pues tiene unas 60 páginas y creo que eso no vendería mucho como novela. Dudo que la quisiese alguna editorial.

-IJDG: Otra de tus novelas es La esfera negra, de la que es muy difícil explicar nada sin desvelar parte del argumento. En ella mezclas realidad y fantasía de forma tal que casan de maravilla. ¿Como se te ocurrió esta historia?

-MTN: Uf, la Esfera negra nació en una época de instituto Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Triviumcomo una idea de mini historia que iba a ser compañera de otras historias dentro de un libro del que ya tenía hasta título: De dioses, reyes y héroes, de tinte épico, tal como se deduce por ese título. Cuando me decidí a escribir el libro empecé por ese capítulo, pero cuando me dedicaba a organizar en mi mente cada detalle que quería que estuviese presente, descubrí que tenía suficiente entidad propia y era meritorio de convertirse en novela por sí misma. La idea original sí era más épica, pero al hacer un trabajo serio, dejé la parte épica para unos cuentos que narra uno de los personajes.

-IJDG: Con La esfera negra estuviste en La Feria del Libro de Madrid ¿Que te pareció conocer la feria desde el punto de vista del autor?

-MTN: Una experiencia inolvidable, una meta alcanzada por la que jamás me había planteado luchar. Me lo ofrecieron por sorpresa. O me lo esperaba.

-IJDG: Una de tus últimas incursiones en el mundo literario fue con tu relato en la antología solidaria Semillas de bosque, en el que una entidad se cansa de la humanidad y del maltrato al que la tienen sometida ¿Que nos puedes contar de esa experiencia?

-MTN: Bueno, esa ambigua entidad no es más que la respuesta de un planeta que nos estamos cargando, una queja, unos estertores de muerte, algo que no queremos ver, qué si, que todos vemos el cambio climático, pero creemos que tan sólo es pasar un poco más de calor en verano y ya está. No estamos capacitados para entender la gravedad del asunto ni para aceptar que posiblemente hayamos cruzado ya muchos puntos sin retorno. Contarlo en un relato tan breve fue difícil, pero un buen reto. Me encantó que se me ofreciese participar en esa publicación y también fue muy divertido hablar al público el día de la presentación y dirigirme a los asistentes diciéndoles que estaban todos muertos, jajajaja. (Vídeo de la presentación)

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium
Manuel Trigo y José Castejón, Concejal de Cultura de Leganés en la presentación de La esfera negra en el FNAC de Leganés en 2009.

-IJDG: En la mayor parte de tus relatos aparecen entidades extracorpóreas ¿Cómo consigues que a los lectores nos parezca lo más normal del mundo?

-MTN: Ah, ¿pero no es normal?, jajajaja. No creo en ningún ser paranormal, metafísico o sobrenatural, por lo que me facilita crearlos con la impunidad que otorga saber que no ofendes a ninguno de ellos. Supongo que si aparece un ser fantástico entre gente normal y éstos no se asombran, como sucede en el realismo fantástico, pues puede parecer chirriante. Entonces lo que hago es que le chirríe a los otros personajes, de modo que el lector se solidarice con ellos en una especie de «normal, yo también me habría asustado». En el comienzo de la novela gótica, los seres extraordinarios aparecían y aterraban, pero no había necesidad de explicar su existencia. Al final de ese periodo el escritor justifica su razón de ser. En La esfera negra sí despejo dudas sobre el personaje principal, aunque he de reconocer que tengo algún relato, creo que uno, donde aparece una personajilla que bien podría ser un hada vengativa o una diosa sin que se aclare el origen de sus poderes.

-IJDG: Antes de pasar a tu faceta más audiovisual, no puedo dejar de preguntar por El Globo Sonda, ¿Que nos puedes contar del proyecto literario que se formó alrededor de El Globo Sonda?

-MTN: El globo sonda se podría definir como Carlos Candel, Carlos Lapeña y alrededores. Muchos son los que han estado y dejado de estar, pero ellos dos siguen ahí siempre, al pie del cañón cultural de Parla. Yo estuve casi tan activo como ellos en el momento de su creación, pero tengo tantas aficiones que cada vez he estado más despegado.

-IJDG: Empezaste en el mundo audiovisual participando en concursos de la televisión ¿Tienes alguna anécdota al respecto?

-MTN: Que me divertí mucho y me llevé algo de dinero en dos de los tres concursos en los que participé, pero en Televisión Española ya había salido desde pequeño. Una vez, incluso como crítico literario hablando de «Dóneval» en el programa Robinson.

-IJDG: También has actuado en algunas series de televisión ¿Qué tal fue la experiencia?

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium-MTN: Eso fue una técnica de espionaje. Participé como figurante en alguna serie de televisión y película de cine para aprender cómo son los rodajes con mucho dinero detrás e intentar reorientar ideas para hacer mis propios proyectos con cero dinero ni detrás ni a los lados.

-IJDG: Siguiendo en el mundo audiovisual, además de actuar has dirigido algunos cortos, ¿Que te gusta más: escribir un texto, interpretarlo o dirigirlo?

-MTN: Me caso con las tres novias. ¿No se puede?

-IJDG: Y como aún te quedaba algo de tiempo libre, también eres fotógrafo. ¿Cómo puedes compaginar todas estas facetas tuyas?

-MTN: Fui fotógrafo creativo de chaval, cuando una buena imagen había que sacarla directamente en la cámara, muuuuuucho antes de que, ahora, cualquiera obtenga resultados mucho mejores con un retoque fotográfico por ordenador. Me cansé de que, al enseñar fotos a amigos, se parasen a ver fotos con caras y comentar si salieron guapos o feos y pasasen rápidamente las fotos que me habían costado un cuarto de hora hacer. Poco a poco fui abandonando las réflex y me pasé a las compactas y luego a los móviles, es decir, olvidé la creatividad y me quedé con la foto de recuerdo. Recientemente compré unos cuerpos de Canon 6D, que van muy bien para vídeo, con el objetivo (valga la palabra) de crear mis cortometrajes; y me he vuelto a animar a sacar fotos que me gustan. Aunque las que publico en Instagram son sólo retratos, casi todos ellos de actores y actrices de mi entorno. ¿Puedo hacer publicidad? @manueltrigo_foto para los retratos que yo hago y @manueltrigo_cine para mostrar mis perfiles y logros como actor.

-IJDG: Para ir finalizando está entretenida entrevista, ¿Cuáles son tus referentes artísticos?

-MTN: Creo que no es bueno tener un referente, pues se corre el riesgo de caer en la comodidad de copiar, sino tomar un poco de aquí, un poco de allá… Y no sólo de artistas famosos, sino de tus conocidos y desconocidos. Luego hay que meter todo en la batidora y dejar a la imaginación que cree algo nuevo con esas piezas usadas.

-IJDG: Volviendo al mundo literario ¿Qué te hizo empezar a escribir?

-MTN: La necesidad de contar algo que crees que mola, como cuando sales a la calle a contar ese chiste nuevo.

-IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

-MTN: No. Cada tamaño tiene sus ventajas y desventajas. Una buena historia da pena cuando se termina, por lo que debe ser larga para poder disfrutar de ella durante mucho tiempo, pero, por el contrario, asusta comenzar a leer algo grande sin saber si nos va a gustar y además, asusta el precio, tanto a los lectores, como a los editores. Un relato muy breve es todo magro, frescura, pero no da tiempo a introducirte en la historia y vivir la vida y sentimientos de los personajes. Si tienes poco tiempo para leer, puede que prefieras leer un relato y desconectar hasta la próxima oportunidad de lectura, pero puedes hacer igual con una novela, leer un capítulo y esperar a siguiente oportunidad, igual que cuando vemos una serie de televisión y esperamos una semana por cada capítulo y medio año entre temporadas.

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium-IJDG: ¿Y algún género en concreto?

-MTN: Sí, el que yo escribo, jajajaja.

-IJDG: ¿Cómo decides que una idea puede ser una novela o un cuento, o un proyecto audiovisual?

-MTN: La propia idea define en un principio el formato final. Hay ideas que son para ver y otras para leer. Luego la extensión… normalmente todo va a más, sea texto o imagen.

IJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos literarios o artísticos?

-MTN: Pues el futuro próximo lleva mucho tiempo siendo Vera Lux. Por fin terminé de depurar algunas cosillas en la última reescritura y ya la tengo madura para llevar a papel. Ahora toca mostrarla a editores a ver si a ellos les gusta tanto como a mí. En lo audiovisual, tengo un corto, Fondo, que está terminando de editarse el vídeo. Luego, tocará moverlo por alguna muestra.

Muchas gracias Manuel por este delicioso rato en el que nos hemos adentrado un poco en tu universo artístico. Deseo que hayas disfrutado de esta conversación tanto como nosotros y ya tenemos ganas de disfrutar de tu próxima visita a La Buhardilla de Tierra Trivium, ya que está se nos ha hecho muy corta.

La próxima semana visitará La Buhardilla de Tierra Trivium Pilu del Rio.

Para ser los primeros en conocer las novedades del Grupo Tierra Trivium os podéis unir al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium y además los suscriptores del Grupo Tierra Trivium tenéis interesantes descuentos en la Librería Tierra.