Publicado el Deja un comentario

Jordi Rosiñol en ABANIKO

Nuestro autor Jordi Rosiñol es entrevistado por el magazine de las letras y las artes ABANIKO.

®Grupo Tierra Trivium edita la antología de Relatos al límite del escritor Jordi Rosiñol.

Relatos al límite recoge treinta relatos que van desde el terror hasta el humor, pasando por la narración desde un punto humano ambientado en hechos reales de la historia. Relatos colmados de un componente de ternura y denuncia por igual. Todos ellos escritos con el denominador común de la experiencia vital y la sensibilidad del autor.

Publicado el 1 comentario

Jordi Rosiñol Lorenzo abre la nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Jordi Rosiñol Lorenzo en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Damos inicio a esta nueva temporada de La Buhardilla de Tierra Trivium con la visita del escritor Jordi Rosiñol Lorenzo, con motivo de su participación en la Feria del Libro de Murcia (Del 21 al 23 de septiembre) con su antología Relatos al límite. Jordi Rosiñol ganó en 2017 el Primer Premio de Relatos Navidad de Molina de Segura y ese mismo año resultó finalista en el I Premio Premio Nacional de Relatos Espacio Ulises. Su twitter es @Gaziel1968.

Ignacio J. Dufour García: Jordi, es un halago contar con tus relatos en el catálogo del Grupo Tierra Trivium. ¿Qué te llevó a elegir el Grupo Tierra Trivium para publicar esta antología de relatos?

Jordi Rosiñol Lorenzo: El halago es mío por la apuesta y la confianza del Grupo Tierra Trivium por mí trabajo, eso sumado al momento que inhalé un aroma a humanidad por encima de simples y espurios intereses empresariales disipó cualquier duda previa.

IJDG: En la antología recoges 30 relatos con los que tocas todos los aspectos el ser humano, ¿cómo surge el título de la antología Relatos al límite?

JRL: Porque todos ellos me trasladan a mundos interiores, que de una manera u otra me llevan al límite de los sentimientos.

IJDG: ¿Qué es lo que que hace que todos ellos sean relatos al límite?

JRL: Igual que decía en la pregunta anterior, todos ellos tienen algo en común, todos están escritos con el alma, y las sensaciones al límite. El teclado fue testigo de risas, lloros y pánico al pulsarlo.

IJDG: ¿Cómo surgió la inspiración de crear esta antología?

JRL: Por la necesidad de compartir diversas emociones con el lector, y desnudar mi alma de encorsetamientos sociales o simplemente liberarme de la timidez que arrastro escondida en una personalidad extrovertida, una coraza que protege mis debilidades.

IJDG: ¿Alguno de los relatos ya lo tenías escrito o los creaste todos para la antología?

JRL: Sí, algunos ya estaban escritos, pero estos están revisados, y como sucede siempre cada vez que relees algún texto siempre cambias cosas en la creencia que lo vas a mejorar.

IJDG: Recuerdo que en una antología que coordiné, nos hablabas de como te picó el gusanillo de la literatura con la lectura de Juan Salvador Gaviota, ¿cuánto queda de ese niño en el escritor en que te has convertido?

JRL: Ignacio, te recuerdo con un cariño especial por tu sensibilidad en aquella antología. Realmente no es que quede el niño, el niño es el que escribe, él es el que medio siglo más tarde ha tenido la valentía de ponerse a escribir.

IJDG: Además de esa primera novela que a todos nos deja su huella, ¿cuáles son tus otros referentes literarios?

JRL: Soy bastante anárquico en mi lectura, muchas veces depende de mi estado de ánimo, me gusta mucho el ensayo histórico o político, la novela histórica, Los episodios nacionales de Pérez Galdos, o la obra de Delibes, Los cachorros de Vargas llosa, la obra de Muñoz Molina, La araña negra de Blasco Ibañez, La madre de Gorky, o Los Durrell de Gerald Durrell, etc.

IJDG: Novela, relato, microrrelato… ¿Hay alguno que te atraiga más?

JRL: No, depende de la historia que el niño quiera contar, hay veces que no hacen falta muchas palabras para hacer llegar el mensaje, y otras veces si.

IJDG: Ahora que ya tienes tu libro en brazos, ¿cuáles son tus futuros proyectos?

JRL: Ahora mismo ando enfrascado en una novela histórica, ambientada en un contexto real y con unos personajes y tramas también bastante reales. Además estoy publicando artículos sobre hechos históricos concretos y muchas veces poco conocidos.

Muchas gracias Jordi por tu visita a esta humilde buhardilla. Te deseamos mucha suerte en la Feria del Libro de Murcia con tu antología y esperamos tenerte pronto de vuelta por La Buhardilla de Tierra Trivium con tu novela histórica.

Por otro lado, os informo de una ligera modificación de las bases de El Relato Caleidoscópico. Hemos decidido que todos los textos presentados hasta el miércoles sean tenidos en cuenta de cara a la elección del texto que continué la historia, así que aún estáis a tiempo a que vuestro texto sea el elegido para continuar la historia de Elíseo el próximo sábado.

Y para estar al día de las novedades del Grupo Tierra Trivium no se a que esperáis para uniros al grupo de Telegram de Tierra Trivium.

Publicado el Deja un comentario

La Buhardilla de Tierra Trivium

En este verano tan caluroso, me ha apetecido echar la mirada atrás a ese primer día de enero en el que comenzó la andadura de La Buhardilla de Tierra Trivium y ver como esa primera entrevista con Sara Muñoz al hilo de la publicación del Dietario Feminista fue un preludio de la tematica de las entrevistas que le siguieron. De esta forma hemos hablado de reivindicaciones como la inclusión de escritoras en el pavimento de la ciudad de Madrid, con referentes de la literatura juvenil actual, y de tantas autoras, cientificas e inventoras que han sido silenciadas por la historia.

Y para la próxima temporada que dará comienzo en agosto (queremos seguir yendo contracorriente y más en los tiempos que corren), entrevistaremos a más referentes del moviemiento feminista, a más artistas… Poniendo nuestro granito de arena para que tengamos que estar recuperando la memoria de aquellas que fueron olvidadas o borradas de la historia como hace mi compañera Nuria Barnes en su sección semanal.

Os adelanto que en esta temporada empezaran a volver algunos de los entrevistados para hablarnos de sus nuevas novelas, lo que supondrá un doble honor para nosotros.

Y para concluir esta visita por La Buhardilla os dejo los enlaces a todas las entrevistas publicadas, espero que las volvaís a disfrutar con la misma emoción que el día en el que se publicarón.

SARA MUÑOZ (Dietario Feminista)

PATRICIA MARTIN RIVAS (Saudade)

-ANA VIGO (La busqueda de los Dioses)

LAURA ORENS (Del revés)

JOSE MELLINAS Y ROSARIO CURIEL (Agapornis)

-LA VIDA DE COLOR CAOBA (Blog)

-ORBITA DIVERSA (Fancine Creadoras Letras)

FURIAS Y FEMINAS (Obra de teatro)

-JOSE JESUS GARCIA RUEDA (A Voz en Cuento)

-SARA LEVESQUE (Participación en Cuadernos de Medusa)

-RAQUEL LOPEZ MARTIN (Desnuda en versos)

EVA MARIA MEDINA (Relojes Muertos)

-MANUEL TRIGO (La Esfera Negra)

-PILU DEL RIO (Varios textos)

-JORDI ROSIÑOL LORENZO (Relatos al límite)

-JUANJO RAMIREZ MASCARO (Parte 1 y Parte 2)

-JUAN MANUEL SANCHEZ MORENO (Luces que parpadean)

-ESTIBALIZ BURGALETA (El ganador se lo lleva todo)

-AFRICA RUH (Parte 1 y Parte 2)

-TXARO CARDENAS (Revista digital Moon Magazine)

-CLARA CORTES (Clementine)

-HERSTORICAS PIONERAS (Juego de Cartas)

-IRIA G. PARENTE Y SELENE M. PASCUAL (El Orgullo del Dragón)

ORBITA DIVERSA (Escritoras que cambiaron el mundo)

-CREADORAS LETRAS

-NURIA BARNES (La cala, versión musical)

-JAVIER JOYA (Paula X)

-DAVID ALVAREZ SANCHEZ (Secretos en la vida de Paula)

Nos vemos en agosto con novedades y la semana que viene continúa el Relato Caleidoscópico.

Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Jordi Rosiñol

Grupo Tierra Trivium entrevista a Jordi Rosiñol Lorenzo, autor de Relatos al límite

Grupo Tierra Trivium tiene entre sus filas a Jordi Rosiñol (Barcelona, 1968), un escritor polivalente y optimista que desarrolla su faceta periodística realizando funciones de columnista en medios como El Semanal Digital y ESDiario Periodista Digital.

Formado en Humanidades y Criminología, ha sido ganador del primer premio de relatos Navidad de Molina de Segura (2017) y finalista en el I Premio Nacional de Relatos Espacio Ulises.

A lo largo de su trayectoria literaria hemos podido toparnos con sus letras en el Canal Literatura asociado al diario La Verdad, Desafíos Literarios y Espacio Ulises. Asimismo, ha participado en diferentes antologías, como El año que escribimos peligrosamente.

Grupo Tierra Trivium. ¿Por qué empezaste a escribir?

Jordi Rosiñol. Empecé a escribir artículos sobre política y actualidad para denunciar, y dar mi opinión sobre temas que me hacían arder la sangre. Pero tras un cambio de vida radical, opté por escribir ficción o, mejor dicho, realidades, historias y experiencias noveladas. Este cambio profundo, que me remueve los sentimientos a cada palabra que escribo fue gracias a mi pareja Toñi Abenza.

GTT. ¿Cuál es tu mejor recuerdo de la infancia en relación con la literatura?

JR. Fue con nueve años, que ante un magnifico esguince que me dejo unos días sin ir al colegio, y fue el segundo día postrado, que mi padre me regaló el libro “Juan Salvador Gaviota” De entrada olía diferente a los libros de texto, y sus tapas negras brillantes ocultaban el milagro de convertir las letras en imágenes, absorbiéndome para siempre en la lectura.

GTT. ¿Y el peor?

JR. En el instituto leyendo a la fuerza “La Celestina” Sigue leyendo Entrevista a Jordi Rosiñol

Publicado el 1 comentario

Entrevista a Juan Ramón Biedma.

Desde el Grupo Tierra Trivium queremos conocer a uno de nuestros autores más afamados y premiados, Juan Ramón Biedma que publica ahora con nosotros, Autofobia, antología de relatos.

Albahaca Martín  (AM) .- ¿Por qué leer Autofobia. Antología de relatos?
Juan Ramón Biedma (JR).-
Bueno, a veces el más insospechado de los motivos nos lleva a recuperar alguna buena costumbre y leer relatos —no tienen por qué ser necesariamente éstos—, acceder a la vida como en un fogonazo, como en una entrada con salida inmediata por la puerta de atrás, sin duda lo es.

AM.- Me consta que eres un ferviente defensor de la planificación a la hora de escribir, por otro lado los finales de tus relatos/novelas siempre son inesperados y sorpresivos. ¿Estos maravillosos finales son fruto de dicha planificación, dejas siempre todo atado o a veces surgen ideas posteriores que incorporas?
JR.-
Los relatos cortos tienen algo de círculos que se cierran en falso, de ley imposible impuesta a la geometría que hay que aprender a intuir a la hora de imaginarlos; aquí no funciona el simple oficio como en otros trabajos narrativos. Quizás esté ahí el origen de la deficiente tradición cuentística de nuestro país.

En mi caso, afinar esta compleja caligrafía es un proceso previo a la propia escritura que considero indispensable.

AM.- Cítanos cinco elementos que debe llevar toda novela negra
JR.-
Atmósfera.
Delito.
Denuncia.
Estilización.
Indagación.
(Por orden alfabético)

AM.- Por otra parte ¿Qué pecados comete un mal escritor de novela negra?
JR.-
Escribir sus obras, enviarlas a editoriales y esperar plácidamente a que las leyes de este mundo absurdo terminen llevando su morralla impresa a los estantes de las librerías.

AM.– ¿Es diferente la novela negra española que la que se escribe en el extranjero?
JR.-
En España hemos tenido un autor, Manuel Vázquez Montalbán, con la extrema sagacidad de extraer el viejo estereotipo de la chatarrería cultural y adaptarlo a la sensibilidad del final y principio de siglo.

Su trabajo tiene una influencia no cuestionada en otros autores de otras nacionalidades pero de ahí a atribuirnos a los autores españoles, como grupo, una singularidad estilística hay una distancia que no quiero recorrer, a no ser que me preguntes por mi propia obra

AM.– ¿Qué autores tienes como referentes?
JR.-
Antonio Buero Vallejo
Arthur Machen
Ernesto Sábato
Graham Greene
Sam Shepard
(Por orden alfabético)

AM.- Tus novelas y relatos siempre nos muestran lo más oscuro del ser humano, Autofobia. Antología de relatos es un claro ejemplo de ello, pero me gustaría saber si Juan Ramón tiene alguna línea roja que no quiere sobrepasar.
JR.-
El único límite que yo no atravesaría —y que espero reconocer— es el del desconocimiento o la impericia a la hora de tratar cualquier tema, acción o escenario. Para lo demás, tengo un estómago resistente.

AM.- Por último, si tuvieras que salvar del fuego los libros de novela negra de un solo escritor ¿los de quien salvarías?
JR.-
Pues como no habría decisión más arbitraria que esa, salvaremos los libros de un amigo; en este caso Guillermo Orsi, al que, por cierto, sobran méritos para huir de la quema.

Gracias Juan Ramón por darnos la oportunidad de conocerte mejor y sobre todo por formar parte del Grupo Tierra Trivium.

 

JFC, JUSTICIA REPARADORA

#JUSTICIAREPARADORA

SINOPSIS

«Al que me joda con algún caso antes de jubilarme, lo jodo vivo». Esta recomendación, o más bien amenaza, del comisario jefe José Castillejo, tenía a todos los agentes de la comisaría del Distrito Sur haciendo como que hacían, pero sin involucrarse en nada, cuando les llegó la notificación de un hecho violento, con resultado de muerte, ocurrido en una vivienda cercana a las dependencias policiales.

Con el enrarecido ambiente que había en la comisaría, nadie se quería hacer cargo del caso. El «marrón» le tocó al último agente que había llegado al Distrito Sur, el subinspector Alonso. Este, siguiendo su instinto policial, y en contra de las encolerizadas recomendaciones de su jefe, se puso a investigar el supuesto crimen, que en mala hora le había tocado, con toda minuciosidad, sin importarle si esto le podía llevar a un enfrentamiento directo con el comisario. Todo parecía estar encaminado y a punto de resolverse, hasta que, para su sorpresa, se tuvo que enfrentar al más extraño e increíble final de todos los que había tenido que resolver en su muy dilatada carrera policial.

Si el resultado último de la investigación sorprendió, hasta límites insospechados, al propio subinspector Alonso, mucho más sorprenderá el final de esta historia a cualquier lector que guste de la novela negra.

 

Ejecutivo, dentro del mundo financiero, ha sido capaz de compaginar los números con las palabras, hasta convertirse en un autor literario de largo recorrido.

Como novelista se estrenó con: El Triángulo (2011).  Su segunda novela: La Ciudad Negra (2014) fue reconocida como una de las más controvertidas y críticas del año. En un experimento literario personal tiene publicada, bajo seudónimo, la tercera de sus novelas: Los Secretos de un diario… (2018). Entre novela y novela, publica el libro de relatos y microrrelatos: El último destino (2017).

Sus cuentos/relatos se pueden leer en diversas antologías: Déjame Salir, relatos de terror. Primaduroverales, cuentos. Novísimos, el País Literario. Pequeños Grandes Cuentos. Y de repente…abrí los ojos.

Premios literarios recibidos: I Concurso Ed. Fussión/ Certamen Gabriel Miró/ Universidad S. Buenaventura (Cali-Colombia)/Mención especial certamen J.L.Borges (Argentina)/ José R. Dumont/Cerdá y Rico/Ars  Creatio/Ateneo de Valencia.

Programa

Bloque 1: Crear historias para jóvenes (febrero)

  1. Los jóvenes, esos grandes desconocidos.
  2. Objetivo crear historias que gusten a los jóvenes.
  3. Elementos básicos de una historia.
  4. La historia y el argumento.
  5. El diálogo.
  6. Los géneros: El cuento y la novela.
  7. El teatro y la poesía.
  8. El cómic y la novela gráfica.

Bloque 2: Elementos básicos de la literatura juvenil (marzo)

  1. Claves para escribir un libro para jóvenes.
  2. Cómo conectar con los jóvenes.
  3. Temas habituales en la literatura juvenil.
  4. Crear personajes para libros juveniles.
  5. Pensar argumentos para libros juveniles.
  6. Pasos básicos para la construcción de relatos para jóvenes.
  7. Límites de la literatura juvenil.
  8. Nuevos géneros que triunfan en la literatura juvenil.

Bloque 3: Panorama de la literatura juvenil actual

  1. La literatura juvenil como puente a la adulta.
  2. Panorama actual de la literatura juvenil.
  3. Cómo animar a los jóvenes a leer a los clásicos.
  4. Las editoriales especializadas.
  5. Los premios literarios.
  6. Internet y la LIJ: webs, redes sociales y youtubers.
  7. La crítica literaria en la literatura juvenil.
  8. Consejos prácticos si quieres escribir literatura juvenil.
Publicado el 2 comentarios

Entrevista a Juan Manuel Sánchez Moreno

Juan Manuel Sánchez Moreno visita La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Sé que esta semana tocaría Relato Caleidoscópico con Ana Boyero, pero como nuestro invitado de hoy en La Buhardilla de Tierra Trivium presenta su novela Luces que parpadean el próximo miércoles 21 de noviembre en la Biblioteca Eugenio Trías acompañando a Paz Mancebo con su novela Las siete caras del Destripador o la venganza de Oscar Wilde, esta semana tendremos entrevista y la próxima volverá El Relato Caleidoscópico. Así que pasaremos del humor oscuro de Juanjo Ramírez Mascaró al humor luminoso y descacharrante de Juan Manuel Sánchez Moreno (Madrid, 1969), de la mano de Nikola Smiljan, de Guido Mandelbrot (protagonistas de Luces que parpadean) y de Washington Jaramillo.

Podéis seguir las desventuras de Washington Jaramillo en su blog Letras sin papeles (Cortoletrajes) y en sus otras redes sociales: Twitter @JMSnchez3 y Facebook (JM Sánchez). También podéis ver el booktrailer de Luces que parpadean.

Cartel presentación Luces que parpadean (Tierra Trivium)

Ignacio J. Dufour García: Muchas gracias JM por visitar esta buhardilla, tan oportuna para hablar de las vivencias de Smiljan y Mandelbrot en el París de finales del siglo XIX. ¿Cómo llegaron estos amigos tan opuestos a tu novela?

Juan Manuel Sánchez Moreno: Veo que es una buhardilla muy acogedora. Ambos personajes llegaron a la novela por la admiración que, por separado y por diversos motivos, les tengo. Mandelbrot se parece mucho a Maupassant, sobre el que hice mi tesis Las mujeres de Maupassant (2007), y Smiljan tiene mucho en común con Nikola Tesla, un científico sin par cuya vida me entusiasmó. Que estén los dos juntos en la novela es pura casualidad, fue saliendo y ya está. En cierto modo representan el humanismo que defiendo en el que no se diferencia entre letras y ciencias.

IJDG: Uno mientras lee Luces que parpadean siente que está paseando por ese París de finales de siglo, ¿cómo fue la documentación para lograr captar esa esencia?

JMSM: Como filólogo, francoparlante y francófilo residente muchos años en Francia, la documentación la tenía al alcance de la mano, especialmente la de Mandelbrot. Sobre Tesla hube de informarme de manera más autónoma, evitando los pormenores técnicos de la corriente eléctrica, que desconozco salvo a nivel de usuario.

JM Sanchéz firmando ejemplares de El Corrido de Washington Jaramillo en la Feria del Libro de Madrid [Fotografía cedida a Tierra Trivium por el autor]IJDG: Según va a avanzando la novela uno le va cogiendo más cariño a Mandelbrot, ¿esta evolución del personaje era algo previsto al iniciar la escritura de la novela?

JMSM: Me gusta pensar que sí, pero al escribir uno va aceptando lo que le viene. Imagino que inconscientemente el autor prescinde de lo más escabroso del personaje para que el lector sea indulgente con los terribles actos que comete. De ese modo, se pide la clemencia mediante el lado más cómico humor negro y mediante el lado heroico, ya que él también es vengativo con los verdaderos villanos de la novela.

IJDG: Esta es tu primera novela, ¿cómo ha cambiado tu proceso de escritura con respecto a tus colecciones de relatos?

JMSM: Creo que voy evolucionando en ambos terrenos, aunque no renuncio a varios principios: realismo, impresionismo y personajes canallas absueltos. En la segunda novela también los sigo, y en los demás relatos trato de hacer lo mismo, pero los microrrelatos a veces se pliegan a pautas o al límite de palabras. De ahí salió el intrépido Washington Jaramillo.

IJDG: Y cambiando de obra para que la gente pueda disfrutar de las aventuras de estos dos protagonistas de la mejor forma posible, que es sin esperarse que va a pasar en la siguiente página ni a que ilustres escritores van a conocer, cuéntanos como surge el personaje de Washington Jaramillo que dio lugar a tu primera recopilación de relatos bajo el título de El corrido de Washington Jaramillo.

JMSM: El honesto bribón Jaramillo nace de un relato seleccionado en Relatos en Cadena, el programa de la SER en el que quedó finalista semanal, y de ahí salió también el despegue de mi blog y de mi obra. Mitad personaje de Gabo y mitad personaje de Netflix, Jaramillo corresponde con el modelo de canalla adorable que me gusta para mis relatos.

IJDG: De este personaje me encanta su atrevimiento y cierta coplilla que le canta a un poderoso, ¿cuánto hay de ti en Jaramillo?

JMSM: Mucho en las ideas, pero poco en los actos. Me gusta protestar de modo más civilizado, tal vez porque soy menos arrojado que el intrépido cantante de boleros.

IJDG: Frente a la luminosidad de Luces que parpadean en tu siguiente novela Herederos y conquistadores vemos un tono más sombrío y a la vez más serio, ¿es algo buscado?

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium JMSM: Quizás sea una evolución, pero no lo sé, porque en realidad la escribí antes. El caso es que, dado el asunto que trataba, era conveniente cambiar el tono. El enfrentamiento previsible entre un psicópata y un narcisista no se presta a tanta situación delirante.

IJDG: ¿Cómo surge la historia de Herederos y conquistadores?

JMSM: Tras la tesis, que tenía un alto contenido de análisis psicocrítico, me aficioné a la lectura de Freud, pero también a otros libros de neurociencia, de modo que decidí plantear un relato usando perfiles psicopatológicos que pudieran dar un conflicto interesante, aunque sin acabar en la novela negra ni en la persecución policial. Como siempre, la ficción me superó y me plegué a sus caprichos.

IJDG: Cambiando ligeramente de ámbito además de escribir organizas un certamen de microrrelato en colaboración YK Accesorios que este año ha celebrado su cuarta edición, ¿qué te llevó a crear un certamen literario?

JMSM: En realidad siempre quise hacer una cosa así, pero no encontraba un pretexto más fuerte. Un día, hablando de promover actos culturales en Malasaña, salió la idea con la propietaria de la tienda, y allí que nos lanzamos.

IJDG: Supongo que ya estarás preparando la siguiente edición, ¿qué parte es la más gratificante?

JMSM: Este año, el quinto, nos encontramos con que la tienda regresó a Castellón, su ciudad de origen, de modo que lo haremos de la misma manera pero buscando otro local que nos acoja. Pero el sello de YK permanece.

IJDG: Y ya para ir terminando esta entretenida entrevista, ¿cuáles son tus referentes literarios o tus autores favoritos?

JMSM: Aquellos que tengan realismo, humor delirante y canalla, mala leche y estilo vivo me gustan: Maupassant, Marías, Mendoza, Marsé, Nothomb,…

IJDG: ¿Nos puedes hablar de cómo empezaste a escribir? De qué te hizo ser escritor.

Imagen cedida por Juan Manuel Sánchez Moreno a Tierra Trivium

JMSM: Escritor me hizo el hecho de escribir mucho, leer mucho, traducir mucho, enseñar mucho. Pero sobre todo escuchar mucho para inventar historias cruzadas a partir de anécdotas sencillas. Todo eso en un blog, que fue mi maestro, me dio un estilo. Ah, y encontrar una editorial que me publicara.

IJDG: Novela, cuento, relato corto… ¿Tienes algún genero preferido? ¿Alguno en el que te sientas más a gusto?

JMSM: La novela es mi terreno, aunque me exige un tiempo del que no dispongo últimamente. El relato corto, de entre 50 y 200 palabras me adiestra mucho y tiene un formato muy adaptado a las redes sociales. El cuento me gusta para leer, y Maupassant es un maestro.

IJDG: Para terminar esta agradable charla, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

JMSM: Además de seguir publicando mis micros en el blog y en otras antologías en papel, me gustaría volver a la novela con Jaramillo, ya a gran escala, en un engorro de aventura descabellada. Tengo el plan y muchas ideas, pero debo centrarme y tener continuidad.

Muchas gracias JM por este maravillo encuentro, y con ganas de que te tengamos de nuevo por La Buhardilla,  para seguir hablando de tus divertidos personajes y de los lios en los que se meten. Mientras tanto nos vemos el próximo miercoles 21 en la biblioteca Eugenio Trias.

Publicado el 1 comentario

El Relato Caleidoscópico de Miguel Rodríguez

Décimo Relato Caleidoscópico de Tierra Trivium

Terminamos el año con El Relato Caleidoscópico de Miguel Rodríguez.

Os recuerdo que el hashtag para comentar en twitter es #RCaleidoscópico10 y que también podéis hacerlo en el Facebook del Grupo Tierra Trivium, así como en los comentarios de esta entrada.

Y como ya es tradición en esta sección, os dejo los enlaces a las anteriores entradas del relato caleidoscópico seguidos del texto de Miguel Rodríguez.

Día 1 (Ignacio J. Dufour García)

Día 2 (Marta Sánchez Mora)

Día 3 (Rosario Curiel)

Día 4 (Dolores Ordóñez Pérez)

Día 5 (José Jesús García Rueda)

Día 6 (Ana Vigo)

Día 7 (Ana Boyero)
 

Intentó aferrarse a cualquier cosa para frenar su caída, pero sus manos sólo hallaron lo que ya estaba en ellas. El papel azotado por el viento, vibrando como ala de insecto. Cuatro únicas palabras en su superficie: EL ORDENADOR EN SUEÑOS.

El suelo se acercaba. La colisión era inminente. Elíseo no tenía tiempo de pensar, y no lo hizo.

Se limitó a rasgar el folio en dos…

… y al hacerlo, rasgó en dos el mundo entero.

Se rasgó el asfalto de esa calzada con la que estaba a punto de impactar, generando una grieta. Se rasgó en dos cada edificio, cada coche, cada tanque de zinc, cada sombra, puede que cada átomo.

Y sintió cómo él mismo, desde sus profundidades más recónditas, también se desgarraba.

Media décima de segundo más tarde (también las décimas se habían fragmentado) Elíseo notó cómo una mitad del mundo se alejaba de su otra mitad. Noto cómo una parte de él mismo se distanciaba del resto de su ser, ensanchando la grieta.

La mitad femenina de Elíseo vio a su mitad masculina perderse en la distancia. En su mano, el trozo de papel rasgado en dos, luciendo dos únicas palabras: EL ORDENA.
 
Día 9 (Laura Orens)

Su memoria borrada —por aquellos que se definían en plural— también se partió en dos. Así, un fragmento descompuesto de sus recuerdos perdidos, se dibujó de nuevo y prendió en su mente. Apenas una chispa. Un fogonazo de aquello que estuvo enterrado. Quizás fuera el momento de despertar. Sí. Muy en el fondo sabía que aquello no era una vida, no al menos la que rozó antes del olvido. Supo que le extirparon el dolor, el sufrimiento que Elíseo creyó insoportable, pero no se lo arrancaron todo. Quienes se definían en plural también podían equivocarse. Quedó el germen, que no era más que su voz luchando por sobrevivir. ¿Qué fue aquello tan insoportable de lo que quiso liberarse? Lo que deshumanizó a tantos otros convirtiéndolos en autómatas de lo global, de miradas ajenas. Elíseo lo supo. El orden. El orden siempre fue su talón de Aquiles, pensó. Contra el caos, contra las emociones, contra aquella mujer que se llevó parte de él. Pero ésa, no fue su batalla, sino la de su padre. Quien se arrancó la pérdida, e hizo lo mismo con tantos otros, que, de no recordar, acabarían estampados contra el asfalto.

 
Día 10 (Miguel Rodríguez)

Sin saber cómo ni por qué, el escenario cambió radicalmente. Sus ojos abiertos se encontraron con una luz blanca cegadora que le obligó a cerrarlos para que sus retinas no se vieran quemadas para siempre. No era el sol ni ningún otro astro, pues su luz no calentaba. Se concentró en su respiración. Notaba algunas gotas de sudor resbalando por su pecho. Algún tipo de tela le cubría desde el estómago a los pies. Estaba tumbado. De repente, todo volvía a ser muy humano. Intentó recordar la tarde anterior. Nada.

Un silbido. Otra vez. No, era un pitido. Intermitente. Elíseo entreabrió los ojos con cuidado. La luz permanecía, pero un poco menos dañina. Intentó mover la cabeza. Notó su cuello muy rígido. Le costaba, aunque no notaba dolor. Consiguió girarla lo justo para percibir que en aquella sala apenas había negrura, aparentemente la nada. Pero sí notó una luz azulada a su costado. La luz de una pantalla.

Proyecto El Ordenador en Sueños. Software preparado. Si desea continuar, ejecute la orden pulsando la tecla INTRO. Si no, presione la tecla CANCELAR.

Elíseo quiso incorporarse. No pudo. Algo retenía su cuello contra la camilla.


La semana que viene vuelve La Buhardilla de Tierra Trivium con la segunda parte de la entrevista de Africa Ruh para charlar de literatura y de su prolífica carrera literaria. Y en dos semanas Lara Fernández seguirá con el Relato Caleidoscópico.

Publicado el 7 comentarios

El Relato Caleidoscópico de Juanjo Ramírez Mascaró

Octavo Relato Caleidoscópico de Tierra Trivium

Después de conocer a Juanjo Ramírez Mascaró para la entrevista en dos partes (I y II) no me pude resistir a proponerle participar en este juego, que es El Relato Caleidoscópico, y para mi sorpresa aceptó gustoso; así que otro sábado más contamos con su presencia.

Antes de dejar al pobre Elíseo en sus manos, os recuerdo que podéis comentar la historia e ir proponiendo posibles títulos en el Facebook del Grupo Tierra Trivium, en los comentarios de esta entrada o en twitter con el hashtag #RCaleidoscópico8.

Como ya es tradición, os dejo los enlaces a las anteriores entradas del relato caleidoscópico seguidos de la continuación del relato por Juanjo Ramírez Mascaró.

Día 1 (Ignacio J. Dufour García)

Día 2 (Marta Sánchez Mora)

Día 3 (Rosario Curiel)

Día 4 (Dolores Ordóñez Pérez)

Día 5 (José Jesús García Rueda)

Día 6 (Ana Vigo)

En el instante en el que Elíseo leyó aquellas palabras, el suelo empezó a temblar, y con él todo a su alrededor. Asustado, quiso huir de nuevo. Con la sacudida, las estanterías habían caído y bloqueado la puerta. Solo le quedaba la ventana como alternativa para salvarse. Era arriesgado, pero más lo era permanecer allí.

Se encaramó al alféizar con el corazón al galope. Era una altura considerable, pero podía hacerlo. Quería vivir, y descubrir el sentido de nuestra revelación, sobre la que apenas había podido reflexionar. Necesitaba entender lo que sucedía, por qué de repente su mundo se había vuelto tan extraño, y sobre todo, recuperar en su memoria los hechos de la tarde anterior.

Respiró hondo un par de veces, y cuando la propia pared a la que se aferraba comenzaba a resquebrajarse, se dio impulso y saltó al vacío.

Día 7 (Ana Boyero)

Elíseo no se estampó contra el suelo. Con los ojos cerrados, escuchó una voz femenina.

—Tranquilo, cariño.

Elíseo abrió los ojos y se encontró suspendido en el aire, en una especie de gravedad cero sobre la que flotaba ligero. Movió las piernas y dio una brazada que hizo que, en las calles, el reguero de ciudadanos y robots se acelerase.

—Debes encontrar a tu hermana. No nos queda mucho tiempo.

Pero Elíseo estaba demasiado fascinado con su repentina capacidad de volar y no hizo preguntas; ser hijo único tampoco ayudó a que se interesase por la orden. Siguió nadando sobre la ciudad, fantaseando con la posibilidad de cruzar la frontera y, por qué no, ver por fin el mar. Pasados diez minutos, distinguió los famosos tanques de zinc de la Fábrica Nacional de Petróleo. En su interior se cocía una pasta oscura y densa sobre la que creyó ver un par de piernas desnudas de mujer que fueron engullidas entre burbujas pastosas. En ese momento, el volumen del altavoz interno de su cabeza se multiplicó por cinco y un coro de treinta voces gritó al unísono:

— Elíseo, no nos jodas.

Y Elíseo comenzó a caer, a plomo.

Imagen cedida por Ignacio J. Dufour García a Tierra Trivium
Día 8 (Juanjo Ramírez Mascaró)

Intentó aferrarse a cualquier cosa para frenar su caída, pero sus manos sólo hallaron lo que ya estaba en ellas. El papel azotado por el viento, vibrando como ala de insecto. Cuatro únicas palabras en su superficie: EL ORDENADOR EN SUEÑOS.

El suelo se acercaba. La colisión era inminente. Elíseo no tenía tiempo de pensar, y no lo hizo.

Se limitó a rasgar el folio en dos…

… y al hacerlo, rasgó en dos el mundo entero.

Se rasgó el asfalto de esa calzada con la que estaba a punto de impactar, generando una grieta. Se rasgó en dos cada edificio, cada coche, cada tanque de zinc, cada sombra, puede que cada átomo.

Y sintió cómo él mismo, desde sus profundidades más recónditas, también se desgarraba.

Media décima de segundo más tarde (también las décimas se habían fragmentado) Elíseo notó cómo una mitad del mundo se alejaba de su otra mitad. Noto cómo una parte de él mismo se distanciaba del resto de su ser, ensanchando la grieta.

La mitad femenina de Elíseo vio a su mitad masculina perderse en la distancia. En su mano, el trozo de papel rasgado en dos, luciendo dos únicas palabras: EL ORDENA.

La semana que viene no nos vamos de puente. Estibaliz Burgaleta visitará La Buhardilla de Tierra Trivium para hablarnos de su novela Loser, que por estos azares del destino presentó junto a Juanjo Ramírez Mascaró. Y así le damos tiempo a Laura Orens a recomponer a Elíseo después de pasar por las manos de Juanjo.