Publicado el Deja un comentario

Políticamente incorrecto

500_F_175763077_51eqnCm9ZuARzUKdtYOhwqjbSn3oRbmM.jpg

Empezar cualquier proyecto es duro. Más aún, si la competencia es ingente y afilada. Por ello, tras mucho meditar acerca de cómo podría daros a conocer mi diario de impresiones sobre el mundo editorial, y a pesar de lo políticamente incorrecto de mencionar algunas de mis ideas, he decidido enfrentarme a mis propios temores (que no son otros que la opinión pública) y expresarme por mí misma, sin cortapisas, pasando por encima de imágenes de princesas que cumplen con las expectativas sociales para poder confesar el duro proceso que supone montar una editorial, así como los éxitos y decepciones que produce a lo largo del camino.

Como todos sabéis, este sueño (y, a veces, pesadilla) empezó en septiembre del 2017. El trabajo realizado hasta ahora por todos aquellos que lo componemos está siendo inenarrable. No obstante, el hecho de ver el crecimiento que la raíz arraigada a la tierra está teniendo a medida que pasan los días, supone el mayor reconocimiento que ninguno de nosotros podría esperar. Mucho menos, yo.

En esta habitación hablaremos de espacios amigos, amigos (a secas) y enemigos, opinión, autores, lectores, burocracia, y todo lo humano y divino a lo que Grupo Tierra Trivium se está enfrentando desde su nacimiento, por dos motivos fundamentales: transparencia ante aquellos que creen en nosotros y conocimiento para las nuevas generaciones emprendedoras que deseen enfrentarse al ‘pantano de los horrores’.

Porque ya sabéis que el pantano de los horrores tiene arenas movedizas, fuegos burbujeantes y RAG (roedores de aspecto gigantesco), y es mucho mejor si la experiencia se comparte para evitar que otros puedan caer en el horror o error.

Nos leeremos los martes. Hasta entonces, un abrazo.

Jimena Tierra

 

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.