Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Ángel de Aluart

«Lo cierto es que cuando era niño nunca pensé en ser mayor».
Ángel de Aluart.

Hoy vamos a conocer más en profundidad a Ángel de Aluart, uno de los autores de ciencia ficción del Grupo Tierra Trivium con su obra El sendero celeste.

PORTRAIT18(d).pngÁngel nació en Barcelona y cursó estudios en La Antigua Escuela del Mar de Barcelona y en el Colegio Virgen de la Nieves de La Molina, Girona. En el bachillerato eligió la especialidad de letras puras estudiando latín, griego, literatura española e historia, y posteriormente cursó la especialidad de Diseño en la Escuela Oficial de Artes y Oficios de Barcelona. Sigue leyendo Entrevista a Ángel de Aluart

Publicado el 1 comentario

Entrevista a Antonio Florido Lozano

Grupo Tierra Trivium entrevista a Antonio Florido Lozano tras su reciente presentación de su novela Perro Inmundo en Lima (Perú).

Madrid, 26/06/18

«Me inspira mucho la vida de Michel de Montaigne. Fue un tipo interesante y peculiar».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Antonio Florido Lozano

Nuestro escritor Tierra, Antonio Florido Lozano, ha estado en Lima (Perú) presentando su novela Perro inmundo: un thriller psicológico que se sirve de una visita inesperada, aparentemente perpetua, para desarrollar una trama asfixiante que aborda situaciones tan actuales como la corrupción que ejerce el consumismo sobre la intimidad.

El autor de novelas como Ojos de pez o Jardines imposibles, o relatos como Aún puedo vomitar, nos invita a reflexionar sobre la alienada sociedad del siglo XXI mediante el uso magistral de paralelismos y metáforas narrativas.

Florido Lozano, ingeniero de formación, ha compatibilizado su pasión por la enseñanza con el periodismo cultural. Actualmente colabora con periodistadigital en su columna El acento.

 GTT. Cuando eras niño, ¿qué querías ser de mayor?

AFL. No pensaba en ello. Pero recuerdo que cuando comencé a leer todos los días el diario ABC (a los seis años) noté una sensación humillante porque no entendía muchas palabras y frases. Me dije que debía leer mucho y que debía hacerlo al menos hasta que llegase a comprender todo eso y a llenar mis enormes lagunas de ignorancia.

Sigue leyendo Entrevista a Antonio Florido Lozano

Publicado el 1 comentario

La adicción al sexo de Humbert, su pasión o su tormento

Por Gabriela Quintana.

Es indudable que la novela “Lolita” de Vladimir Nabokov, una de sus obras más leídas, ha sido objeto de análisis y controversia desde su publicación. Ante el rechazo de cuatro editoriales, solo un pequeño sello parisino especializado en obras eróticas se atrevió a publicarla el 15 de septiembre de 1955, tres años después apareció en Estados Unidos. Aun siendo reconocida ya como un clásico del siglo pasado, se mantiene vigente debido a los temas que aborda. Y es ahí donde muchos académicos, escritores y críticos literarios coinciden en considerarla como una obra maestra de la literatura contemporánea no sólo por su calidad narrativa, sino también por la diversidad de recursos y argucias retóricas. Esta asombrosa novela narra la intensa y obsesiva relación de un hombre maduro con una adolescente precoz, y puede considerarse como un estudio del deseo sexual, del incesto, del amor, de la obnubilación, de la pederastia y en último, de la veneración.

¿Pero quién es el genio detrás del telón?

Nabokov nació en Rusia un 23 de abril de 1899 en el seno de una familia rica y de la  aristocracia de San Petersburgo, entre la suntuosidad y la actividad política de su padre y artística de su madre. Fue atendido desde la infancia por una gran cantidad de criados, que posteriormente serían sustituidos por institutrices y profesores alemanes y rusos.  Su primera lengua fue el inglés, seguido del francés y el ruso, lo que proveyó una variedad lingüística y cultural que jugó un papel  preponderante en su desarrollo como artista e intelectual.  Nabokov es una de las figuras literarias más brillantes y respetadas del siglo XX por su erudición, prosa elocuente y facilidad lingüística. Mostró creación y complejidad literaria de gran estética tanto en inglés como en ruso. Su primera novela Máshenka, fue publicada en 1926 en su idioma natal, pero no fue sino hasta 1955 con la publicación de Lolita, en inglés, que salta a la fama y obtiene reconocimiento internacional aderezado con un caudal de polémica.

El autor presenta en Lolita, una novela atrevida que rompió el cánon de la época, burlándose por momentos de la novela naturalista del siglo XIX,  y con amplio contenido psicológico: obsesión, neurosis, desesperación, celos, delirio y locura, adicción al sexo o satirismo, visto también como pedofilia y representado en el personaje principal de Humbert, quien es el narrador de toda la historia. Escrita en primera persona, aunque por momentos muestra un narrador omnisciente; Nabokov utiliza varias técnicas narrativas de gran riqueza, y durante toda la novela emplea intrincados argumentos que lejos de generar el rechazo del lector, debido a los temas que expone, lo ayudan a crear complicidad en sus anécdotas, gracias a la impecable y fascinante prosa que refleja el buen gusto del narrador, entre otras cosas. Humbert es un hombre europeo, culto, literato(como el mismo se definió), cercano a los 40 años y que vive agobiado por sus propias pasiones y deseos carnales insaciables hacia las niñas preadolescentes de entre 9 y 14 años, a quienes llama nínfulas. Para Humbert, “nínfula” es aquella niña precoz en el umbral de la adolescencia que se sabe consciente del poder seductor que tiene a temprana edad. El término, inventado por Nabokov a través de Humbert, implicaría la conciencia que tiene dicha adolescente de poseer ciertos atributos que pueden ser útiles para el fin de la seducción, ejerciendo su atractivo para lograr lo que desea, sin embargo, cuando habla Lolita, cuando se relaciona en el colegio, en su colonia, en el campamento, con los demás personajes, es una chica común, que lejos de parecer una provocadora, es una víctima de las circunstancias. Situación que veo incongruente en varias críticas literarias, puesto que cuando Lolita se manifiesta, en sus diálogos, es una niña normal y ordinaria, y es en la mente de Humbert donde existen todos esos atributos de “nínfula” y seductora. Humbert lleva al lector de la mano a través de sus emociones extremas, de exquisita sensibilidad justificándolas con gran astucia, pasando de narraciones obscenas sin sexo explícito a relatos de ironía desenfadada. La tragicomedia del hombre sucumbido por sus deseos pero con una declaración de amor exacerbada para inmortalizar el objeto de su locura, a su amada.  El conflicto radica en el amor no consumado de su primera experiencia de pubertad con Anabel, quien lo persigue como una sombra el resto de su vida hasta que conoce a Lolita, quien sublima a Anabel. Lolita es la quintaesencia de las nínfulas, descubierta por total accidente en un pequeño pueblo norteamericano. Para obtenerla,  Humbert está dispuesto a hacer lo que sea,  y eso incluía casarse con la madre, Charlotte, con todas las mentiras y sinsabores que implicaba. Charlotte era una viuda que deseaba el reconocimiento social a través de una pareja. Una vez casados, Charlotte organiza alejar a la hija del hogar para poder disfrutar de la pareja, lo que disgusta a Humbert y lo lleva a planear su asesinato, el cual no sucede y, para su suerte, queda viudo debido al accidente automovilístico de su mujer. El relato oscila en el género erótico, el drama policial y psicológico, el tono confesional con el cual logra convencernos de su discurso, haciéndonos cambiar de postura y ánimo, pasando del escándalo, la reprobación a sus acciones, la impotencia ante la víctima en Lolita,  hasta llegar a sentir compasión por el pederasta, lo cual es una clara muestra de la brillantez de su narrativa que termina por envolvernos.

La fuerza del personaje de Humbert radica en su necesidad de mostrarse a sí mismo como experto o maestro en todo, con cierta arrogancia y superioridad: sobre otras personas, sobre sus propios deseos, en el lenguaje y nivel cultural, así como en su destino. Sus acciones y emociones se ven encaminadas a la necesidad patológica de ganar, de poseer y controlar todo, incluso mofándose de sí mismo con agudeza y mordacidad, tomando una distancia tal que sugiere que habla de otra persona, con esos frecuentes comentarios de humor, que suavizan el tono dramático. Las relaciones de género son simples para Humbert, las mujeres deben ser poseídas y los hombres deben competir por la posesión de las mujeres.  Incluso se refiere a su propia sexualidad como la evidencia de un gusto extremadamente refinado y artístico, que lo lleva a un nivel más alto del hombre promedio y vulgar.  No obstante, es consciente a lo largo de la historia, que su gusto refinado es también una obsesión que lo atormenta, y el cual busca socavar con matrimonios que a la postre resultan fallidos, con la intención de evadir la culpa que lo asalta en ocasiones por saciar su sexualidad con menores de edad. El satirismo que muestra lo persigue como una sombra, que lo hace disfrutar con Lolita, pero cuando no logra consumarlo lo atormenta, tanto física como psicológicamente.  Las decisiones y acciones del atribulado Humbert se mueven por el impulso lascivo de sus deseos a largo de toda la historia, mostrando sus excesos como parte de una personalidad artística y culta, pero se sabe consciente siempre de la transgresión moral que conlleva cuando se trata de niñas. Queda la pregunta al aire que plantea Nabokov, sobre si lo obsceno es la vulgaridad de la sociedad norteamericana en su concepto de cultura o la sofisticación intelectual de un hombre que considera a sus más bajas pasiones como un signo natural de refinamiento libre de esa hipocresía moralista que subyace como tabú en esa misma sociedad que lo envuelve.

Por otro lado, Nabokov ha demostrado que la parodia puede transmitir un elevado arte literario y estético,  y esta textura de parodia figura en cada una de sus obras. No sólo suele parodiar con tal maestría clichés narrativos y estilos literarios, sino que es capaz de mofarse de las técnicas literarias de otros autores sin aludirlos directamente. Un ejemplo es el personaje de Clare Quilty, su alter ego, donde echa mano de esta figura retórica del doble como convención de la ficción moderna, el duo bueno-malo. El tema del doble recuerda sin duda a Dostoievski. Podemos ver también la parodia en Lolita, cuando lejos de culparse Humbert por haber arruinado la infancia de la niña, muestra una Lolita ambivalente, unas veces lo que él llama nínfula: una pre-adolescente sin la inocencia característica de las chicas de su edad, parodiando el puritanismo y el libertinaje en la sociedad norteamericana contemporánea, y en otras ocasiones acepta su responsabilidad por la infancia perdida de Lolita en manos de un pervertido sexual.

Ahora bien, si existe el sarcasmo para convencer al lector, y al jurado, a quien se dirige en última instancia, también es cierto que Humbert reflexiona sobre si ese amor y deseo sexual es más bien un tormento, una maldición, locura, que un placer a gozar, un bienestar, en la medida en que pueda ser satisfecho. Es el lirismo con el que lo narra, que va de un extremo a otro en su reflexión, adelantándose a los juicios del lector. La fusión de la estética y la ética en función del placer, un placer liberal sin moralismo y tabú.
Bibliografía:

http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/1603/Vladimir%20Nabokov

https://es.wikipedia.org/wiki/Lolita_%28novela%29

https://es.wikipedia.org/wiki/Vladimir_Nabokov

Publicado el Deja un comentario

El hombre que no podía estar de pie

Por Antonio Florido.

“Caminar por el pasillo del hospital y escuchar los gritos desaforados del hombre al que le habían amputado…”.

De esta manera tan directa podría haber empezado esta historia si yo mismo no hubiese  guardado en mi cerebro una tragedia distinta.

El hecho es indudable. Yulianov se ha tocado las piernas una vez más en un acto conocido y repugnante porque los dedos de sus manos se le hunden en las rodillas y penetran en el espacio de los huesos. Justo donde debería haber un cartílago, un ligamento, un tendón, un hueco requerido para asegurar el rozamiento, el giro, la doblez de la materia, no hay otra cosa que una masa amorfa y blanda, tan mórbida que las yemas de sus dedos amasan esta zona como si alguien se tocase los brazos carnosos y cálidos. Yulianov nació con la desconocida osteomalacia y como nadie sabía lo que le pasaba al niño, pronto comenzaron a darle de lado y a tratarle como a un pequeño ser miserable.  Por las noches el niño, sentado sobre la cima de su sillón elevado, comía con ganas la sopa caliente que su madre le había preparado con esmero. Sin embargo, en el silencio espeso de la cena su padre y su madre se miraban de hito en hito y con los ojos se decían lo que con sus bocas callaban: “Este niño nuestro no llegará a ningún lado y lo peor es que no tenemos ninguna esperanza de sanación, ¡con lo que cuesta todo!” Las sombras enrarecidas de la casa de salud y los llantos desesperados, el sonido de las herramientas cortando miembros, huesos, carne, los hilos de sangre chorreando en aquel ambiente infernal, los chillidos, los temblores de los enfermos cuando veían acercarse las cuchillas afiladas, todo este cuadro de terror llegó a mi mente cuando vi por primera vez a Yulianov recostado sobre la cama del hospital. Y me acordé del soldado y de Amharat, el pequeño al que le habían dejado sólo dos muñones por piernas. Lo de Yulianov era distinto. Él sí tenía piernas, pero formadas por un hueco esponjoso y húmedo que año tras año ampliaba el espacio de sus extremidades, avanzando y avanzando inexorablemente en busca de un destino que le postraría pronto en una silla de ruedas. Lo mejor para este hombre, sin duda, era la ausencia de dolor. Por mucho que los niños se entretuvieran en pellizcar sus rodillas, sus tobillos o en pinchar con alfileres las plantas de sus pies, Yulianov no sentía nada, como si el dolor se hubiese rendido en aquella parte de su cuerpo. Los médicos le miraban y el único consuelo que le daban era una simple caricia o una falsa sonrisa de conmiseración y de humanidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A los veinte años Yulianov y su silla de ruedas, comprendiendo que a esa edad ya estaban los dos de más en su casa, les dijeron a sus padres: “Nos marchamos”. De esto han pasado ya veinticinco. Ahora Yulianov blanquea el espacio con el color de su cabello y cuenta sus arrugas mirando al espejo. Sus padres murieron de dolor y fueron enterrados en el fondo de una tierra rojiza y apelmazada y sus recuerdos se diluyeron en el aire de la historia para nunca más ser recuperados. Sólo el hijo pensaba en ellos de vez en cuando, en los momentos de soledad, cuando su alma se sabía rodeada de silencio y de desahogo. Y el hombre, ―Yulianov había heredado la envergadura del padre y la serenidad de la madre―, viajó de feria en feria con su silla de ruedas, su mochila abultada y sus huesos deshechos. Alquilaba su cuerpo por el dinero que la gente estuviese dispuesta a pagar. Simplemente compraba Tiempo. Un tiempo dilatado y sonoro, un tiempo absoluto donde esconder sus miserias, un tiempo, en fin, con sus días y sus noches, con sus silencios y sus anhelos.  Y con todas las horas que el de lo alto le había ofrecido él hacía negocio. Un negocio de vida y de muerte, de risas y de llantos.

Sigue leyendo El hombre que no podía estar de pie

Publicado el Deja un comentario

El escritor Juan Ramón Biedma apuesta por Grupo Tierra Trivium

El único autor ganador de dos Premios Novelpol a la mejor novela negra y un galardón Dashiell  Hammett, impartirá un taller intensivo a través de la editorial joven y humanista coordinada por Jimena Tierra, Nona Escofet y Albahaca Martín Gon.

El prolífico escritor sevillano, Juan Ramón Biedma, autor de obras como El espejo del monstruo (Ediciones B), lectura obligatoria en la facultad de medicina de México o El humo en la botella (Salto de Página), nominada al premio Hammett y merecedora del Premio Especial de la Dirección de la Semana Negra 2010, Novelpol, y considerada por la Gangsterera como la mejor novela del 2010, impartirá en verano un taller intensivo teórico-práctico de Introducción a la novela policíaca orientado al conocimiento y manejo de las reglas del género.

Las clases comenzarán en julio y se realizarán mediante seminario Web, método en el que trabaja Grupo Tierra Trivium con el objetivo fundamental de romper barreras geográficas, llevando la literatura a las casas para evitar el desplazamiento físico, posibilitando que interesados de todo el mundo puedan acceder a la plataforma con un único requisito: acceso a Internet.

Bajo el lema: «Que la distancia no ponga límites a la lectura compartida», el Club de Lectura Internacional Caleidoscopio (CLIC), que se reúne de manera virtual, ha tenido como invitados a los autores Juan Jacinto Muñoz Rengel, Marcelo Luján, Rosario Curiel o Carlos Augusto Casas (entre otros). En él mediante cámara Web los escritores han participado en sesiones literarias presentando sus obras y respondiendo en directo las preguntas del público asistente.

Juan Ramón Biedma es uno de los autores más reeditados del panorama actual español. Sus obras son seguidas por un numeroso grupo de lectores incondicionales y han sido traducidas en varios idiomas dada su importancia e interés.

Para una mayor información, www.tierraeditorial.com.

¿Y tú? ¿Eres Biedmanita?

Academia Tierra JRB.jpg

Publicado el Deja un comentario

Gran éxito en Salamanca

Alberto Blanco Rubio triunfa en Salamanca

La emblemática librería Santos Ochoa ha hecho el honor a Grupo Tierra Trivium, de permitirle presentar la preciosa novela El mago de las palabras olvidadas, escrita por Alberto Blanco Rubio —y editada por esta casa—, no solo en su sede de Gran Vía sino también durante el desarrollo de la feria del libro, en la que nuestro autor castellano leonés nos ha recordado a personajes esenciales en la historia de la literatura española como el Lazarillo o la Celestina a través de sus letras.

La intervención de Alberto Blanco ha tenido cobertura  en diferentes periódicos. El más relevante, puesto que cubre la información de su ciudad natal, es El norte de Castilla. El autor salmantino está recorriendo España con la magia de este nostálgico libro en diferentes eventos literarios, como la Feria del libro de Moralzarzal, Alcalá de Henares o Tres Cantos.

 

Publicado el Deja un comentario

Entramos en marketplace

GTT entra en los Marketplace más importantes.

Así es. Porque en el mercado actual no solo se puede acceder a través de presentaciones literarias físicas, sino que también es necesario dejarse llevar por el flujo de Internet. De este modo, exclusivamente nuestros libros Tierra mostrarán su imagen en los lugares de venta de Amazon, Casa del libro y Facebook, con objeto de visibilizar a nuestros autores ofreciéndoles la calidad que merecen.

Grupo Tierra Trivium. Crece con nosotros.

 

Publicado el Deja un comentario

Grupo Tierra Trivium en UC3M

Grupo Tierra Trivium en UC3M

Una de las actividades que nuestra editorial ha realizado durante el ciclo de conferencias Somos lo que leemos, ha sido la de abrir debate sobre «El arte como crítica social» en la Universidad Carlos III de Madrid.

Organizado por Ignacio J. Dufour y moderado por María Morales, con la intervención de Carlos Serrano y Guzmán García, se trataron temas interesantes como la música de La polla récord, Joaquín Sabina o Extremoduro y la poesía social de Blas de Otero, o los artículos de Mariano José de Larra.

Aquí podréis acceder al video de la conferencia protagonizada por algunos de los componentes de Grupo Tierra Trivium, crucial en todos sus ámbitos para determinar el arte como un arma de lucha contra los problemas sociales.

VIDEO

Publicado el 5 comentarios

Nota de prensa

Jimena Tierra (Madrid, 1979) nos atrapa con una nueva novela. La polifacética autora, conocida por su manuscrito Equinoccio (Grupo Tierra Trivium, 4º Edición), nos sorprende con una trama actual y asfixiante que juega con la concepción del envejecimiento, desgranando los avances de la ciencia  y ahondando en un abismo de graves conflictos éticos y morales.

Cambio de rasante no es solo un thriller de ficción. Se trata de una crítica feroz hacia un sistema capitalizado en el que los valores inherentes al ser humano se han perdido.

Con prólogo de Rosario Curiel, finalista en los Premios de Novela Nadal en 2006 y Fernando Lara en 1996, y la colaboración orientativa de María Blasco Marhuenda, Directora del CNIO, Cambio de rasante se convierte en la segunda novela negra de Jimena Tierra. Situando a algunos de los personajes de su primera trama, como son los detectives privados Anastasio y Verónica Rojo, en la Universidad de Albahaca, perfectamente reconocible como El palacio de la Magdalena de la ciudad de Santander.

Jimena Tierra cultiva, también, relato corto y poesía. Ha sido galardonada en los siguientes certámenes: AVINESA (2013) con Mi marido es perfecto; Ediciones Saldubia (2014) con Escombros; Atrévete a Rimar Aragón con Sueño (2014) con La vida es Aragón, la vida es sueño; y el certamen Don Manuel (Moralzarzal, 2017) con No fue un verano cualquiera.

Asimismo, es una de las coordinadoras del Grupo Tierra Trivium. Un nuevo modelo de editorial joven, comprometida con valores sociales, emprendedora e innovadora, que trata de aportar una perspectiva diferente al proceso empresarial actual.

La autora madrileña firmará ejemplares de Cambio de rasante y Equinoccio en la Feria del libro de Tres Cantos, en la caseta nº 12 destinada a Grupo Tierra Trivium, el día 16 de mayo, de 17:30 a 20:00 h. Además, tiene concertadas presentaciones en la librería Burna (Madrid) y la Universidad Menéndez Pelayo (Santander), entre otras.

Más información en www.tierraeditorial.com.

Publicado el Deja un comentario

Prejuicios y titulaciones

Grupo Tierra Trivium: prejuicios y titulaciones

No sé, desde lo del máster de Cifuentes, no he levantado cabeza. No me sorprende el hecho de que le hayan regalado una titulación que no ha cursado. Todos deberíamos estar curados de espantos en un país en el que el mayor porcentaje de corrupción está centralizado en un grupo mínimo de ciudadanos «acorbatados». Más aún cuando esos ciudadanos son elegidos bajo un sistema denominado democracia.

Lo que sí que me sorprende, es que se me trate a mí del mismo modo que a ella, incluso presentando por adelantado todos mis títulos.

Y es que, entre el listado de lindezas que Grupo Tierra Trivium se está encontrando en este camino de arenas movedizas, hubo un autor, «de cuyo nombre no quiero acordarme», que me pidió que demostrara mis cualidades, presentando certificados, antes de editar con nosotros. Sin problema. No tengo nada que ocultar.

Yo he trabajado con muchísimas personas y no he ido pidiendo las titulaciones a cada una de ellas, ya que pienso que la mejor acreditación es el dominio del trabajo que desempeñas («El movimiento se demuestra andando»), de modo que fue una extraña sorpresa agridulce que, de un lado tenía el sabor desagradable de la desconfianza y, del otro, el dulce orgullo que suponía poder justificar mis verdades.

La sorpresa aumentó cuando esa jovencísima autora nos solicitó, poco después, una traducción de su manuscrito a otra lengua, pero no quería pagar lo que vale la labor de un profesional del lenguaje. Parece que lo de la titulación no importaba tanto a la hora de ahorrarse dinero. Fruto de la amistad y la confianza, le pedimos a alguien que no tiene título de traductor, pero sí un dominio magistral del lenguaje, tanto en español como en el idioma meta, que nos hiciera el favor de hacer la traducción y empezó a realizar un espléndido trabajo sobre el texto.

La autora, después de todas las facilidades ofrecidas, no solo nos dejó con el trabajo a medias diciendo que no editaría con nosotros y aduciendo que «este traductor no sabe traducir», sino que, además,  trató de estafarnos dinero abusando de la buena fe de Grupo Tierra Trivium. (¡Oh, sorpresa, hay autores que estafan a las editoriales!).

Me pregunto qué habrá sido de ella. Hasta ahora, no la he visto en ninguna de las listas de las ferias del libro 2018. Tal vez anda atareada intentando sacarse el título de escritora.