fbpx

Rosa sobre blanco: Silba la culpa dormida

Esta semana Rosa García-Gasco nos trae un nuevo poema nocturno con el que olvidar por un momento todos los males que nos rodean. Disfrutar de Silba la culpa dormida.

Silba la culpa dormida

Cubre tu cama de palmas,
guarda en cubierta tu vientre
-fuera, llueven caracoles.
Se ha levantado una brisa
de espinas adoseladas.
Las sirenas han huido.
Brilla la luna desnuda.
Lúbrico el caballo pone
chorreando la marea
de espumas de verso blanco.
En tus oídos
silba la culpa dormida.
Tú, mientras puedes, te meces
en tu cuna de horizontes,
que no habrá luz que te dañe
si no despiertas.

Por Rosa García-Gasco

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: