Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: Me propongo

Una pompa de jabon sobre la yerba

En este primer sábado de abril Alberto Morate nos trae un nuevo poema con una propuesta muy interesante. Así que para amenizar estos días en casa en los que el tiempo meteorológico también esta ayudando a que cumplamos con quedarnos en casa os dejo con Me propongo de Alberto Morate.

Me propongo

Me propongo
 en cuatro palabras
 decirte que
 llueve en la sombra,
 que
 mis manos son tuyas,
 que
 eres luz de poesía,
 que
 añoro tus húmedos besos,
 que
 estoy buscando una salida,
 que
 no hay verso roto,
 que
 bebo de tu sonrisa,
 que
 este poema se acabó,
 que
 estás en mi vida.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: El teatro

En este jueves que seguimos quedándonos en casa, Alberto Morate nos trae una homenaje al teatro en la víspera de su día y en este año que es aun más necesario darle nuestro apoyo. Y deseando que pronto vuelvan a reabrir los teatros os dejo con El teatro de Alberto Morate.

El teatro

EL TEATRO 

es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera

Federico García Lorca
 Me dio la clave
tu palabra dialogada, 
la fascinación de hacerla viva, 
el magnetismo de que un actor
pueda ser él mismo
y al mismo tiempo otras vidas. 
 El placer de disfrutar de tus historias, 
la magia de creer verdad lo que es mentira, 
la realidad expuesta entre cortinas.
 La escena más desolada puede ser la más rica.
Cada poro de mi piel
transpira teatro y poesía,
el paroxismo de emocionarme,
de reír y de llorar,
de expresarme sin cortapisas. 
 Deslizarse por las tablas
iluminado desde bambalinas
y que se estrelle la luz en tu figura
y me observen cien miradas furtivas. 
 El teatro me transporta
a épocas apasionadas y convulsivas,
a escenas de amor, celos y envidias, 
a sentir tu mano en la mía
sin necesidad de caricias. 
 La historia en el bufón, en el barba,
en el rey, en el galán, en el gracioso,
en la dama muchas veces fingida. 
 Me hablan Sófocles, Plauto, Terencio,
Lope, Calderón, Tirso de Molina,
Shakespeare, Molière, Zorrilla,
Lorca, Valle, Mihura, 
Jardiel, Buero, Fermín Cabal, Mayorga...
lengua y cultura infinitas. 
 Tengo en la cabecera de mi cama
el delirio ansioso y evocador,
ávido de codicia y de clímax
de la farándula que me abriga,
y en mi respirar y en mis mejillas
encontrarás el teatro
como imperiosa necesidad de vida. 
 27/03/2020
DÍA INTERNACIONAL DEL TEATRO

Por Alberto Morate

Publicado el 2 comentarios

Poesía sin títulos: La poesía necesita que la encuentren

Este jueves vuelve Alberto Morate a su día en la revista, para homenajear a la poesía cuyo día internacional será el próximo sábado. Sin más preámbulos os dejo con La poesía necesita que la encuentren de Alberto Morate, y con la ilustración de José Antonio de la Peña García-Gadea.

La poesía necesita que la encuentren

 La poesía necesita que la encuentren
al final del invierno,
debajo del agua,
en el jardín sin pisar,
en las letras de tu nombre.
 Necesita ser pintura y tierra,
viento, sendero y sombra,
árbol que habla.
 Quiere libros que besen
y café humeante
y algún picor en la piel
de vez en vez
que obligue a rascarse.
 La poesía mira a la luna en el reflejo del agua,
en las noches de silencio,
en las velas apagadas.
 Quiere luz en los párpados cerrados,
en los tiempos muertos
en los que no se hace nada.
 Busca descender por tu boca y tus piernas
mientras calienta el corazón
y hiere como una navaja.
 La poesía nace
cada día
en el sufrimiento y en la nostalgia,
en la risa no estridente,
en el haz y en el envés de las hojas blancas.
 La poesía es pararse al borde del camino,
del abismo, de los tejados, de las cuevas,
mientras los demás pasan.
 Es todo
y es
nada.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: La voz del poeta

En este martes publicamos el poema de Alberto Morate que tocaba el jueves pasado pero que por un fallo técnico tuvimos que retrasar su publicación. Así que para seguir con #YoMeQuedoEnCasa os dejo con La voz del poeta de Alberto Morate para animar la monotonía.

La voz del poeta

 No se muere la voz del poeta
que pide paso
entre fogonazos de silencio.
 Puede errar fugitivo y maniatado,
buscando un sitio
no donde cobijarse,
sí donde hacerse fuerte.
 Puede que le apresen con sus propias palabras,
pero buscará una salida
que no siempre tendrá que ser huida.
 Recalará en cien puertos
suministrándose de luz y viento,
será náufrago en el desierto,
pero nunca adorno en una alcoba.
 Y reiniciará su marcha en la noche  
a través de túneles y lluvia,
quizá cloacas,
siempre sonriendo por dentro,
porque la amargura en un poeta también es sustento
y un árbol es buen cobijo,
aunque sea mejor una cama a tu lado.
 El poeta calla bruscamente.
Nunca termina un poema.
Está pensando cómo regalárselo a la luna,
a la cascada del río,
a la tela de araña.
 No se queda en silencio,
te hablará al oído
o entre dientes,
usará palabras gastadas,
y líneas rotas,
pero te dirá suavemente,
aunque se quede sin argumentos,
que la vida
es la escarcha
que se derrite
con tu sola mirada.

Por Alberto Morate

Publicado el 1 comentario

Poesía sin títulos: A todas las mujeres

Ilustración de Maribel González Rodero

Este jueves Alberto Morate quiere rendir un homenaje A todas las mujeres con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora que se conmemorará el próximo domingo 8 de Marzo. Y para ilustrar este poema ha contado con un dibujo de Maribel González Rodero.

A todas las mujeres

 que por la noche van a oscuras
y oyen el silencio de corazones acelerados.
 Aquellas sin edad
y con pasado denostado.
Las que han roto más de un plato
y en el espejo se descubren cada día
cicatrices de lágrimas que caen despacio.
Las que no se hunden en el mar de un portazo,
y quieren y sienten,
y se acercan aunque llueva,
y pretenden que el aire libre no solo sea el respirado.
 Las que nacen sin lengua
y el viento las ayuda a gritar alto.
 A las mujeres de brazos enormes
que aman, que recuerdan, que musitan entre labios.
Las que dicen aquí estoy,
te estaba esperando.
Mujeres árbol
que dan sombra y paz,
y arraigo.
Que no disimulan el llanto.
Que son capaces de besar
con la misma efusión que dicen ¡basta!
Y las que esperan, desgraciadamente, el zarpazo,
calvario de caminos desandados,
canciones que son rezos,
la sangre en moratones de los costados.
 A las mujeres que dan su pan,
que dejaron su juventud en un armario cerrado.
A las mujeres que son capaces de mostrarse desnudas
en el frío de la memoria
y mostrar pasión, fuego, tormenta.
Que defienden su identidad,
su tiempo, su casa.
Que escriben con desamor una página en blanco.
 Mujeres madres,
volcanes, flores, aire, espuma, roca,…
Todo cabe en ellas
y siempre tienen un beso en los labios.
 A todas las mujeres
prisioneras de un corazón equivocado.
Capaces de elevarse
entre enfermedades y sobresaltos.
 Las que hablan claro,
que no callan, aunque su nombre sea ¡ay!
y vuelven a intentarlo.
 Siguen pasando los años
y seguimos hundiendo las manos en la niebla del maltrato,
en el horror indemne de un energúmeno desgraciado.
Salgamos juntos de las manos
a defendernos no, a hacer frente a frente,
cuerpo a cuerpo, lo que quieren arrebatarnos,
la libertad de sentimientos,
la necesidad de amarnos.
 Maravillosa mujer viva,
no te resignes,
no te quedes esperando,
serás la vibrante respuesta luminosa
de un relámpago.
 Que tu voz, tu cuerpo, tu sonrisa,
suenen y resuenen
por encima de los sueños
que estás esperando.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: El balcón abierto

Para terminar el mes, Alberto Morate nos trae un nuevo poema de carácter intimista.

EL BALCÓN ABIERTO

Las plazas están para descansar del ajetreo rutinario.
El balcón se abre para ventilar la estancia.
La noche llega para soñar contigo.
El silencio se pronuncia con tu recuerdo cercano.
Las voces hablan con tu nombre en los labios.
El presentimiento que tengo es para latir con tu corazón
y escuchar tus sonidos.
Se oye una canción en el aire saliendo de algún sitio
sonriendo en tu pensamiento vivo
y prorrumpo en luz
reconociendo tus sentidos.
El cielo es testigo de mi acento,
del eco de tu imagen en mi interior
y agonizo
si no descanso en tus costumbres,
si no miro a tu balcón abierto,
si la noche pasa sin haber dormido contigo.

Por Alberto Morate

Publicado el 3 comentarios

Poesía sin títulos: Hoy te escribo en mi celda de viajero

Con motivo del aniversario de la muerte de Antonio Machado el próximo 22 de febrero Alberto Morate, le rinde un homenaje con estos versos inspirados en el verso de Machado que da título al poema.

Hoy te escribo en mi celda de viajero

Hoy te escribo en mi celda de viajero”

Antonio Machado
Apresado por mi cuerpo,
desde mi ayer hasta mi casa,
desde mi madre hasta España,
viendo siempre el panorama
a través de la ventana,
ante recuerdos de anocheceres
y estrellas de la playa.
Soledades de ciudad, ciudades paseadas,
personajes como amigos,
ilustres nombres me acompañan,
sueños, lamentos, pérdidas,
besos, amor, sentimientos.
No hay palacio como tu mirada,
llevo en mi cartera un bagaje de palabras,
apuntes de proyectos,
consejos que no valen para nada,
porque en el momento decisivo uno actúa sin pensarlo
dejando pasar el llanto
hasta que ya no quedan lágrimas.
En el camino de mi viaje
se quedaron los días enredados en los sueños,
fotografías borrosas de nieblas disipadas.
Hoy te canto cuando escribo
con mis manos ajadas,
preso de una vida mustia
y al mismo tiempo mágica.
Soñando y despierto, ahíto y satisfecho,
placentero y dolorido, amargo y todavía
ilusionado con el próximo viaje
hacia la realidad imaginada.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: En amar no hay pecado

Adelantándose un día al día de San Valentín nuestro poeta Alberto Morate nos trae unos versos amor que a la vez son una declaración de intenciones.

En amar no hay pecado

En amar  
no hay pecado,
aunque a veces no haya sosiego.
Amar es besar el universo,
sentir la verdadera condición de humanos.
Amar sin necesidad de pedir perdón
ni pretender la clemencia del amado.
Sacar fuerzas de flaqueza,
verlo todo como un sueño.
La emoción de comprender al otro,
no solo buscarlo con deseo,
no necesariamente siempre sonriendo.
Amar es no arrepentirse
de ser como somos,
no pretender solo un cuerpo,
tomar la decisión de ofrecerse por entero.
Amar no es querer
ni pedir,
es darlo todo
sin esperar otros recuerdos.
Cuando estás enamorado
hay que aceptar lo que el otro
ve en nosotros.
No perderse en disquisiciones de locos.
Amar  
no es
solo
un poema,
ni un silencio,
ni una canción,
ni levantarse acompañado,
es
hablar
aunque estemos callados.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: Pudiera ser todo lo que en verso he sentido

Esta semana Alberto Morate nos trae un poema inspirado por los versos de Alfonsina Storni que dan título al poema.

Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido

No fuera más que aquello que nunca pudo ser”

Alfonsina Storni

Pudiera ser todo lo que en verso he sentido

En el espacio que hay entre el cielo y el mar,
donde cabe el tiempo,
donde se acuesta la soledad,
donde no se oyen lamentos ni quejas ni ruegos,
donde la belleza es el misterio,
donde la tarde le da el relevo a la noche
y la poesía es un beso.
Allí hay un mensaje de amor, una canción,
el cansancio de buscar recuerdos, la espera
del momento, el verso de un libro,
la tentación del verbo,
dos palabras, una mirada,
lo que nunca sucedió,
pero sigue ocurriendo.

Por Alberto Morate

Publicado el Deja un comentario

Poesía sin títulos: El castillo embrujado

Con motivo del Día Escolar de la No Violencia y la Paz, Alberto Morate nos trae este poema titulado El castillo embrujado. Ojalá en un futuro no existan más castillos embrujados como él de este poema.

El castillo embrujado

Mi casa está embrujada.
Hay un rey tirano que nos amenaza.
Mi madre está asustada
y yo lloro en los rincones
cuando el rey vuelve a la carga.
Cuando se marcha
deja siempre a su fantasma.
Nos persiguen sus gritos
y sus miradas.
Si no obedeces sus órdenes
se enfada.
Mi madre no se atreve a protestar
por miedo a la venganza.
Si sale a la escalera
hay serpientes en acechanza.
Por la ventana,
un foso de pirañas
nos quiere comer las entrañas.
Por el tejado
murciélagos y cuervos se ríen
a carcajadas.
Hemos llamado a la guardia,
pero nos dicen
que aún no ha pasado nada.
Cuando el castillo
esté en llamas
y en el lavabo haya
agua ensangrentada
le dirán al rey que se vaya,
si no es demasiado tarde
y, además, siempre
estará su fantasma.

Por Alberto Morate