Publicado el Deja un comentario

Entrevista a nuestro autor Antonio Florido

antonio florido

Hoy, en nuestro rincón de entrevistas a los autores del Grupo Tierra Trivium, queremos conocer mejor a Antonio Florido, profesor y escritor que actualmente vive en la localidad sevillana de Carmona. Antonio ha publicado un gran número de cuentos y novelas, con los que ha cosechado grandes éxitos, habiendo sido finalista y ganador de varios certámenes literarios.

Albahaca Martín (A.M).– Me gustaría saber por qué decide en un momento dado ponerse a escribir y emprender el camino literario.

Antonio Florido (A.F). Fue en la adolescencia cuando pensé dividir mi vida en dos partes. La primera dedicada en exclusiva a absorber conocimientos intelectuales y experiencias de vida. La segunda a despojarme de ellos para cederlos a los demás, escribiendo. Al cumplir los 45 años lo decidí: había llegado el momento. De ahora en adelante, me dije, sólo llevarás a diario tus lecturas, y también a diario comenzarás a escribir. Eso fue en el 2010. En el 2011 publiqué mi primer libro -de cuentos- y así hasta hoy. Ahora me dedico en exclusiva a reflexionar, observar, analizar la realidad, leer mucho y escribir todos los días. Estoy cumpliendo, por tanto, la planificación que comenzó hace más de treinta años.

A.M.- ¿Cómo es el proceso de creación de una de sus novelas, requiere de mucha documentación, la va escribiendo según van viniendo las ideas o tiene antes de ponerse a escribir la obra ya estructurada?

A.F.- Soy un escritor vertical, que trabaja sobre conceptos. Cuando uno de esos conceptos atrae mi atención me paso mucho tiempo analizándolo, intentando penetrar en su núcleo, buscando todas las respuestas posibles a las eternas y recurrentes preguntas que nos hacemos sobre el mismo. Por tanto, ese es el comienzo. Después trazo el argumento en mi mente; cuando lo tengo claro, lo esbozo a mano en mi cuaderno de trabajo. Y luego me siento ante el ordenador cada mañana. Así voy avanzando. Siempre intento ser yo quien decida lo que va a ocurrir en la historia, pero nunca lo consigo. Llega un momento en el que los protagonistas toman las riendas y la historia ya no es mía; me la arrebataron. De ahí hasta el final son ellos los que deciden lo que va a suceder. Puede parecer algo como de fábula, pero así trabaja mi mente y así compongo mis historias.

perro inmundo.jpg

A.M.- Ciñéndonos ya a Perro inmundo, la obra que ha publicado con nosotros, en el Grupo Tierra Trivium. ¿Por qué decide escribir esta novela?

A.F.- Porque en mi mente surgió un buen día el concepto de la invasión. Mirando la televisión mientras almorzaba con mi mujer, me dije, «estamos invadidos, nos han invadido». Ahí empezó todo. Luego ese concepto se extendió y pasó de la televisión a todos los medios digitales que usamos. Y reflexione sobre cómo, sin darnos cuenta, esos medios tecnológicos alteran nuestros sistemas de valores. En muchos casos de manera irremediable, porque hay personas que se vuelven adictas, y se tornan enfermos. Una pandemia silenciosa, pero real. Luego, claro, elegí una gran metáfora como herramienta para narrar la historia. Nada más.

A.M.- ¿Qué ha sido lo más complicado a la hora de escribirla?

A.F.– Siempre lo más complicado es sentarse cada mañana a escribir. Me introduzco tanto en lo que pasa que soy cada personaje. Y siento como siente cada uno. Si hay sufrimiento y angustia, yo también experimento ese sufrimiento y esa angustia. Si un personaje es invadido por un miedo del que es incapaz de liberarse, yo también lo vivo. Es real. Y esa forma de escribir es dolorosa, mucho. Pero siempre supe (y cada día me convenzo más) que toda obra de arte ha de pasar el filtro del padecimiento. Si escribiese sólo para entretener a los demás, no me dolería, pero sabría que estaría traicionando mi verdadero compromiso vital. Por eso mis cuentos y novelas no las escribo para todo el mundo; no sólo busco lectores que compartan mis emociones, mis críticas, que vean la existencia de manera semejante a como yo lo hago, también busco lectores, por tanto, especiales, inteligentes y audaces. Lo más sencillo sería escribir lo que se llama un bestseller. Pero me sentiría vacío, como si engañase a los demás. No, ese mundo que trata el libro como pura mercancía no será nunca el mío. No.

A.M.- Por último, me gustaría saber si tiene algún autor de referencia o que le haya influido especialmente.

A.F.- Autores de referencia tengo muchísimos. Podría llenar varias páginas (y no es exageración) hablando de cada uno. Como soy un lector muy exigente (no leo cualquier cosa) cuando busco un autor, lo encuentro y me llena, ya es una referencia para mí. Pero, si quieres nombres, te puedo dar algunos:

Españoles: Leopoldo Enrique, Valle, Antonio Martínez, Pío, Delibes (sólo las primeras obras), Galdós, Unamuno, Blas de Otero, Cela (las primeras novelas), Cervantes (todo menos El Quijote, porque no lo he leído y no lo pienso hacer jamás).
Europeos: Andric, Cioran, Adorno, Benjamín, Hesse, Kafka, Zweigh, Balzac, Baudelaire, Goethe, Dickens, algún italiano y poco más.
Africanos: Chakri, Boudjedrá.
Rusos: Todos los que he leído. Sería tedioso poner todos esos nombres. Digamos los conocidos y algunos como Grigoróvich, excelente, pero al que casi nadie conoce.
Asiáticos: Kawabata, Mishima, Murakami, Soseki. Hay más, pero estos tres son los que más me han aportado.
Americanos: Rulfo, Arlt, Borges, Roa, Sábato, José Ingenieros, Márquez, Quiroga, Chinaski…

Debo aclarar que he sido tremendamente injusto con esta lista porque me dejo a muchos. Sólo he nombrado a autores de novelas y cuentos. Hablar de ensayo, teatro, poesía, historia… de manera profunda, sería otra cosa.

Muchas gracias Antonio, por darnos la oportunidad de conocerte mejor y, sobre todo, por formar parte del Grupo Tierra Trivium y por tu confianza en nuestro proyecto.

Entrevista realizada por Albahaca Martín Gon, editora y coordinadora del Grupo Tierra Trivium.

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.