Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: Indignados

Esta semana Alberto Morate nos trae un poema que resulta oportunamente actual en este ambiente postelectoral que nos invade.

Indignados…

…Por los árboles que han talado porque producen alergia a sus señorías
…Por los que se hacen el tonto cuando son pillados, in extremis, habiendo sacado cientos de miles de monedas de plata después de haber vendido a su maestro
…Por las corbatas y los trajes azules que impecablemente alguien regala
…Por esa mujer que se cree alguien y solo es el rostro de un monigote que se cree alguien
…Por aquellos que un día salieron elegidos y ya su sonrisa despectiva no se borró de sus labios
…Por esas peroratas infames que hacen que nos chupen la sangre y encima nos gritan desde la grada «que se jodan» mientras aplauden
…Por el bombardeo tremebundo de prohibiciones y amenazas impidiendo la sonrisa, cortándonos las alas
…Por la prosa famélica de promesas y engañifas que solo se creen ellos delante del espejo por las mañanas
…Por la industria envenenada donde altos cargos no producen nada
…Por los hospitales reconvertidos en hoteles de lujo con maîtres de bata blanca
…Porque el otoño nunca se acaba y da paso a una primavera artificial de isidros y mesnadas
…Por los medios de comunicación que interpretan lo que les viene en gana
…Por el afán de protagonismo de sombras envidiosas de autobombo y soberbia enlatada
…Por estas palabras
que no están sirviendo
de arma cargada de futuro
porque disparan balas
de paz
y eso les da igual
a los que mandan.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: En un momento

Esta semana Alberto Morate nos trae el poema En un momento que da titulo a su poemario que el pasado 18 de octubre fue galardonado con el Primer Premio del III Certamen de Poesía Internacional Maribel Sansano.

En un momento

 En un momento
se pasa de la risa al llanto,
de la vida a la muerte,
del blanco al negro.
 En un momento  
conocí tu universo
y perdí el norte de tus besos.
 En tan solo un momento
me quedé vacío
sin el roce de tus dedos.
 En un momento
se acaba el relato,
se llega al suelo,
se cierran los ojos,
el trago sabe amargo.
 En un momento
las olas se quedan quietas
y la noche no tiene término.
 En un momento
el olvido gana a la memoria
y el muro se resquebraja por dentro.
 En un momento
te equivocas de dirección
y perdido en las sombras
solo entras en el invierno.
 En un momento
la lengua se queda sin labios,
al corazón le da vértigo
asomarse al cariño fugaz
que le dedicaste durante un tiempo.
 Pero también en un momento
el lamento se torna en sonrisa
y veo tu reflejo en cualquier espejo.
 Y por un momento
la realidad es más que un deseo
y el futuro no es incierto.
 Quizás solo sea un segundo,
un momento,
en el que no se apaga el fuego
y no se diluye lo que pienso.
 En el que sabiéndote conmigo
puedo alzar el vuelo
y atravesar el pacífico bienestar
de un te quiero.
 En un momento
puede pasar todo esto
y por eso, en un momento,
te lo cuento.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: Mar y sendero

Para cerrar el mes de octubre Alberto Morate nos trae una prosa poética con aires marinos.

Mar y sendero

Huelo el mar.

El mar es atrayente, pero la soledad de la playa no es discreta. Desde la distancia se pueden observar otros solitarios paseando con sus sentimientos. Para perderse prefiero la montaña, donde solo las águilas extinguidas compartirán tu silencio.

El mar es nostálgico, poético, romántico, pero excesivamente conocido. Es como ir a llorar al muro de las lamentaciones. Tu camino ya está trazado en la arena anteriormente por otro más triste, más solo, más perdido. En las laderas del monte, sus recovecos guardan mejor los latidos del corazón. Es más fácil esconderse y hasta perderse. Y para alcanzar la cima hay que sufrir, añadiendo dolor al resquebrajamiento interno. En la orilla, si te encuentras con alguien, disimularás tu aspecto.

En la montaña, toparse con alguien es descubrirle nuestras heridas. Nadie sube allí solo por placer o por contemplar el paisaje. Sabrán que estamos buscando el cementerio de los sentidos.

No desprecio el mar ni sus misterios pero me gusta más volar que sumergirme, antes gritar que llorar, primero quedarme seco y en segundo lugar hincharme.

Aunque para penar da lo mismo donde nos encontremos.


Por Alberto Morate (Derechos registrados)

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: Has enterrado la paz

Esta semana Alberto Morate nos trae un poema inspirado por La Paz.

HAS ENTERRADO LA PAZ

“Mañana habrá que inventar,
de nuevo,
la realidad de este mundo”
Octavio Paz

 Has enterrado la paz de tu mirada
has afilado los incisivos
has apretado los puños
has tenido pesadillas
deseando que llegara el nuevo día
has dado la espalda al mundo
sin darte cuenta
que detrás había un espejo
que refleja las sombras y el humo
 Has buscado un desenlace
una rúbrica final, un paréntesis
que te aclarara las dudas
pero nadie quiso comprometerse
y bajaron el rostro
cuando pediste explicaciones
 La vida se cuela entre las grietas del silencio
abiertas con el filo de navajas
y, a veces, parecen hasta sonrisas
 Los besos hoy son golpes
son trampas
deseos de posesión
y no ternura
 El sol violento quema las retinas
El aire envenena el aliento
Las palabras son una elegía continua
 En la calle la gente
deposita su desconfianza
en los escaparates
y disimula
 Quisieras que hubiera una tregua
para dar paso a la poesía.

Por Alberto Morate

Publicado el 2 comentarios

Poesía sin títulos: Maltrato

Esta semana Alberto Morate golpea nuestra conciencia con su poema Maltrato.

MALTRATO

Escupo este poema. Lo vomito. Lo sangro.
Es un poema de dolor y tumba y protesta.
Un poema contra el energúmeno que se atreve a levantarte la mano.
Contra el monstruo que consigue que no puedas dormir y tengas pesadillas. Y miedo.
Un poema de alejamiento. Vete al infierno.
Es un poema que quiere descubrirte cuando hables de tu «parienta» riéndote en la cantina.
Que quiere mostrarte todas las vergüenzas, si las tuvieras.
Un poema de asco hacia tu persona, que te crees dueño de nadie y eres un mierda.
Es un poema vacío de condolencias y
compasión. La misma que tú muestras. Ninguna. Y no me valen tus
falsos arrepentimientos.
Es un poema que tiene que darte en toda
la cara, no para hacerte moratones y sangre como tus golpes, sino
para que te conozcan y te señalen con el dedo.
Este poema pretende abrigar con un abrazo a ella
y estrujar a la infamia asfixiándole a él.
Es un poema de letras rojas
señalando al asesino en potencia y encubierto.
Tiene que ser un poema doble 
de denuncia
y un poema almohada
donde descanses tranquila
sabiendo que no todos somos como «esos».

Por Alberto Morate

Publicado el 1 comentario

Poesía sin títulos: No me arrastraré

Esta semana Alberto Morate con motivo del mes de prevención del Cáncer de Mama nos trae su poema No me arrastraré

 No me arrastraré
tras la extensión de tu estremecimiento
porque mi camino será más firme
y seré capaz de vencer
la acción que me provocan tus desvelos.
 No te vi entrar en mi cuerpo
ni en mi pecho.
No te oí llegar, traicionero.
De repente estabas, intruso,
como un enigma
queriendo secar mi sangre
en el fondo de un misterio.
 No permitiré que precipites ruinas
ni que te conviertas en fósil
ni que cinceles oscuridades y aguaceros.
 Es cierto que tendré que pedir ayuda,
que puede que haya que limpiar de inmundicias
algo que siempre ha sido bello,
pero
no podrás con la dulzura de mi sonrisa,
ni con la tibieza de mis recuerdos,
ni con la valentía de mi esfuerzo.
 Y no quiero esconderte,
no quiero que seas un secreto,
porque voy a ir contra ti con todas las armas
de mis versos y mis besos.
Algunas lucharán también con rezos.
Puede que mermen mis fuerzas en algún momento,
mas no daré descanso
a la templanza y a los sentimientos.
 Si es necesario, entretejeré
un lienzo de luz y viento fresco,
una canción de amor dicha en silencio.
 Voy a conjurarte con desprecio,
con la locura de quien sabe
que Goliat es solo un cuento
y tu amenaza es menor que mi deseo.
 Mi deseo de vencerte,
cáncer de incertidumbre,
yo soy la que te expulsará de mi reino.

Por Alberto Morate

Publicado el 4 comentarios

Poesía sin títulos: Quiero ser mujer

Esta semana Alberto Morate nos trae su poema Quiero ser mujer

QUIERO SER MUJER

También quiero ser mujer
y poeta.
Desafiar a la vida por machista,
sentir en mi vientre, si fuera posible, una nueva vida.
Pensar y que no piensen que soy tonta,
enfrentarme a indeseables con inteligencia y soltura.
Quiero ser mujer sensible
aunque se sufra.
Ser la mejor amiga de mis amigas.
Quiero que en mi currículum
no pregunten por mi sexo,
si llevo faldas, sujetador,
o si sé algo de cocina.
Quiero ser mujer libre y sin ataduras,
hacer lo que me plazca
sin importarme lo que digan.
Quiero ser mujer,
y no hablo de ser pobre o rica,
sino de entender la vida
desde otra perspectiva.
Ser mujer es ser valiente,
es sentirse guapa sin imposturas,
es ofrecerme por entero
a quien yo quiera
y despedir de mi lado a quien me fastidia.
Ser mujer, poeta, Alberto,
padre y madre al mismo tiempo,
abuela, niña, hermana, tía,...
mujer que no entiende de artimañas,
sí de emociones compartidas.
Quiero ser mujer
siendo yo mismo.
Espero que haya alguien
que me sepa comprender
y no se ría.

Por Alberto Morate

Publicado el 1 comentario

El maestro

Esta semana en Poesía sin títulos disfrutaremos de El maestro de Alberto Morate.

EL MAESTRO

No soy tu enemigo.
No vengo a amargarte el tiempo
ni a castigarte por lo que no has hecho.
Quiero enseñarte el mundo
a través de los números o de los verbos.
Me gusta que tengas dudas,
que pienses más en lo que enseño
y menos en retenerlo.
Quiero que sepas
que la magia puede estar en un lapicero,
que tú mismo formas parte
de la historia y del universo,
que los libros son una ventana,
que tienes un camino abierto,
que la paz no es solo un gesto,
que las aulas no son solo
cuatro paredes con gente dentro
sino que en cada vida
cabe una sonrisa, un abrazo, un mundo nuevo.
Te pediré que sientas la poesía
como eres capaz de oír el silencio.
Te guiaré para que bailes con los números
como lo haces cuando estás contento.
Te explicaré las cosechas, el cambio climático,
el secreto de las células,
el milagro del crecimiento.

Lo que no puedo interpretar son tus sueños,
porque esos son libres como el viento.
Descarga tu energía en el deporte,
en conseguir nuevos retos.
No te enfrentes violento con nadie
porque perderán tu respeto.
Con los idiomas haz un esfuerzo,
agradecerás más adelante
poder entenderte sin miedo.

Estos son mis consejos.
Si los sigues o no,
dependerá de ti
y de si estás atento
a tu propio sentimiento.

Yo solo soy un humilde maestro.

Por Alberto Morate

Publicado el 2 comentarios

Alberto Morate presenta Poesía sin títulos

Seguimos la semana presentando una nueva sección de poesía de la mano de Alberto Morate y que se llamará Poesía sin títulos. Sin más preámbulos os dejo con el primer poema:

EL AMOR Y EL MAR

El amor y tu amar
en paralelo.
La esperanza de encontrarse de nuevo.
El desierto que atraviesas
y superas venciendo
soledades, llantos,
y luchando contra el viento.

La sangre fluye por tus venas
no queriendo
resignarse con voces que llegan de fuera.
La cruz de tu destino.
La puerta que se cierra.
El amor que siempre vuela
por encima del mar y las cabezas.
Se adentra en el corazón
y te deja que sueñes
al borde del insomnio
y las lágrimas que esperan.

Mas tú las vences,
renaces cada mañana
en los versos del poeta.

Esos que un día te escribió
y eran palabras verdaderas.

Pero la utopía vuela ajena.
Quiere más de lo que existe
y al final se encuentra
en una isla
a la que sacuden las tormentas.

El amor no se conforma
como el mar en el que viertes tus lágrimas
de soledad y de impotencia.

El amor, a veces, es una cebolla rellena
que hay que cocer a fuego lento
sin que se deshaga ni quede como una piedra.

El amor y sus aromas se disipan,
pero tú los atrapas
con la pasión
de quien se entrega
sin condiciones ni estratagemas.

El mar trajo tu amor
y se quedó en tierra seca.

Amor te busca
si le cambias de orden
las letras.

Por Alberto Morate