Este martes tenemos una nueva entrega de nuestros Relatos al calor de la hoguera, con un ligero retraso por unos pequeños problemillas técnicos.

CARICIAS DEL VIENTO

Su barba y su melena expuestas al viento, desde su terraza en la planta 29 donde vive, susurra:

–Te quiero.

Las calles vacías no responden.

Veinticuatro días de aislamiento han hecho crecer su pelo; así está más guapo.

Mañana y noche habla con ella por la aplicación. La imagen plana no les colma: el olor de su piel…¡cuánto lo extraña! Ella atraviesa la pantalla con sus ojos negros. Él acaricia la imagen, sobre sus labios…ella ríe, divertida.

Mañana y noche, tras apagar su portátil, sale a su terraza y le habla: sabe que las ondas de su voz la acariciarán.


Por Jaguar Negro