Poesía sin títulos: Cuando la noche

Debido a una incidencia informática hemos tenido que posponer hasta hoy la publicación de la entrada semanal de Alberto Morate. Que esta vez nos trae un poema nocturno, así acompañemos a Alberto Morate en este paseo que es Cuando la noche.

una foto de la luna en una noche casi despejada

Cuando la noche

Ahora es cuando empieza la noche de verdad,
cuando todo el mundo descansa y se concede una tregua,
cuando alguien se emborracha sin necesidad de beber,
o cuando alguien ama en la distancia,
cuando la luz artificial no sirve de nada porque nada alumbra,
cuando quedan en pie grupos de gente que viven como si fuera de día,
cuando el locutor habla por la radio a un oyente desconocido,
cuando los relojes quieren hacerse oír y no ser sólo vistos,
cuando la ansiedad produce fuego en las entrañas y no se puede hacer nada por evitarlo,
cuando el bebé llora sin saber dónde está,
cuando el estudiante da la primera cabezada,
cuando la policía se pasea por donde menos debe estar,
cuando alguien en sigilo espía a través de las rendijas de la persiana,
cuando alguien se toca en silencio y a pesar de ello no acaba de disfrutar,
cuando los fantasmas empedernidos pretenden organizar un caos sin conseguirlo,
cuando los ojos de las fotos miran,
cuando el tráfico rueda sin conductores de conciencias,
cuando las ratas salen a pasear y no a comer,
cuando los árboles se agrandan y las sombras deambulan solas,
cuando la barba crece,
cuando todo es tan frágil como el cristal,
porque todo se derrumba sin caerse...
Cuando el sol se vuelve a mostrar omnipotente,
dictador, vigilante, autoritario,
la esencia de la noche, discreta, se calla esperando una nueva oportunidad.

Por Alberto Morate

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: