Una llave atada con una cuerda. https://pixabay.com/es/photos/mover-clave-apartamento-nuevo-2481718/

Rosa sobre blanco: Ya no es nuestra casa

Un nuevo miércoles nos acompaña Rosa García-Gasco con un nuevo poema cargado de nostalgia. Os animo a disfrutar de Ya no es nuestra casa de Rosa García-Gasco.

Ya no es nuestra casa

 No es mío ya este suelo,
 esto que agujereo (o vivo) ahora,
 este temblor de grietas prodigiosas.  
 Estas aristas no se sienten nuestras  
 —nunca lo fueron, ni los arcos tensos,
 ni las tarántulas que prenden las pestañas.  
 Más bien nos han vivido los insomnios,
 los espectros que pisan estos muros,
 los desniveles, la escalera sucia,
 los canelones que recalentaste un día.
 Duele como alfileres en las uñas
 esta distancia artificial, marcharnos
 y no marcharnos, tanta prosa tonta,  
 pagar facturas, embalar los chismes.
 Empaquetar el sol, que ya no avanza
 si no tiras del horizonte perforado. 
 Esto fui yo.  
 Esto era nuestra casa.  
 Un decorado de acuarela
 derrumbado al alba en los aullidos.  

Por Rosa García-Gasco

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: