Publicado el 1 comentario

Entrevista a nuestro autor Antonio Blázquez-Madrid

thumb_PB170770_1024 (1).jpg

La escritora María Isabel Ruano entrevista a Antonio Blázquez-Madrid, autor salmantino de largo recorrido que recientemente ha publicado con nuestra editorial Tierra Trivium su cuarta novela, bajo el sugerente título de JFC. Justicia Reparadora. 

Como novelista, Antonio Blázquez-Madrid se estrenó con El Triángulo en el año 2011 y su segunda novela, La Ciudad Negra, de 2014, fue reconocida como una de las más controvertidas y críticas del año. En un experimento literario personal tiene publicada, bajo seudónimo, la tercera de sus novelas: Los Secretos de un diario… (2018). Entre novela y novela, publicó el libro de relatos y microrrelatos El último destino (2017). Además, tiene escritos otro buen número de cuentos y relatos, que se pueden leer en diversas antologías, como Déjame Salir, relatos de terror; Primaduroverales, cuentos; Novísimos, el País LiterarioPequeños Grandes CuentosY de repente… abrí los ojos.

Su carrera literaria se encuentra jalonada de diversos premios, como los que ha obtenido en el I Concurso de la Editorial Fussión, en el Certamen Gabriel Miró de la Universidad San Buenaventura de Cali, Colombia, en el Certamen Jorge Luis Borges (Argentina), en el Certamen de Poesía y Relato Corto José Rodríguez Dumont, en el Concurso de Relatos de la Asociación Cultural Ars Creatio y en el Certamen Relato Corto «Club de Lectura Ateneo mercantil de Valencia».

María Isabel Ruano (MIR): Tras el éxito del pasado viernes ocho de marzo en la presentación de tu tercera novela, JFC. Justicia Reparadora, ¿cómo te sientes? ¿Qué sensaciones te apetece transmitirnos?

Antonio Blázquez-Madrid (ABM): La satisfacción del trabajo terminado. Ver que el esfuerzo que supone crear una historia, más el mucho tiempo dedicado a la relectura y correcciones, al final se convierte en una obra con olor a papel impreso y lista para que alguien pueda leerla.

MIR: ¿Por tardes como estas merece la pena el esfuerzo realizado?

ABM: No mido la satisfacción personal por el éxito que se pueda tener en una o en dos o más presentaciones, porque entonces se corre el riesgo de que todo fracase. En este tipo de actos hay muchas circunstancias que no dependen directamente del autor.

MIR: Comenzaste la presentación haciendo referencia al día de la mujer con un pequeño homenaje a las mismas… ¿Qué papel representa la mujer en tu novela?

ABM: En esta última novela las mujeres (en plural) tienen papeles determinantes, y no precisamente porque en la actualidad esto sea lo «políticamente correcto». En mi manera de entender la literatura, cada historia me va dictando los personajes, y ya sean hombre o mujer ocuparán el papel que la propia historia necesite, sin cuotas previas ni obligatorias.

MIR: Alba, editora y presentadora del acto, habló de tu manera de combinar los números y las letras a lo largo de tu vida… ¿Qué camino te ha resultado más difícil?¿Cuál te ha dado más satisfacciones?

ABM: Son dos ámbitos totalmente distintos: el primero me ha garantizado el cocidito diario para mí y mi familia, el segundo me ha dado la posibilidad de llenar mi vida con un complemento intelectual personal muy interesante y, en algunas ocasiones, con algunas alegrías adicionales.

ABM3.jpg

MIR: Desde este punto de vista cómo vives la literatura: ¿Un reto, vocación, complemento, necesidad…?

ABM: Como decía en mi anterior contestación, para mí la literatura es un complemento en mi vida. No me lo tomo como un reto, porque entonces también se puede estar cerca del fracaso, ni como una necesidad, porque las obligaciones impuestas no me gustan. Y las vocaciones las dejo para los curas, monjas y políticos de medio pelo.

MIR: Manifestabas tu preferencia por los relatos cortos o los micro relatos, y sin embargo esta es tu tercera novela conocida… ¿Quieres hablarnos de esa otra experiencia literaria? ¿Reto o desafío?

ABM: Con los cuentos y los micro relatos me introduje en el mundillo de las letras, por lo que a este género literario le tengo un especial cariño, pero eso no implica una preferencia excluyente. Las novelas son una continuidad de todo lo anterior, a las que he dedicado en los últimos años un mayor esfuerzo, sin que en mi actividad literaria me haya olvidado de esa relación especial con el mundo del cuento y del micro relato.

MIR: Hacías referencia a la labor solitaria que requiere la escritura. ¿Es en esos momentos de abstracción y soledad en donde mejor te escuchas a ti mismo?

ABM: A la hora de ponerme a escribir soy anárquico, a veces demasiado anárquico, por lo que difícilmente puedo identificar lugares o tiempos por los que tenga preferencia. Confieso que tengo una gran capacidad de abstracción (no sé si es una virtud o un defecto, pues a veces no hago caso a nada de lo que me rodea), por lo que cualquier momento y lugar me son válidos… o no… depende.

MIR: En la presentación leíste un fragmento de una carta que Kafka, en 1907, le escribe a su amigo Óscar Pollak y en la que muestra su predilección por los libros que «muerden y pinchan… los que nos golpean…». Desde luego tus novelas, con la carga de crítica social que les define, no dejan indiferente al lector. ¿Es ese tu primer objetivo? ¿Crees haberte superado con la trama de esta novela y su enclave policíaco o de novela negra?

ABM: Hay escritores a los que, con todo el derecho del mundo, les gusta escribir historias con finales felices; también los hay que escriben con el único ánimo, por supuesto también muy lícito, de entretener al lector. En mi caso, me gusta introducir en todas mis obras un elemento crítico social que, al final, le lleve al lector a hacerse preguntas. No es un objetivo obsesivo, simplemente una manera de entender la literatura, y en eso Kafka parece que me da la razón.

MIR: ¿Concibes la literatura de otra manera?

ABM: Pues como puedes intuir, mantengo un criterio similar en todas mis obras.

MIR: Alba te preguntó directamente por la poesía tratando de indagar en tu relación con la misma. ¿Cómo contemplas la poesía desde tu perspectiva crítica? ¿Y a los poetas? ¿Qué opinas de los finales felices y de las historias amables con un toque primaveral?

ABM: Partiendo de la base de que soy un inexperto consagrado en lo relativo a la poesía, creo que los poemas se crean desde los sentimientos internos más que desde el exterior de las cosas, por lo que admiro la capacidad que tienen los poetas para crear sus obras desde esa perspectiva más sentimental, más interior. Y respecto a los finales felices y primaverales, se merecen respeto, aunque están alejados de mis historias.

MIR: Te defines a ti mismo como un escritor «brújula» cuyos personajes van creciendo con la trama e incluso te van marcando el desarrollo de la misma. ¿Qué nos puedes ampliar al respecto?

ABM: Dada mi anárquica manera de entender la práctica de la escritura, simplemente me resulta imposible escribir bajo un código cerrado de datos, esquemas y fechas, por lo tanto, solo me  queda dar libertad a los personajes, procurando que no se me escapen de la historia sino que la complementen y la enriquezcan.

ABM 2

MIR: Ante la pregunta de qué te resultaba más difícil en la tarea de escribir un libro, tu respuesta fue contundente: «Negociar con las editoriales». ¿Qué te ha llevado a elegir a la editorial Tierra Trivium por encima de otras muchas por ti conocidas?

ABM: Desgraciadamente las grandes editoriales están más centradas en el negocio empresarial que en las obras literarias, por lo que si no eres un personaje popular o personajillo popularcete no tienes ninguna posibilidad de que te publiquen. Entonces solo queda encontrar a alguna editorial pequeña que no se dedique únicamente a dejarte un par de cajas de tu libro en la puerta de tu casa, sino que intente, al menos, difundir tu obra dentro de unos cauces razonables. Y en ese punto me encontré con las responsables y dirigentes de la editorial Tierra Trivium, llenas de ilusión y con muchas ganas de hacer algo más por la literatura que imprimir libros solamente.

MIR: En segundo lugar mencionabas la ardua tarea de la corrección. Desde mi perspectiva es la fase que más inseguridad causa ya que la duda interviene como un cúter capaz de desvanecer todo el trabajo realizado. ¿Con qué recursos cuentas para enfrentarte a esta labor y cómo saber poner un límite a las correcciones?

ABM: Los recursos son fáciles de enumerar: Trabajo, mucho trabajo; leer y releer una y otra vez sin descanso; no desfallecer en el intento; nunca rendirse a pesar de que llegue un momento que tu propia historia y tus personajes te aburran de tanto conocerlos. Aunque siempre existe otra forma más fácil de afrontar el problema; PAGAR para que otros te hagan ese trabajo. Yo siempre he optado por la primera.

MIR: También mencionaste la necesidad social del «reconocimiento del escritor», la imposibilidad de ganarse la vida por este medio y la triste realidad de que hay más escritores que lectores y sin embargo no renunciamos a esta tarea… ¿Crees que podemos definirla como vocación? ¿Te sientes recompensado por ello?

ABM: La palabra «vocación» no es de la que más me gusta del diccionario, porque se utiliza en exceso para ocultar otros intereses no tan loables. Creo que escribimos simplemente porque nos gusta o porque nos da la real gana hacerlo. Contamos historias que queremos que otros lean, y ya con eso nos tendríamos que dar por recompensados.

MIR: Fue muy visual tu descripción sobre cómo vas construyendo la trama de tus obras como si fueras viendo una película y creciendo con la narración-acción en la que los personajes se mueven con libertad y los espacios se llenan de matices hasta sentirlos como propios o familiares… ¿Cuál será tu siguiente proyecto, la «película- narrativa» con la que nos sorprenderás?

ABM: Ja, ja, ja, ja, películas a mí… El proyecto más inmediato será una historia de un mundo distópico. La distopía como eje central de una realidad social que pronto o tarde llegará.

MIR: Puede que la mayoría de los oyentes no conozcan otras facetas literarias en las que te has embarcado. ¿Te apetece hablar sobre ellas? ¿Quieres añadir algún otro comentario? ¿Algún consejo para los escritores noveles?

ABM: El secreto de un diario… una novela bajo seudónimo que aún no es el momento de descubrir. Y consejos procuro no dar, porque ni siquiera los tengo para mí.

MIR: No quiero finalizar esta entrevista sin realzar que «a pesar de tocarte el micrófono malo» conseguiste llenar la sala, calculé más de noventa personas, en una tarde cargada de manifestaciones con carácter social y reivindicativo, además del orgullo de familiares y amigos y la felicidad manifiesta de Alba y sus compañeros de editorial y la mía propia. Muchas gracias Antonio por la confianza depositada en mí al dejarme leer el borrador de esta novela, por ser un ejemplo para todos nosotros y por abrirnos una puerta hacia la esperanza.

Entrevista realizada por Mª Isabel Ruano Morcuende, a la cual desde el Grupo Tierra Trivium agradecemos su gentileza y la generosidad de compartir esta conversación tan  agradable e interesante con todos nuestros lectores y amigos, a los que recomendamos fervientemente no dejen de leer la excepcional novela FC. Justicia Reparadora, que pueden adquirir a través del enlace https://grupotierratrivium.com/producto/jfc-justicia-reparadora/

 

 

 

 

 

1 comentario en “Entrevista a nuestro autor Antonio Blázquez-Madrid

  1. […] al autor salmantino. Esta misma entrevista se ha publicado en la página web de la editorial Grupo Tierra Trivium, que ha permitido que la tercera novela de Antonio Blázquez vea la […]

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.