Publicado el Deja un comentario

Entrevista a la autora Mari Carmen Sinti por su novela «Sudor frío»

sinti 4

Desde el Grupo Tierra Trivium queremos conocer mejor a una de nuestras autoras, Mari Carmen Sinti. Una mujer que nos ha sorprendido con su novela Sudor frío, que acabamos de publicar y de la que, como muy bien se ha anunciado en diferentes medios literarios y de prensa es «una primera novela que no parece una primera novela». Mari Carmen es, además de un estupenda escritora, una mujer luchadora que irradia alegría y buen humor.

Albahaca (AM).- Me gustaría saber por qué decides en un momento dado ponerte a escribir, emprender el camino literario.

Mari Carmen Sinti (MS).- Siempre he escrito. Yo era de las que mantenía correspondencia epistolar con amigos y familia cuando estaba de viaje, que en una época de mi vida fue continuo. Escribía cartas muy largas, de varias hojas y deseaba recibir una contestación de igual tamaño. Con la era del correo electrónico, yo seguí con mi correspondencia extensa. Por suerte o por desgracia, la comunicación se ha vuelto más rápida y directa por medio de los SMS primero, y los WhatsApp después.

Mientras, yo escribía relatos y vivencias, muchas veces en clave de humor. Nunca me había atrevido a probar con una novela. Bueno, no es del todo cierto. Con doce años empecé una historia de aventuras, influenciada por Los Cinco de Enid Blyton, que luego no supe gestionar.

AM.- Ciñéndonos ya a Sudor frío, la obra publicada ahora en el Grupo Tierra Trivium. ¿Por qué decides escribir esta novela, qué nos dirías para convencernos de su lectura?

MS.- Quería explicar algo verosímil, una historia que le sucediera a una mujer como tú y como yo, alguien que no tuviera nada que ver con el cuerpo de policía, ni fuera detective, ni periodista ni nada por el estilo. Alguien que, estando en su casa y bajo circunstancias extremas, se metiera donde no debe y llegara hasta el extremo que llega ella. Creo que todo el que lea Sudor frío puede sentirse identificado con alguno de los personajes porque son reales. Sus sentimientos, sus reacciones, sus diálogos. No se diferencian para nada de lo que hubiésemos hecho o sentido cualquiera de nosotros. Hasta tal punto que sufrimos con las protagonistas queriendo saber cómo acaba todo y hasta dónde las lleva el problema en el que se ven inmersas en su afán de investigar.

sudor frío.jpg

AM.- Hoy es catorce de febrero, día de los enamorados, el amor está en el aire, algún momento tórrido nos regalas en Sudor frío… Hablemos de amor y sexo en la Novela Negra. ¿Qué piensas acerca de esta combinación?

MS.- El amor y el sexo es una combinación idónea en cualquier personaje sólido y real. Todos tenemos nuestra parcela de sexo y amor en nuestras vidas. Es más, leí en una ocasión que hay una fase del sueño que pasa por el sexo, es decir, cada noche «vivimos» una escena caliente aunque después no la recordemos más que en algunas contadas ocasiones.

En el libro, la escena es la siguiente: Berta está en el coche. Junto con Clara van hacia un pueblo de la costa a una distancia de entre media y tres cuartos de hora. Ella recuerda que en aquel pueblo vivía cierta persona con quien tuvo un breve y apasionado romance y en aquel momento se abstrae —cayendo en el típico silencio que se hace a veces en el coche cuando los dos pasajeros se evaden con sus cosas—, pensando cómo se conocieron y lo que vino después. Que levante la mano quien, al recordar un ligue o un gran amor cuyo principio fuera apasionado, no reviva en su mente las fogosas escenas de cama que, con toda seguridad, protagonizaron aquel día o aquella noche y que, seguramente, su mente puede incluso haber potenciado y haberlas convertido en dignas escenas de cualquier película porno de dos o hasta tres rombos. Pues eso es lo que le pasa a Berta, no puede evitarlo como nos pasaría a cualquiera. Y os puedo asegurar que, si bien es una escena ardiente, no es para nada soez ni obscena. Es muy calentita.

A.M.- Entiendo, por lo tanto, que si un buen escritor quiere llegar al lector, hablar de lo corriente y de lo cotidiano, no debería ponerse la barrera de no hablar de sexo en su novela.

MS.- Te voy a contar una anécdota. Yo cada día publico unos chistes en Facebook. Pues de vez en cuando, y con aviso previo, los que escribo son de carácter X, subidos mucho de tono. Pues ese día tienen más visitas y likes que habitualmente, y la gente me los pide. Nos gusta el sexo, cómo no va a gustarnos algo que nos lo hace pasar bien. Lo que no nos gusta es que otros lo tengan y nosotros no.

AM.- Completamente de acuerdo, Mari Carmen. ¿Qué pecados crees que comete un mal escritor de novela negra?

MS.- Afortunadamente, en la vida real hay más escenas de sexo y amor que de asesinatos, por lo que, y viniendo a la pregunta de antes, y aprovechando que hoy es el día de los enamorados, me parecería un pecado que el escritor dejara de lado lo real, los sentimientos de los protagonistas, lo que sucede a diario, para centrarlo todo en lo más negro como el odio, la venganza o el crimen. Pocas novelas negras excluyen absolutamente los sentimientos de los personajes en el día a día y no por eso deja de ser una novela negra. Dejemos la falta de emociones y empatía solamente para los psicópatas. E incluso ellos pueden protagonizar alguna escena tórrida si con eso obtienen su propio beneficio. El mayor pecado de un escritor, sea de novela negra o de cualquier otro género, es dejar de lado la psicología y no ser capaz de crear personajes verosímiles en todos los aspectos.

sinti 3

AM.- ¿Tienes algún autor que te sirva de referente a la hora de escribir?

MS.- No me hagas esto… Tengo tantos referentes que no podría decirte uno solo. Es como la pregunta de si quieres más a papá o a mamá. Muchos, muchos son los autores que me hacen disfrutar y me saben llevar al mundo que han imaginado y a los que venero por ello. Si no fuera así, dispondría de mucho más tiempo libre del que dispongo, pues me faltan minutos en mi vida para leer todo lo que quiero. Cuando leo no sólo me quedo con la historia en sí. Recorro las frases, las construcciones, la palabra precisa, el lugar idóneo de utilizarla, saboreo la manera de explicarme, de narrarme, de describirme y me quedo con todo lo que me aporte cada uno. Leo y aprendo, absorbo, me empapo de cada línea y párrafo. Si cierras un libro y no has sacado nada de él, o has perdido la sensibilidad o el autor no tiene nada que ofrecer. Una de las dos cosas.

AM.- Cuéntanos sobre tus nuevos proyectos literarios.

MS.- Estoy en la fase de volcar sobre el papel la historia que llevo meses pergeñando en mi cabeza. En ella voy a tener que realizar un gran esfuerzo para relatar lo que va a sucederle a una serie de personajes muy variados y ser capaz de describir su personalidad a todos los lectores. Por supuesto que tocaré todos los sentimientos humanos, desde el amor hasta el odio, pasando por la venganza, la premeditación o a la inconsciencia. Quiero adentrarme en la maldad humana y cómo pasa desapercibido un psicópata tan integrado en la sociedad que no sabemos reconocerlo. Y, evidentemente, si ha de haber sexo, será del bueno. ¿No contestó Woody Allen, cuando se le preguntó si el sexo era sucio, que si estaba bien hecho sí lo era?

Muchas gracias por la entrevista, Mari Carmen. Desde el Grupo Tierra Trivium queremos transmitirte que estamos muy felices de contar contigo en nuestro proyecto.

Firmado: Albahaca Martín Gon, editora del Grupo Tierra Trivium

 

 

 

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.