fbpx
Un libro de poemas abierto

Poesía sin títulos: Cada vez que leo a un poeta

Esta semana Alberto Morate nos trae un nuevo poema que nos habla de la literatura y de lo que podemos encontrar en ella. Disfrutar de Cada vez que leo a un poeta.

Cada vez que leo a un poeta

 Cada vez que leo a un poeta
 hago un viaje nuevo. 
 Me hace llegar a la lluvia de sus lágrimas, 
 a la estación de sus sentimientos. 
 Abro sus ventanas y veo su pasado,
 sus árboles, sus edificios poéticos. 
 También visito sus cementerios,
 los hospitales, el puerto, 
 el callejón sin salida, 
 los hoteles donde se hospedó como huyendo. 
 Por supuesto, me impregno de sus librerías, 
 de sus museos, 
 del parque donde se dio el primer beso.
 Me cuelo en sus patios,
 en sus tejados siento vértigo, 
 y paseo,
 paseo mucho
 por sus palabras, por sus versos, 
 puedo apreciar sus balcones abiertos, 
 y, muchas veces, me da la tentación 
 de robar sus recuerdos.  
 Pero, al final, sólo me refugio en sus sueños. 
 Es demasiado el respeto que siento. 
 Cuando leo a un poeta
 quiero que me enseñe su ciudad,
 en la que en ese momento 
 me encuentro.  

Por Alberto Morate

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: