Rosa sobre blanco: La tarde del incendio

Hoy le toca el turno a Rosa García-Gasco para despedirse de esta sección que tanto nos ha hecho reflexionar y para no ser diferente nos trae un precioso poema cargado de imágenes. Ha sido un placer compartir estas paginas con los poemas de Rosa y sin más preámbulos os dejo en las manos de Rosa García-Gasco y su poema La tarde del incendio.

Una imagen de la lava solidificándose, apreciándose las líneas aun fluidas entre las placas solidas. https://i1.wp.com/cdn.pixabay.com/photo/2015/03/03/01/51/lava-656827_1280.jpg?resize=551%2C325&ssl=1

https://pixabay.com/es/users/arcturian-551946/

La tarde del incendio

Hay puñados de sal,
punzadas de tiempo perforando músculos y pieles, 
y un aullido de cristal anegado en luz naranja. 
Sangre del sol tendida como un toldo
encima de las voces que se adueñan 
del aire ajeno, y un retrato 
que tememos desvelar, y muchos versos 
desalojados de los rayos de penumbra.

Hay mudanzas como agujas, 
un ferragosto que desfila el horizonte 
zigzagueante de hastanuncas tortuosos, 
guardianes viscosos de las carreteras, 
animales muertos, ira, desencanto, 
fantasmas en pijama en los arcenes.

Una campana que anuncia desiertos 
que no esperarán que vuelvas del naufragio, 
pero te contempla hecha pedazos, 
mientras vas diciendo adiós a cámara muy lenta,
lentísima, 
igual que en una explosión peliculera. 
 
Y, mientras vas diciendo adiós a cámara muy lenta, 
se te quemó más de un millón de hectáreas 
de oxígeno y de vida. 

Por Rosa García-Gasco

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: