Description English: One of the first images taken by humans of the whole Earth. Photographed by the crew of Apollo 8 (probably by Bill Anders) the photo shows the Earth at a distance of about 30,000 km. South is at the top, with South America visible at the covering the top half center, with Africa entering into shadow. North America is in the bottom right. Date December 1968 Source http://history.nasa.gov/ap08fj/photos/a/as08-16-2593.jpg http://history.nasa.gov/ap08fj/photos/a/as08-16-2593hr.jpg (Higher resolution 411 kB) Author U.S. govt.

El Relato Caleidoscópico de Quela Font

Ya estamos de vuelta con una nueva entrega del Relato Caleidoscópico, esta vez de la mano de Quela Font. Esta vez no os adelanto nada de su fragmento. Para no olvidar las buenas constumbres el hashtag de esta semana será #RCaleidoscópico37 que podéis usar tanto en el Facebook como en el Twitter del Grupo Tierra Trivium (@TierraTrivium). Y para abrir boca os dejo con las entradas anteriores de la historia.

Primer Intermedio (Ignacio J. Dufour García)

Día 22 (Salvador Ramírez)

Día 23 (Eva Palomares)

Día 24 (Joan Roure)

Día 25 (Haizea M. Zubieta)

Día 26 (Adolfo Pascual Mendoza)

Día 27 (Rosa María Mateos)

Día 28 (Luisa Gil)

Día 29 (Josep Salvia Vidal)

Día 30 (Ana Ortega Gil)

Día 31 (Rubén Almarza)

Día 32 (Cix Valak)

Día 33 (Inés Moreno)

Día 34 (Virginia González Ventosa)

Día 35 (Rosa García-Gasco)

Pero persistió. Si tenía que desaparecer, arrastrado por el flujo inevitable de la destrucción, desaparecería escribiendo. El nombre de Hipatia, su identidad construida a fuerza de inventarla, toda ella, ficticia, sería un receptáculo, un vehículo que le permitiría atravesar a salvo el vacío. Si no se soltaba, si permanecía escribiendo por toda la eternidad, sobreviviría y encontraría en el fin un nuevo principio.

El mundo giró cada vez más rápido, en un vórtice entrópico que le pasó inadvertido a Elíseo, en la piel de la filósofa egipcia. La gravedad se hizo tan pesada que todo lo que había alrededor —la ventana desde la que era observado, las dos científicas, el mundo exterior—, todo, menos sus herramientas de escritura, se licuó, se disgregó, se redujo a un millón de partículas que, en su agitación infinitesimal, volvieron a juntarse.

Y de nuevo líquido, sólido, carne, materia. Licuefacción, disgregación, agitación infinita. Líquido, sólido, carne…

Hasta un millón, un trillón de veces más.

Y, mientras Elíseo-Hipatia, transfigurado en otro tiempo, tan inventado como real, miraba al cielo atónito. ¡La armonía de las esferas!

Era el momento de irse. Soltó, agotado, el bolígrafo. Y sintió cómo él mismo empezaba a derretirse sobre el suelo…

Día 36 (Resu Velasco González)

Era el estado perfecto, quedar diluido en la nada, dejarse ir lentamente, dejar de sentir y lenta, muy lentamente fue recuperando la consciencia… ¿era posible?

El golpe seco en la boca del estómago no le dejó lugar a dudas: tumbada como estaba en el suelo, se dobló aún más sobre sí misma y se sorprendió del sonido lejano y gutural que surgía de sus propias entrañas.

El conocimiento la abofeteó con igual virulencia: había soñado con otros mundos, fue replicante, voló y hasta tuvo el mundo en sus manos y lo reescribió mejor, más justo, más igualitario, un mundo libre y más humano, en el sentido en que ella entendía la humanidad.

La realidad se impuso en forma de costillas rotas, ese ojo imposible de abrir, el roce de sus dedos en contacto con su labio partido… no podía sentir el resto de su cuerpo pero no porque se hubiera licuado. Merche, Merceditas para mamá. Mamá, ¿Dónde estás? No quiero que se acerque, no quiero oír sus pasos, si apretó fuerte los ojos seguro que desaparece…

El silencio se rompió de golpe y estalló en mil aplausos y comenzaron a oírse voces dispares que gritaban entusiasmadas: Resistiré, para seguir viviendo…

Description 	 English: One of the first images taken by humans of the whole Earth. Photographed by the crew of Apollo 8 (probably by Bill Anders) the photo shows the Earth at a distance of about 30,000 km. South is at the top, with South America visible at the covering the top half center, with Africa entering into shadow. North America is in the bottom right. Date 	December 1968 Source 	  http://history.nasa.gov/ap08fj/photos/a/as08-16-2593.jpg http://history.nasa.gov/ap08fj/photos/a/as08-16-2593hr.jpg (Higher resolution 411 kB) Author 	U.S. govt.

Día 37 (Quela Font)

Eran los ecos del mundo que quedaba atrás. En su mente confluía todo a modo de un universo en el que no rigen las normas elementales de la física. Por un momento pensó que había enloquecido. Toda la humanidad presente y futura de esa línea temporal gritaba, lloraba, reía a un tiempo. Estaban atrapados, sin saberlo, en un agujero de gusano sin solución de continuidad. Abocados a repetir una y otra vez los mismos errores. Como consecuencia, el ambiente se había degradado tanto que la interacción entre humanos se producía de forma antinatural, pues cualquier contacto de su piel con la atmósfera hacía que enfermasen. La avaricia llevó a un punto de no retorno al planeta, que finalmente se revolvió como fiera atrapada. Infecciones y pandemias diezmaron la población humana, pero ya era demasiado tarde. Herida de muerte, la fiera exhausta apostó por morir matando.

Todo esto era lo que, el nuevo ser en el que se había convertido Elíseo tras su inaudita conexión con Hipatia, había comprehendido: todo el conocimiento habido y por haber; había asimilado todo el sufrimiento, los sueños y el afán de poseer, de dominar al otro. Y como consecuencia, lo que había sido Elíseo quedó atrás, junto a Hipatia, quien tras ejercer de médium, de transmisor de todo aquel conocimiento, se desvaneció. Y junto a lo que habían sido desaparecieron el miedo y la incertidumbre, pero también la ilusión y la ambición. ¿Qué fue del amor, de la compasión, de la empatía? Sabio es aquel que ni siente ni padece. Ataraxia. El dolor que había sentido hacía unos pocos instantes era el recuerdo de que su misión era volver a empezar. Hacer realidad ese imaginario creado entre Elíseo e Hipatia.

La eternidad puede ser muy aburrida, se dijo.

¿Por dónde empezar?


Y tras esta nueva vuelta del caleidoscopio por parte de Quela Font os dejamos responder a la pregunta hasta la siguiente entrega del Relato Caleidoscópico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: