Publicado el 1 comentario

Poesía sin títulos: A todas las mujeres

Esta semana Alberto Morate nos trae un poema dedicado a todas las mujeres, para hacernos reflexionar como sociedad.

A todas las mujeres

A todas las mujeres
que por la noche van a oscuras
y oyen el silencio de corazones acelerados.
Aquellas sin edad
y con pasado denostado.
Las que han roto más de un plato
y en el espejo se descubren cada día
cicatrices de lágrimas que caen despacio.
Las que no se hunden en el mar de un portazo,
y quieren y sienten,
y se acercan aunque llueva,
y pretenden que el aire libre no solo sea el respirado.
Las que nacen sin lengua
y el viento las ayuda a gritar alto.
A las mujeres de brazos enormes
que aman, que recuerdan, que musitan entre labios.
Las que dicen aquí estoy,
te estaba esperando.
Mujeres árbol
que dan sombra y paz
y arraigo.
Que no disimulan el llanto.
Que son capaces de besar
con la misma efusión que dicen ¡basta!
Y las que esperan, desgraciadamente, el zarpazo.
Calvario de caminos desandados,
canciones que son rezos,
la sangre en moratones de los costados.
A las mujeres que dan su pan,
que dejaron su juventud en un armario cerrado.
A las mujeres que son capaces de mostrarse desnudas
en el frío de la memoria
y mostrar pasión, fuego, tormenta.
Que defienden su identidad,
su tiempo, su casa.
Que escriben con desamor una página en blanco.
 Mujeres madres,
volcanes, flores, aire, espuma, roca,…
Todo cabe en ellas
y siempre tienen un beso en los labios.
A todas las mujeres
prisioneras de un corazón equivocado.
Capaces de elevarse
entre enfermedades y sobresaltos.
Las que hablan claro,
que no callan, aunque su nombre sea ¡ay!
y vuelven a intentarlo.
Siguen pasando los años
y seguimos hundiendo las manos en la niebla del maltrato,
en el horror indemne de un energúmeno desgraciado.
Salgamos juntos de las manos
a defendernos no, a hacer frente a frente,
cuerpo a cuerpo, lo que quieren arrebatarnos,
la libertad de sentimientos,
la necesidad de amarnos.
Maravillosa mujer viva
no te resignes,
no te quedes esperando,
serás la vibrante respuesta luminosa
de un relámpago.
Que tu voz, tu cuerpo, tu sonrisa,
suenen y resuenen
por encima de los sueños
que estás esperando.

Por Alberto Morate

EL UMBRAL DE UNA VIDA

El Umbral de una vida narra el drama que padecieron los turistas del crucero Costa Fascinerosa en 2015 en el Museo del Bardo de Túnez. Murieron 30 personas a manos de terroristas de ISIS después de más de un día entero de terror en el museo.En Italia, el autor convive con Andrea, Alesandra, Rosalba, Anna y otros amigos y conocidos de distintas clases y condiciones sociales y culturales. Habló mucho con Rosalba Pedron, superviviente del atentado; y, trató de apoderarse de su forma de ver el atentado, la vida, la muerte, el amor… Italia le enamoró hasta los tuétanos y, durante estos últimos tres años, ha seguido en contacto con la familia que le llevó a esta historia. El amor, el odio, la frivolidad, la sensibilidad, la pasión, el erotismo, la razón y Dios. Quienes iban en aquel crucero a bordo del Costa Fascinosa; no son un número ni una estadística, sino seres humanos que viven, sufren, nacen, se enamoran y desenamoran. Personas con vida y con el fantasma de la muerte sobre sus espaldas. Algunos personajes son reales, otros, son fruto de la imaginación.

 

Enrique Garza Grau es abogado y doctor en Humanidades y Ciencias Sociales. Su afición a la escritura le viene de niño, es algo innato en él, que se adivina fácil de leer por su naturalidad a la hora de narrar sentimientos, ámbitos históricos o situaciones cotidianas. Por distintas razones ha escrito artículos en periódicos de la máxima difusión nacional como ABC o El Mundo. Es columnista del periódico en papel Capitalnoreste.

 

El autor, nació en El Escorial y vive en su localidad vecina, San Lorenzo de El Escorial. Su vida ha estado dedicada al estudio del derecho. En estos últimos años está participando en la docencia universitaria; y, siempre ha estado inmerso en la narrativa como medio de búsqueda y huida de un mundo cada vez más materialista y superficial.  Su primera novela fue Historia de un legajo, cuya primera edición se agotó el año en que vio la luz; y, narra dos vidas e historias de amor paralelas: la del General Sanjurjo y su esposa María Prieto Taberner (Marqueses de consigue Rif) vista en los momentos previos a la Guerra Civil española; y, ahora, con la publicación de  EL UMBRAL DE UNA VIDA alcanzará un éxito seguro, puesto que se trata de una profunda y magnética novela, que convertir el terror de un atentado en múltiples historias de amor y esperanza; sacando lo mejor y lo peor del ser humano, sin abandonar la luz e ilusión del lector.

 

 

 

CARICIAS DE FOGUEO

 

Tras casi una década aportando su visión narrativa a la novela tradicional, el autor decidió ejecutar una cabriola circense inesperada y adentrarse en el mundo de las pulsiones inmediatas. Durante los últimos años ha hecho de la lírica, la prosa poética, los aforismos y las ráfagas de insensatez emocional su nueva casa y su nuevo bastión. La bandera de su nueva realidad. A modo de santuarios, cuatro son los refugios donde esconde su mensaje y su palabra. Cuatro son los feudos diseminados por las páginas este libro, cada uno con su propio nombre, donde el autor perpetúa, negro sobre blanco, sus emociones más personales y sus reflexiones más insondables acerca del amor, del desamor, de la vida, de la muerte y del mundo. Su perspectiva del cosmos que le rodea, un universo gobernado por ese reloj de arena con el cristal roto cuyo flujo se atrancó y detuvo hace ya mucho tiempo. Tuya es la decisión de aceptar su invitación de acompañarlo y compartir el paisaje reflejado en ese juego de espejos empañados por el paso del tiempo. Puede que la propuesta te resulte apetecible o puede que la detestes. Lo único innegable es que, de no rehusarla, el viaje dejará huella en ti.

PEDRO DE PAZ (Madrid,1969). Durante su adolescencia realiza esporádicas incursiones en el género del cuento que le llevan a escribir un infame —en palabras del propio autor— volumen de relatos breves que afortunadamente permanece inédito. Tras olvidarse de su aventura literaria y dedicarse profesionalmente durante más de quince años a la informática, en el año 2002 decide recuperar su faceta de narrador dormant. En 2003 escribe su primera novela, El hombre que mató a Durruti(Germanía, 2004), con la que pretende conjugar dos de sus grandes pasiones: el periodo histórico correspondiente a la guerra civil española y la novela policíaca. Ese mismo año, El hombre que mató a Durrutise erige, por decisión unánime del jurado, en ganadora del I Certamen Internacional de Novela Corta «José Saramago». El interés suscitado por la obra provocaría que, un año después de su publicación en castellano, la novela fuese traducida al inglés (Christiebooks, 2005) y lanzada al mercado anglosajón. Desde entonces, Pedro de Paz no ha dejado de desarrollar su faceta literaria teniendo en su haber, amén de la participación en diversas antologías colectivas de relatos, la publicación de las novelas Muñecas tras el cristal(El Tercer Nombre, 2006), El documento Saldaña(Planeta, 2008) —su mayor éxito hasta la fecha— y La senda trazada(Algaida, 2011) —Premio Internacional de Novela «Luis Berenguer»—. Amén de traducidas a diversos idiomas —inglés, italiano, ucraniano, griego— sus novelas vienen reeditándose de forma regular hasta la fecha.

 

Agotada su etapa narrativa de tramas extensas, desde el 2012 ha encontrado acomodo en la inmediatez, la evocación, la economía lírica y la concisión emocional de la poesía y la prosa poética, orientando desde entonces sus esfuerzos hacia este ámbito y siendo Caricias de fogueoel resultado —el primero de ellos— de dicha evolución.

 

 

 

Publicado el 1 comentario

Entrevista a Antonio Florido Lozano

Grupo Tierra Trivium entrevista a Antonio Florido Lozano tras su reciente presentación de su novela Perro Inmundo en Lima (Perú).

Madrid, 26/06/18

«Me inspira mucho la vida de Michel de Montaigne. Fue un tipo interesante y peculiar».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Antonio Florido Lozano

Nuestro escritor Tierra, Antonio Florido Lozano, ha estado en Lima (Perú) presentando su novela Perro inmundo: un thriller psicológico que se sirve de una visita inesperada, aparentemente perpetua, para desarrollar una trama asfixiante que aborda situaciones tan actuales como la corrupción que ejerce el consumismo sobre la intimidad.

El autor de novelas como Ojos de pez o Jardines imposibles, o relatos como Aún puedo vomitar, nos invita a reflexionar sobre la alienada sociedad del siglo XXI mediante el uso magistral de paralelismos y metáforas narrativas.

Florido Lozano, ingeniero de formación, ha compatibilizado su pasión por la enseñanza con el periodismo cultural. Actualmente colabora con periodistadigital en su columna El acento.

 GTT. Cuando eras niño, ¿qué querías ser de mayor?

AFL. No pensaba en ello. Pero recuerdo que cuando comencé a leer todos los días el diario ABC (a los seis años) noté una sensación humillante porque no entendía muchas palabras y frases. Me dije que debía leer mucho y que debía hacerlo al menos hasta que llegase a comprender todo eso y a llenar mis enormes lagunas de ignorancia.

Sigue leyendo Entrevista a Antonio Florido Lozano

Publicado el Deja un comentario

CLIC

logo-formalComo todos sabéis, Grupo Tierra Editorial ha iniciado su periplo en septiembre del 2017, con una filosofía joven, fresca y entusiasta. Entre todos los proyectos que se han iniciado, uno de los que más concurrencia e interés ha tenido por parte de nuestros seguidores ha sido el Club de Lectura Internacional Caleidoscopio (CLIC), en el que han participado tanto autores como lectores de diferentes países aunando su pasión por la literatura compartida.

Por las salas de videoconferencia hemos tenido el honor de analizar obras tan interesantes como Subway placebo, La cajita de rapé o Luces que parpadean asistiendo a una conferencia impartida por los propios autores hablando de sus manuscritos.

La idea ha tenido tan buena acogida, que muchas otras editoriales de mayor trayectoria la han tomado como base para sus propios proyectos. Este hecho nos encanta, ya que nos anima a seguir para delante confiando en que los pasos dados están siendo firmes y afortunados.

Para el calendario 2018, tenemos una muy buena noticia que daros a todos aquellos que estéis interesados en seguir nuestra trayectoria.

¡LA PARTICIPACIÓN EN CLIC DURANTE EL AÑO 2018 SERÁ GRATUITA!

¡Así! ¡Como lo oyes! Estés en uno u otro continente, si eres autor hispanoparlante y te apetece que el club de lectura estudie tu libro y, posteriormente, celebrar un Encuentro con autor, o si lo que deseas es asistir como oyente al Club de Lectura Internacional Caleidoscopio, podrás participar gratuitamente. Los aforos son limitados y estamos cerrando el catálogo de eventos 2018. CLIC se llevará a cabo únicamente dos veces al mes y, como siempre, las lecturas y fechas serán advertidas con antelación. 

Si eres autor y tienes un libro editado, remite el manuscrito + sinopsis + cv literario a tierraeditorial@tierraeditorial.com indicando tu disponibilidad para realizar una presentación de una hora de tu libro. Si fuese votado por los integrantes de Grupo Tierra Editorial, te solicitaremos que envíes un ejemplar físico a nuestro domicilio fiscal y nos des un listado de tiendas en las que los miembros del club de lectura podamos comprarlo. Asimismo, te daremos fecha para hacer Encuentro con Autor mediante videoconferencia.

Si eres lector, únicamente tienes que suscribirte a esta página web y dar a “Me gusta” a Grupo Tierra Editorial en FB. Solo hay cupo para 25 personas. Si está lleno para cuando te suscribas, te tendremos en cuenta en el momento en que uno de los asistentes salga del grupo.

Asimismo, tanto autores como lectores tendrán que enviar el siguiente formulario a tierraeditorial@tierraeditorial.com con el asunto CLIC 2018. Se trata de una ficha en la que se pone de manifiesto la Ley Orgánica de Protección de Datos y en la que consentís vuestra participación en la plataforma clickmeeting, ya que es probable que las sesiones sean grabadas. Sin este formulario cumplimentado, nadie podría acceder.

Se admiten manuscritos hasta el 31 de diciembre.

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

Jimena Tierra

 

Publicado el 1 comentario

Raquel López Martín visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Raquel López Martín en La Buhardilla de Tierra Trivium

Después de este breve paréntesis en el que os he dejado en la agradable compañía de Sara Levesque a consecuencia de mi participación en la Feria del Libro de Tres Cantos, terminamos el mes de mayo tan poético como lo empezamos. Hoy visita La Buhardilla de Tierra Trivium la poeta Raquel López Martín (Madrid, 1979), con la qué conversaremos sobre su poemario Desnuda en versos. Licenciada en Filología Clásica, ha participado en numerosos certámenes de poesía y microrrelatos, quedando seleccionada y formando parte de las antologías de dichos concursos literarios. Además en El rincón de mis letras comparte su obra literaria.

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida Raquel, espero que en esta buhardilla te sientas como en casa. Una de las primeras cosas que me atrajo de tu poemario es su título Desnuda en versos. ¿Cómo se te ocurrió?

RLM: Encontrar el título fue sencillo: en este poemario yo desnudo mi alma a través de la poesía, quedando mi esencia emocional plasmada en letras. En mis poemas quedo «desnuda en versos»: el sentimiento y la emoción se deslizan por cada estrofa dejando al descubierto mi sentir más profundo.

IJDG: El poemario a través de sus seis partes va evolucionando del amor más puro, más poético, a la realidad pura y dura con un poso de amargura y terminando con dos textos que te dejan tocado. ¿Ese orden fue buscado o tiene alguna relación con las fechas en las que escribiste los poemas?

RLM: Es un orden pensado para la estructura del libro. Hago un recorrido de instantes vitales marcados por los sentimientos (que son atemporales) como el amor, la pasión, el desamor, la melancolía, el olvido, los recuerdos y sensaciones producidas por la realidad que nos rodea. El libro se compone de poemas escritos a lo largo de toda mi vida.

IJDG: Cada una de las seis partes del poemario se abre con una foto acompañando un texto en prosa poética. ¿Cómo surge la idea de darle esta estructura al poemario, y de usar esas fotos que son pura poesía?

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumRLM: Me apetecía introducir al lector en el plano emocional de cada bloque, haciendo una breve exposición del sentimiento expuesto en cada uno de ellos, para ubicarlo en los instantes descritos en cada poema. Las fotografías realizadas por Jesús Umbría aportan una belleza visual que enriquece el contenido del poemario, añadiendo mayor carga significativa. La idea de fotografiar partes de mi cuerpo fue de este gran profesional que supo captar perfectamente la esencia de mi «yo» más interno y reflejarlo en la capa exterior: así, por ejemplo, en el bloque Del Amor y otras pasiones la imagen del perfil de los labios invitan al deseo y la pasión, o en Melancolías y Recuerdos los ojos dejan la mirada perdida en el ayer…

IJDG: Cuando uno lee este poemario siente que esta leyendo algo intimo como ya adelanta el nombre del poemario, pero lo curioso es que termina volviéndose algo intimo del lector. Hay poemas en los que llegas a sentir que esa es tu historia, en mi caso me ha ocurrido con varios pero el más claro es «Tiempos equivocados» ¿fue algo que buscaste al escribir los poemas tratando temas como el amor, la perdida, los desamores, la nostalgia… o simplemente ha sucedido?

RLM: Los sentimientos y las emociones son inherentes al ser humano, por eso, el lector se siente identificado con mis versos, pues son descripciones de momentos sentidos y sufridos que todos hemos podido experimentar a lo largo de nuestra propia vida. Cuando se lee un poema con el alma abierta, el poema te toca por dentro y convierte ese instante de lectura en algo propio e íntimo de la persona que lo lee. Esa es la magia de la poesía.

IJDG: Ahora viendo el poemario en perspectiva, ¿Cambiarías algo de él? ¿Tienes algún poema que destacarías?

RLM: No lo cambiaría, tiene su propia esencia y cuerpo. Y sí, hay poemas que indudablemente han marcado momentos muy importantes y su carga emocional es muy fuerte, pero os invito a que seáis vosotros al leer el poemario quienes destaquéis ese poema que sentís como vuestro.

IJDG: La forma de terminar el poemario con esos textos tan duros, que te dejan un regusto de hiel, ¿es algo planificado?

RLM: ¡Ja ja, pues la verdad es que no! Quise incluir ese bloque de prosa poética porque disfruto mucho escribiéndola y me resulta muy interesante condensar mucho significado y contenido en pocas líneas, desarrollando reflexiones poéticas o microrrelatos con ese toque de poesía que me define. El final del poemario con estos dos textos: Abandono y Renacer es simplemente porque se alejan de esos sentimientos de soledad, amor, desamor o evolución personal que unifican el contenido de todo el libro, tratando el tema del «alma» desde otro prisma diferente. 

IJDG: En El rincón de mis letras cada poema o relato va acompañado de una imagen ¿Es una evolución del concepto del poemario con el que con la unión de texto e imagen generas una obra más redonda?

RLM: La inspiración del poetImagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra Triviuma aparece cuando menos lo esperas, cualquier cosa es susceptible de incitarte a escribir un poema y a mi me ocurre mucho con las imágenes; a veces veo una imagen o una fotografía que me mueve algo por dentro o me impacta por algo, y me suscita escribir; por eso me gusta acompañar mis poemas de una imagen que ilustre y aporte más significado a las palabras. DESNUDA EN VERSOS tiene mucho de mí, y era necesario acompañarlo de algunas imágenes.

IJDG: ¿Que surge antes el relato o la imagen?

RLM: Pues depende, a veces surge el relato tras ver una imagen tal y como te comentaba en la pregunta anterior, y sin embargo, en otras ocasiones escribo primero y es después cuando busco la imagen idónea para ilustrar mi escrito.

IJDG: Para ir finalizando esta entretenida entrevista nos puedes hablar de tus referentes literarios

RLM: En poesía, siempre me ha gustado mucho la generación del 27. Federico García Lorca y Miguel Hernández son mis poetas preferidos, son grandes poetas cuyo estilo me atrae mucho, con esa carga emocional tan palpable y profunda… Pablo Neruda por esa expresión íntima y sutil del amor; el romanticismo de Bécquer, Pedro Salinas… Idea Vilariño y Ángel Buesa… ¡¡son tantos los grandes poetas!!

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumIJDG: ¿Qué te hizo empezar a escribir? ¿Y ser poeta?

RLM: Escribo desde niña, siempre fue una necesidad vital expresar mis emociones en versos y reflexiones. Yo, simplemente, tengo alma de poeta; la poesía me ha acompañado siempre y siempre la he necesitado, forma parte de mí, de mi forma de entender la vida, de mi forma de vivir… Como dijo Lorca: «Todas las cosas tienen su misterio, y la poesía es el misterio que tienen todas las cosas»

IJDG: Poesía, relato, microrrelato… ¿Alguna preferencia?

RLM: Soy poeta de alma. ¡Siempre Poesía! Pero me encanta escribir microrrelatos… Se pueden desarrollar ambas cosas y disfrutarlo con la misma intensidad.

IJDG: ¿Cómo decides que esa idea puede ser un poema, un relato o un microrrelato?

RLM: La mayoría de las veces no lo decido, es la propia inspiración del momento la que me marca el camino a seguir… versos o prosa poética. Aunque si se trata de ponerse a escribir sobre una idea ya premeditada depende de lo que se trate o si lo escribo con algún fin determinado como puede ser para presentarlo a un tipo de concurso literario, una colaboración, etc…

Imagen propiedad de Raquel López Martín cedida a Tierra TriviumIJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

RLM: Ya tengo escrito un segundo poemario, con un hilo conductor que traza la historia del contenido, con una poesía mucho más madura, evolucionada, que desarrolla otras metáforas y figuras… Sin perder mi esencia poética, es una poesía donde se notará un cambio.

Y tengo en mente escribir un libro sólo de prosa poética, donde los microrrelatos y las reflexiones serán los protagonistas.

Muchas gracias Raquel por esta agradable charla. Confío en que hayas disfrutado tanto como nosotros con tu poemario. Y deseo que salgan adelante tus futuros proyectos y estas invitada a venir cuando quieras a La Buhardilla de Tierra Trivium.

Nuestra próxima entrevista será a la escritora Eva María Medina, con la que charlaremos de su novela Relojes Muertos.

Os recuerdo que si queréis ser los primeros en leer las entrevistas de La Buhardilla de Tierra Trivium, uniros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium donde publicamos todas nuestras novedades.

Publicado el Deja un comentario

Parar a escribir

Hay muchas personas que no han publicado y que están escribiendo sin parar. Eso es un hecho. No hay muchos lectores, menos editores, que entiendan que el escritor es el que escribe, no el que publica. Yo he oído a gente decir cosas como que alguien no era un autor si no había publicado nada. Y ese era suficiente argumento para descartar el discurso entero de una persona que, tal vez, tenía mucho que aportar.

Alto.

Parad y pensadlo un poquito.

Para empezar, el escritor no es el romántico inspirado al que le salen las cosas porque sí. Uno no se levanta cual Lord Byron de la cama y se pone a dictar un larguísimo poema inspirado por Morfeo a las cuatro de la mañana. Si alguien dice por ahí que hace eso sin haberse pasado años leyendo y pensando literatura—y aún así—y no le sale una montaña de heces poéticas… está mintiendo.

La literatura es complicada, todas las artes son complicadas y no vale con decir que las cosas nos salen porque sí, así de la nada.

La vida ya es lo suficientemente densa y caótica: los niños, la limpieza de la casa, la puntualidad, las facturas, los emails spam, los compañeros de trabajo, el trabajo, las reuniones desagradables de trabajo, los emails que no son spam, cocinar, comer intentando no engordar, dormir, ir al gimnasio (y/o pagarlo),  plantar cuatro flores, llamar a tus padres, darle de comer al perro, mantener contacto con los amigos que te quedan después de la vorágine del día, el ikea que te dice que ahora cierra a las diez en un sms que no recuerdas haber autorizado a que te manden, tejer una mantita para el hijo de tu amiga, ponerte protección solar porque ya te estás quemando y hace dos días era Navidad… si en todo eso os queda tiempo para leer, decidme el truco.

Y para escribir ni os digo. Pero os contaré un secreto: el trabajo del escritor es las 24 horas del día, puede haberse tomado unos meses de descanso, una excedencia, unas vacaciones sólo para dedicarse a ello y, aún así, no escribir una sola palabra de las que tenía previstas. Es obvio que hace falta mucha dedicación, lo digo por experiencia.

El escritor es el que escribe. No, corrijo, el escritor es el que se preocupa por lo que está escribiendo, el que cuida el material con el que trabaja, cada palabra, cada párrafo, cada imagen, cada motivo, el que no da por acabado algo que no cree imposible mejorar. El que lee, el que sabe que sin hacer las lecturas adecuadas no hará nada bueno.

Con un chiste ácido, tal vez se me entienda mejor. Viene una chica y me presenta una novela fantástica y me la leo. Cuando le doy mi más sincera y ascética opinión, me dice que cómo me atrevo a decir nada de su novela, que su novela es una novela fantástica como jamás se ha escrito ninguna.

“Como jamás se ha escrito ninguna” vomitado así, a la cara.

Pregunta: ¿Las habrá leído todas?

#truestory

Lo primero en lo que reconoceréis un escritor es en su humildad. No conozco un solo escritor que se precie que diga que lo que él ha escrito es el no va más. Eso es imposible.

Yo, al menos, solo se lo permitiría a Umberto Eco, en paz descanse.

Alguien que ha leído, que se siente un brote de una tradición a la que admirar, jamás de los jamases dirá que es capaz de hacer nada como lo que ya se ha hecho, menos sería capaz de decir que ha escrito algo todavía mejor… porque se han hecho tantas cosas  maravillosas que compararse es dejar de escribir. Porque da apuro pensar que puedes igualar nada o que puedes decir algo que no se ha dicho antes.

Pero asimilar, procesar y tener algo que decir requiere coraje.

No os frustréis si estáis allá a fuera y vuestra autoestima literaria está por los suelos. O si pensáis que no sois escritores porque lleváis tiempo de vacaciones y no habéis sido capaces de escribir un solo párrafo del que os sintáis orgullosos. La literatura –las pequeñas cosas de la literatura como decidir el nombre de un personaje o el adjetivo adecuado o la estructura de un capítulo son parte de esa larga lista que va ocurriendo a lo largo del día, se cuela por los resquicios de las puertas, por la ventana del coche en un peaje, por las páginas de un libro que creías que no valía la pena, está en el potito del bebé… Puede, incluso, que las mejores ideas ocurran cuando estamos de tierra hasta las rodillas plantando tomateras, va de la pequeñez a lo universal, de lo trascendental a la expresión más simple. De la pasión humana al tedio del verano. No os frustréis y seguid viviendo, seguid escribiendo.

Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Ángel de Aluart

«Lo cierto es que cuando era niño nunca pensé en ser mayor».
Ángel de Aluart.

Hoy vamos a conocer más en profundidad a Ángel de Aluart, uno de los autores de ciencia ficción del Grupo Tierra Trivium con su obra El sendero celeste.

PORTRAIT18(d).pngÁngel nació en Barcelona y cursó estudios en La Antigua Escuela del Mar de Barcelona y en el Colegio Virgen de la Nieves de La Molina, Girona. En el bachillerato eligió la especialidad de letras puras estudiando latín, griego, literatura española e historia, y posteriormente cursó la especialidad de Diseño en la Escuela Oficial de Artes y Oficios de Barcelona. Sigue leyendo Entrevista a Ángel de Aluart

Publicado el 1 comentario

El Relato Caleidoscópico de Marina Ezama Botas

14_Tamara_de_Campos_Hospital_San_Juan_Jerusalen_Museo_lou Description Español: Támara de Campos (Palencia, España). Sede del Ayuntamiento en el edificio románico que fue la iglesia de la Orden de San Juan de Jerusalén. Estancia dedicada a museo etnográfico. Pupitres de la antigua escuela. Date 10 August 2014, 12:44:39 Source Own work Author Lourdes Cardenal

Decimosexto Relato Caleidoscópico de Tierra Trivium

En esta tercera semana de este mes de marzo, recuperamos a Elíseo de la mano de Marina Ezama Botas. Esta semana os invitamos a comentar este relato con el hashtag #RCaleidoscópico16, tanto en el twitter del Grupo Tierra Trivium (@TierraTrivium) como en  el Facebook.

Y como ya es tradición os dejo con los enlaces a las anteriores entradas del relato caleidoscópico, antes de dar paso al fragmento de Marina Ezama Botas.

Día 1 (Ignacio J. Dufour García)

Día 2 (Marta Sánchez Mora)

Día 3 (Rosario Curiel)

Día 4 (Dolores Ordóñez Pérez)

Día 5 (José Jesús García Rueda)

Día 6 (Ana Vigo)

Día 7 (Ana Boyero)
Día 9 (Laura Orens)
Día 12 (Paqui Ortega)
Día 14 (Jordi Rosiñol)

Al ver completamente desnuda a 223, se felicitó a si mismo por el buen gusto que siempre había tenido a la hora de imaginar envoltorios de piel femenina, y pensó que después de tan incomprensible y angustioso trajín futurista, se merecía aprovechar las circunstancias que se le iban descubriendo para relajarse entre los brazos de 223.

La fue observando detenidamente, el tiempo estaría detenido mientras él quisiera, y la prisa delante de semejante diosa no existía. A través de los ojos ardientes sostenía la mirada en el abundante cabello cayendo ensortijado sobre la desnudez de unos hombros perfectos, desnudos y mullidos. El cuerpo despojado de ropa de Eliseo temblaba de calor, se humedecía perlado de sudor bajo la lujuriosa y dominante mirada de 223, la piel abrazaba débil sus carnes, su respiración acelerada le mareaba, y bajo su vientre cosquilleaba sensual de gusto. Una medio sonrisa dibujaba la comisura de los carnosos labios de ella, un gesto libidinoso le hacía controlar la situación, él la había vestido humana, por 223 le iba hacer sentir lo que nunca, ni él mismo había conseguido en sus más locas noches de pasión a solas con su imaginación. Picara, 223 apartó un mechón de pelo que tapaba la oscura y gran aureola presidida por un pezón turgente sobre el pecho desafiante a la ley de la gravedad, él seguía paralizado cuando ella le cogió la mano y la acercó despacio, lentamente la atrajo hacia su seno, y a pocos milímetros, sintiendo ya el fuego que desprendía, suavemente le freno, no había contacto físico, pero aun así comenzaba a sentir un placer como nunca le sucedió antes del despertar en la nueva dimensión.

—¿Una enfermera pícara de pechos turgentes, Eliseo?, ¿en serio? Si llego a saber que tenías una imaginación tan anodina elijo a otro sujeto. Esperaba más de los Nuevos Humanos, la verdad.

Eliseo, hecho un lío, comprobó si seguía maniatado: pues sí. Pero frente a él ya no estaba la enfermera sexy, sino una mujer de más de sesenta años, en absoluto turgente y que le recordaba a alguien, aunque no acababa de saber quién. Eliseo se sentía mareado, confuso y además le dolían los huevos después del calentón. No entendía nada.

—No entiendo nada —dijo, lógicamente.

La anciana suspiró. Ella tampoco parecía muy feliz. Entonces cayó en la cuenta. Esa expresión de hastío y profunda decepción de ella hizo saltar un clic en su interior:

—¡Coño! La señorita Inmaculada.

—Al menos me has reconocido —dijo ella.

Ni Nuevos Humanos ni ordenadores de sueños, esto era una pesadilla. Sin más. ¿Por qué si no iba a soñar con la profesora de matemáticas que tuvo en primero de Bachillerato en Salesianos?

—¡Cancelar! ¡Cancelar! ¡Cancelar! —gritó Eliseo con desesperación.

14_Tamara_de_Campos_Hospital_San_Juan_Jerusalen_Museo_lou<br /> Description<br /> Español: Támara de Campos (Palencia, España). Sede del Ayuntamiento en el edificio románico que fue la iglesia de la Orden de San Juan de Jerusalén. Estancia dedicada a museo etnográfico. Pupitres de la antigua escuela.<br /> Date 10 August 2014, 12:44:39<br /> Source Own work<br /> Author Lourdes Cardenal

Día 16 (Marina Ezama Botas)

La escena pareció desdibujarse para comenzar a tomar la forma de una clase de escuela. De la escuela de los Salesianos que recordaba a la perfección, un lugar en el que prefería no pensar pues en él se guardaban sus más profundos miedos, esos demonios privados que Elíseo tanto se había esforzado por enterrar y encerrar bajo siete candados.

Poco a poco, para terror de Elíseo, la escena a su alrededor se volvía más y más nítida y familiar y los recuerdos por tanto tiempo reprimidos comienzan a desarrollarse, como si de una obra teatral se tratase, delante del encadenado e impotente espectador, observó como su versión más joven se dejaba arrastrar por el mar negro de las emociones reprimidas y como las invisibles puñaladas que eran los comentarios hirientes comenzaban aquella macabra danza que le horrorizaba y fascinaba a partes iguales.

Quería gritar, instarle a su otro yo a luchar y a reaccionar, a levantarse contra los demonios de los sueños que convertían su vida en aquel peculiar infierno. Pero fue entonces cuando la figura dejó de mirar al escenario y se giró, echando a andar hacia Elíseo al tiempo que sonreía burlón y murmuraba:

—Recuerda.


Tras este fugaz recuerdo de Elíseo le volvemos a dejar hasta una nueva vuelta del caleidoscopio ya en el mes de abril.

Publicado el 2 comentarios

El Relato Caleidoscópico de Estíbaliz Burgaleta

Description English: Portal Math Banner Background from Georgian Wikipedia Date 16 January 2014, 16:08:55 Source https://ka.wikipedia.org/wiki/File:Portal_Math_Banner_ka.png Author User:Alsandro

Decimoquinto Relato Caleidoscópico de Tierra Trivium

Como os adelanté la semana pasada esta semana volvemos con el Relato Caleidoscópico de la mano de Estíbaliz Burgaleta, que le da una ducha fría a nuestro querido Eliseo. Esta semana os invitamos a comentar este relato con el hashtag #RCaleidoscópico15, tanto en el twitter del Grupo Tierra Trivium (@TierraTrivium) como en  el Facebook.

Y como ya es tradición os dejo con los enlaces a las anteriores entradas del relato caleidoscópico, antes de dar paso al fragmento de Estíbaliz Burgaleta.

Día 1 (Ignacio J. Dufour García)

Día 2 (Marta Sánchez Mora)

Día 3 (Rosario Curiel)

Día 4 (Dolores Ordóñez Pérez)

Día 5 (José Jesús García Rueda)

Día 6 (Ana Vigo)

Día 7 (Ana Boyero)
 
 
Día 9 (Laura Orens)
 
 
 
Día 12 (Paqui Ortega)
 

Desprovisto de memoria y oprimido por el lenguaje, Elíseo, al principio acobardado, se vio en cierto modo redimido de una gran carga, ya que también perdía la moral y la censura, y allí, sobre la camilla, atado de pies y manos, esperó a que 223 se relajara y moviera ficha. —Ya está, eres libre. Es una manera de decirlo, en realidad estás desenganchado de toda actualización. Cada vez que te reinicies serás incapaz de recordar lo sucedido en la sesión anterior, y eso debido al bloqueo de la retroverbalización. Visualizarás imágenes, pero no sabrás explicarlas, como si fueran cuadros abstractos. Y tu expresión se limitará a «sí» y «no». —Pero ahora me estás entendiendo, nos estamos comunicando, ¿no es cierto? —No te confundas, esta conversación no ocurre sino en tu mente. Soy una representación de tus perversiones, por eso voy vestida de enfermera y de vez en cuando dejo entrever mis senos. Por eso mismo se han dilatado tus pupilas y estás tan excitado. ¿Entiendes? —Sí. Decididamente, Elíseo había navegado por el lado más siniestro de la red, del que no conservaría más que una huella primaria, instintiva. Sin el menor pudor y sin palabras, dejó que 223 se despojara del uniforme y se soltara el cabello. —¡Sí, sí, sí…!

Día 14 (Jordi Rosiñol)

Al ver completamente desnuda a 223, se felicitó a si mismo por el buen gusto que siempre había tenido a la hora de imaginar envoltorios de piel femenina, y pensó que después de tan incomprensible y angustioso trajín futurista, se merecía aprovechar las circunstancias que se le iban descubriendo para relajarse entre los brazos de 223.

La fue observando detenidamente, el tiempo estaría detenido mientras él quisiera, y la prisa delante de semejante diosa no existía. A través de los ojos ardientes sostenía la mirada en el abundante cabello cayendo ensortijado sobre la desnudez de unos hombros perfectos, desnudos y mullidos. El cuerpo despojado de ropa de Eliseo temblaba de calor, se humedecía perlado de sudor bajo la lujuriosa y dominante mirada de 223, la piel abrazaba débil sus carnes, su respiración acelerada le mareaba, y bajo su vientre cosquilleaba sensual de gusto. Una medio sonrisa dibujaba la comisura de los carnosos labios de ella, un gesto libidinoso le hacía controlar la situación, él la había vestido humana, por 223 le iba hacer sentir lo que nunca, ni él mismo había conseguido en sus más locas noches de pasión a solas con su imaginación. Picara, 223 apartó un mechón de pelo que tapaba la oscura y gran aureola presidida por un pezón turgente sobre el pecho desafiante a la ley de la gravedad, él seguía paralizado cuando ella le cogió la mano y la acercó despacio, lentamente la atrajo hacia su seno, y a pocos milímetros, sintiendo ya el fuego que desprendía, suavemente le freno, no había contacto físico, pero aun así comenzaba a sentir un placer como nunca le sucedió antes del despertar en la nueva dimensión.

Description 	 English: Portal Math Banner Background from Georgian Wikipedia Date 	16 January 2014, 16:08:55 Source 	https://ka.wikipedia.org/wiki/File:Portal_Math_Banner_ka.png Author 	User:Alsandro
 
Día 15 (Estibaliz Burgaleta)

—¿Una enfermera pícara de pechos turgentes, Eliseo?, ¿en serio? Si llego a saber que tenías una imaginación tan anodina elijo a otro sujeto. Esperaba más de los Nuevos Humanos, la verdad.

Eliseo, hecho un lío, comprobó si seguía maniatado: pues sí. Pero frente a él ya no estaba la enfermera sexy, sino una mujer de más de sesenta años, en absoluto turgente y que le recordaba a alguien, aunque no acababa de saber quién. Eliseo se sentía mareado, confuso y además le dolían los huevos después del calentón. No entendía nada.

—No entiendo nada —dijo, lógicamente.

La anciana suspiró. Ella tampoco parecía muy feliz. Entonces cayó en la cuenta. Esa expresión de hastío y profunda decepción de ella hizo saltar un clic en su interior:

—¡Coño! La señorita Inmaculada.

—Al menos me has reconocido —dijo ella.

Ni Nuevos Humanos ni ordenadores de sueños, esto era una pesadilla. Sin más. ¿Por qué si no iba a soñar con la profesora de matemáticas que tuvo en primero de Bachillerato en Salesianos?

—¡Cancelar! ¡Cancelar! ¡Cancelar! —gritó Eliseo con desesperación.


Y tras este nuevo despertar de Eliseo le dejamos hasta dentro de un mes, para dar paso a un especial de entrevistas con el que conmemoraremos el día 8 de marzo.