una rosa roja

Los cuentos del bardo: Y entonces seremos eternos

Como ya se acerca el día del libro nuestro bardo nos trae una historia de dragones, caballeros, doncellas y rosas. Y para entretener este miércoles de cuarentena os dejo con este nuevo cuento de Josep Salvia Vidal.

Y ENTONCES SEREMOS ETERNOS

Ahora duermes, descansas. El día ha sido intenso, lleno de emociones y estás agotada. He matado al dragón que te tenía prisionera y tanto te asustaba. Le he clavado mi espada en el pecho en un ataque violento que la bestia salvaje no ha podido esquivar, al mismo tiempo que lanzaba un grito horripilante, similar un aullido, que ha resonado por todo el valle. Después ha caído muerto sobre el suelo. De su sangre derramada y caliente ha nacido una rosa que yo he cortado para regalarte, una rosa roja, preciosa y brillante. No te he dicho mi nombre pero soy el caballero que esperabas, tu caballero de refulgente armadura.

Yo no duermo, no puedo aún. La luz blanquecina que entra colándose sin permiso por la ventana parece de marfil. El cielo oscuro está plagado de estrellas que brillan como luciérnagas volando muy alto. Me has invitado a tu castillo, a tu casa, como muestra de agradecimiento por haberte salvado y me has ofrecido compartir tu cama después de una opípara cena. Ahora tu cuerpo desnudo es un paraíso yacente, tus cabellos son hilos de oro sobre la almohada, tu respiración acompasada por el sueño amable es un hermoso murmullo parecido al que provocan las olas del mar. Yo soy un cuerpo desnudo y dolorido por culpa de la lucha feroz con el dragón. Si fuese trovador, aprovecharía el silencio de la noche para componer una canción que cantarte al alba, pero soy hombre de guerra y no de letras. La rosa que te he regalado está en el suelo, sobre las piezas metálicas de mi armadura, al lado de la tela de tu vestido, justo delante de la cama con dosel de tu alcoba. Todo está en calma, quieto, el mundo entero duerme igual que tú.

Ahora sí me vence a mí también el sueño, los ojos se me cierran porque me pesan los párpados igual que dos rocas inmensas. Me tumbo a tu lado y me abandono, me entrego al descanso. Somos dos plumas ligeras impulsadas por el polvo de las estrellas, dos seres diminutos que viajan por el mundo inconsciente y caprichoso de los sueños dentro de un cascarón de nuez. Pronto saldrá el sol y el cielo se llenará con las llamas del amanecer que quemaran la oscuridad de la noche. Antes de dormirme pienso una última cosas: estoy cansado ya de la vida errante, de trotar por los caminos sobre el lomo de mi caballo, de ser un apátrida sin hogar, de no pertenecer a ninguna parte. Quizá haya llegado el momento de establecerse en un lugar, así que mañana te pediré si quieres que me quede contigo para siempre y espero que me digas que sí. La rosa que te he regalado se marchitará sobre las piezas metálicas de mi armadura ya inservible pero nosotros viviremos juntos buscando cada día la felicidad. Y entonces seremos eternos.


Por Josep Salvia Vidal

Los cuentos del bardo, Noticias, , , ,

Written by Ignacio J. Dufour García

Madrid, 1984. Ingeniero Industrial por la Universidad Carlos III de Madrid. En 1998 obtiene un premio especial en el concurso literario de la Asociación Cultural El Molino, de Alpedrete, con el relato «Max y el país del centro de la Tierra». Entre octubre de 2007 y diciembre de 2007, realiza un curso de escritura creativa con Domenico Chiappe en la Universidad Carlos III de Madrid. Entre 2010 y 2013, colabora en la organización de las semanas del Día del Libro de la Universidad Carlos III de Madrid. En 2013 publica varias reseñas en la revista ORSAI. En enero de 2014 colabora en la revista digital i3 de la Universidad Carlos III de Madrid con un artículo sobre su experiencia en los clubes de lectura. En febrero de 2014 participa en la antología El enemigo interior, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «¿Y quien es él?» En abril de 2014 participa en la antología El doctor Trelawney, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «Un día de playa». En 2015 participa en el concurso de relatos Ojos de cuentista azul, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «El despertar». En 2016 participa en las antologías Generación Subway (IV, V, VI y HUB); Refugiados; Ángel de nieve; Ulises en la isla de Wight; Crímenes callejeros; No me silencies, Escúchame; El oasis de los miedos; Personajes de novela; Cuentos de Navidad II y Semillas de Bosque, de la editorial Playa de Ákaba. Además, participa en la revista «Esencias de Ákaba» y en el libro de entrevistas Hablar de libros es bueno, de la editorial Playa de Ákaba. En enero de 2017 es finalista del concurso de microrrelatos #NavidadCaoba, del blog «La Vida de Color Caoba». Durante 2017 es coeditor de la antología Cosas que nos importan, de la editorial Playa de Ákaba, y participa en las antologías de la editorial Playa de Ákaba Generación Subway VII Y VIII; Ulises en el Festival de Cannes; Mujeres sin Edén. Además participa en la antología Microcuentos 451, de Kelonia Editorial. En enero de 2018 recibe el primer premio del concurso de microrrelatos #AñoCaoba, del blog La Vida de Color Caoba. En 2018 ha cursado el taller de escritura creativa impartido por Rafa Caunedo en Grupo Tierra Trivium y el taller Erase una vez... de Nona Escofet. En la actualidad, compagina la escritura de un libro de relatos cortos de ciencia ficción con las entrevistas que publica quicenalmente en la Revista Tierra. Tiene dos novelas, una de aventuras y otra negra, en proceso de reescritura.

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: